Cine

¿Por qué Sevilla se abstiene en la carrera por la gala de los Goya 2020?

  • El gobierno de Juan Espadas ha mantenido conversaciones con la Academia de Cine para que el evento regrese a la capital en los próximos años, pero evita competir en 2020 con Málaga, que ha logrado el evento

  • La capital no renuncia a ser referente del sector y colabora en la creación de una academia andaluza

  • Hoy se ha dado a conocer la próxima sede

Espadas y Muñoz, junto a los nominados en 2019, en el Ayuntamiento de Sevilla. Espadas y Muñoz, junto a los nominados en 2019, en el Ayuntamiento de Sevilla.

Espadas y Muñoz, junto a los nominados en 2019, en el Ayuntamiento de Sevilla.

Comentarios 16

Sevilla logró romper una tendencia y, 18 años después, la gala de los Premios Goya se celebró fuera de Madrid. Todos los focos de la industria audiovisual apuntaron el pasado enero a la capital, que organizó con éxito en 2019 el mayor evento del sector y se apuntó un buen tanto en lo que supone promoción de la ciudad, embarcada desde el anterior mandato en una carrera para resituar a la ciudad en el mapa de España y del mundo. 

El acierto obligó de inmediato a otras ciudades españolas a entrar en una competición, entre ellas Málaga. Fue entonces cuando el Ayuntamiento de Sevilla, decidido a seguir apostando por este acontecimiento cultural, optó por dar un paso atrás para facilitar las opciones de esta otra ciudad andaluza, que partía como una de las opciones más fuertes junto a Mallorca y que finalmente acogerá el evento. 

En cualquier caso, el gobierno de Juan Espadas ha mantenido conversaciones desde enero con la Academia de Cine con la intención de mostrar el interés de la ciudad por seguir colaborando y, de hecho, se muestra convencido de que la gala regresará en breve, dado el positivo balance que hicieron los académicos tras el evento del pasado enero y el excelente momento que vive la industria de cine andaluza.

Pero no ha planteado la batalla a Málaga, una capital que a pesar de tener su consolidado Festival de Cine Español, no había mostrado hasta ahora interés por atraer la cita de los Goya, algo que ya fue criticado duramente por algunos académicos que ven con malos ojos esta falta de ambición. 

Sevilla, no obstante, no renuncia a ser referente para este sector en Andalucía a pesar de su abstención para 2020. La capital, con la firma de los convenios de colaboración, ha dado un paso más para convertirse en sede de la futura Academia Andaluza de Cine, como está recogido en la ley. Actualmente se están consensuando los estatutos de esta institución entre las empresas y asociaciones del sector.

La elección de la ciudad que albergará la gala de los Goya en 2020 se ha dado a conocer este lunes 29 de julio y la apuesta de Málaga, que era muy fuerte, ha resultado ganadora. Sólo tiene una desventaja: un palacio de deportes, el Martín Carpena, que tendrá que acondicionar para la ocasión, lo que supone un importante desembolso. En cualquier caso, la organización de esta cita cultural es rentable. Al menos, eso se mantiene desde el Ayuntamiento de Sevilla que hizo un desembolso cercano al millón de euros en 2019 que, junto con algunos patrocinios, sumaron 1.750.000 euros que se entregaron a la Academia del Cine.

El concejal Antonio Muñoz, junto a las actrices Rossy de Palma y Loles León, en la alfombra roja. El concejal Antonio Muñoz, junto a las actrices Rossy de Palma y Loles León, en la alfombra roja.

El concejal Antonio Muñoz, junto a las actrices Rossy de Palma y Loles León, en la alfombra roja.

¿Es mucho o poco? La promoción de la ciudad que se hizo resulta "impagable", según el gobierno municipal. La gala contó con 3.200 espectadores con todas las previsiones desbordadas y casi 1.000 académicos, cuatro veces más de los que lo hacen en cualquier edición. Además, cubrieron el evento más de 300 medios nacionales e internacionales acreditados y hubo ocho hoteles de la ciudad reservados al 100%, algo inusual en enero. El impacto económico directo en la ciudad rebasó los 5 millones de euros.

En realidad no hay candidaturas oficiales. La Academia de Cine, como responsable del evento, se reúne cada año para decidir el formato y organización de la gala y, el año pasado, tomó en consideración la posibilidad de sacar a la gala de Madrid. ¿Cómo fue? El Ayuntamiento de Sevilla no tuvo ningún contacto formal antes del verano de 2018. Pues todo se fraguó en unos meses a raíz de la elección de Mariano Barroso como presidente. Este director, tras un encuentro con Antonio Muñoz, concejal de Cultura del gobierno de Juan Espadas, vio con buenos ojos el ofrecimiento de la ciudad y, tras la insistencia mostrada por el Ayuntamiento, fue imposible de rechazar, según confirma a este periódico.

El matrimonio presentador, Andreu Buenafuente y Silvia Abril, en la cámara lenta de la alfombra roja El matrimonio presentador, Andreu Buenafuente y Silvia Abril, en la cámara lenta de la alfombra roja

El matrimonio presentador, Andreu Buenafuente y Silvia Abril, en la cámara lenta de la alfombra roja / RTVE

La experiencia de Sevilla fue también rentable para la propia Academia de Cine, que buscaba nuevos aires para una ceremonia en declive en los últimos años.  En Madrid, los Goya habían pasado a ser un evento más y el apoyo institucional ha ido menguando hasta casi extinguirse con el gobierno de Manuela Carmena. Sin esto y con un cada vez menor interés por parte de los patrocinadores, la gala suponía un gasto muy elevado para la propia Academia de Cine, sin entrar en la cuantía de las subvenciones por parte del Gobierno central. La organización de los Goya fuera de Madrid abrió también el abanico a patrocinadores locales

Málaga ha puesto en la balanza todos estos datos. El Ayuntamiento ya ha hecho una provisión de fondos de casi 1,4 millones de euros. Y asegura que cuenta con el apoyo tanto de la Diputación de Málaga como de la propia Junta de Andalucía que, en el caso de Sevilla, no aportó expresamente nada para esta gala, aunque sí lo hizo para otros eventos del sector, como la gala de los Premios del Cine Europeo.  El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y el vicepresidente de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España,  Rafael Portela, comparecerán mañana martes, 30 de julio, acompañados de la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, Patricia del Pozo; el presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado; y el presidente de Unicaja Banco, Manuel Azuaga. Una convocatoria que da idea ya del respaldo público y privado con el que contará la organización de la 34 edición de la gala de los Premios Goya.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios