Avería de trenes en Sevilla

Segundo día de averías en los trenes y retrasos de casi 5 horas a Madrid

  • El bloqueo de un tren en Majarabique que quedó sin electricidad afectó a tres trenes más

Uno de los viajerios afectados tomó esta foto al llegar la ambulancia. Uno de los viajerios afectados tomó esta foto al llegar la ambulancia.

Uno de los viajerios afectados tomó esta foto al llegar la ambulancia. / twitter (Sevilla)

Comentarios 1

Esta ha sido la semana negra de los trenes de Sevilla, con dos días de averías y cientos de viajeros sufriendo largos retrasos. Este viernes, en pleno 31 de agosto y con un calor tórrido, falló un tren Alvia que venía de Cádiz y se dirigía a Madrid en Majarabique, el punto donde todos cambian el ancho de vía. Este hecho bloqueó el paso de otros tres trenes que hacían ese mismo recorrido. Así pues, el balance del viernes fue de cuatro trenes de larga distancia entre Cádiz y Madrid afectados con retrasos de entre media hora y casi cinco horas.

El tren averiado se quedó parado durante horas y sin alimentación eléctrica (sin aire acondicionado) justo en el cambiador de Majarabique –a la entrada de la ciudad– por una avería en el pantógrafo y en los sistemas de freno. Debía llegar a Madrid a las 19:23 y no lo hizo hasta las 00:06, ya a medianoche.

Los 300 viajeros del tren averiado quedaron sin aire acondicionado poco antes de las cinco

De los 300 viajeros que llenaban el tren, varios, entre ellos una mujer embarazada, sufrieron golpes calor y requirieron la presencia de una ambulancia que dé asistencia médica. Y muchos perdieron las conexiones con aviones y otros transportes que tenían pagadas. Los empleados de Renfe estaban desbordados y hubo quejas porque nadie dentro del tren ni por megafonía les daba explicaciones de lo que estaba sucediendo.

Algunos pidieron un taxi que no pudo llegar a tiempo. La comida de la cafetería se agotó y se tuvieron que pedir bocadillos y agua a la concesionaria Ferrovial. Renfe tiene que devolverles el dinero del billete a todos. Y pagó alojamientos y taxis una vez llegaron a Madrid de madrugada.

El cambiador de ancho de vía de Majarabique donde se paró el tren. El cambiador de ancho de vía de Majarabique donde se paró el tren.

El cambiador de ancho de vía de Majarabique donde se paró el tren. / Adif (Sevilla)

El fallo del tren Cádiz-Madrid sucedió sobre las 16:55 de la tarde cuando le fallaron un pantógrafo (la pieza que se desliza por el cable de catenaria para tomar la energía) y los frenos en la salida del cambiador de ancho de Majarabique (para pasar al ancho de Alta Velocidad). El tren se quedó parado justo en la zona sin corriente del cambiador, donde no hay electricidad y se apagan todos los sistemas eléctricos (aire acondicionado, cafetería..).

El AVE que enviaron para remolcarlo hasta Santa Justa fracasó. Renfe explica que tampoco podían mandar autobuses para transbordarlos porque a esa zona de vías de Majarabique no se podía acceder. Así pues se pone un AVE en paralelo en las vías y se realiza el transbordo de viajeros de un tren a otro.

Los dos trenes Madrid-Cádiz bloqueados por este se desviaron por las vías del AVE hasta Santa Justa y de ahí bajaron los viajeros y se montaron en otro hasta Madrid y Cádiz. El retraso fue de una hora en ambos. El cuarto tren afectado iba de Madrid a Cádiz y sufrió una semora de 31 minutos.

En las redes sociales los viajeros afectados que llegaron a Santa Justa aseguran que había un gran despliegue policial en el momento de los transbordos de tren.

Ese mismo viernes por la mañana también sufrieron retrasos de hasta 40 minutos tres trenes de media distancia entre Sevilla, Málaga y Almería. A las 11:50 horas Renfe tuvo que sustituir un tren que iba a hacer el recorrido Sevilla-Málaga por registrar una avería. Los pasajeros pudieron subir al media distancia tras 34 minutos de demora.

En torno a las 12:55 horas otro media distancia que circulaba desde Málaga en dirección a Sevilla tuvo un retraso de unos 37 minutos y otro que iba desde Sevilla con destino Almería también sufrió un retraso de 40 minutos, ambos debido a un cruce con otro servicio ferroviario cuando se encontraban ala altura del municipio de Osuna.

En la semana, otro día negro de averías fue el miércoles, cuando se repitieron las averías en las vías ferroviarias de la capital y una segunda avería afectó ese día a una de las vías de la línea Sevilla-Cádiz. Fueron doce trenes los que, al menos, sufrieron retrasos por la rotura del cable de catenaria de una de las vías: seis trenes de media distancia(Sevilla-Huelva, Sevilla-Córdoba, Huelva-Sevilla, Sevilla-Almería, Sevilla-Córdoba y Sevilla-Cádiz), cinco trenes Alvia entre Cádizy Madrid, y hasta un AVE Sevilla-Madrid que esperaba a los viajeros retrasados que venían en los regionales hasta Santa Justa. También todos los Cercanías sufrieron retrasos.

Etiquetas

, ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios