Sevilla

Sushi para jóvenes, también en casa

  • l Calle San Juan de Ribera, 2. Teléfono: 954-381-803. 'www.restaurantekaede.com'

kaede

Al son de las bandas de cornetas y tambores que ensayan junto al Parlamento de Andalucía, abrió el 11 de febrero sus puertas el Kaede Suhsi Bar, veterano proyecto en Sevilla que se ha adueñado del local de la planta baja del Hotel Macarena. Nada nuevo para su chef y propietario, Yifan Shi, 18 años en Sevilla, que mantiene abierto otro Kaede en el 32 de Santa María la Blanca y fue largos años, tantos como 13, referencia de la mejor gastronomía japonesa por su homónimo restaurante del hotel Alfonso XIII.

Pero las cosas han cambiado, y Yifan se ha decantado en este nuevo espacio por "dar a conocer el sushi" y la cocina nipona en general "a los jóvenes". Con una precisión importante: "Seguimos dando la máxima calidad y el mejor servicio, pero con un coste normal". Los precios, conviene saberlo, han bajado mucho en relación con los que había en el fenecido Kaede del Alfonso XIII, y son algo más bajos, aclara Yifan, que en el de Santa María la Blanca.

Que el público joven está entre los objetivos del restaurante se nota desde la moderna decoración con toques orientales, de líneas sencillas y tonos oscuros con la excepción de los enormes carteles que anuncian algunas de las especialidades de la carta. Que además pueden degustarse cómodamente en casa: con el servicio de tele-sushi. El chef, de origen chino y especialista en cocina asiática, lo justifica: "Hoy en día, mucha gente pide este servicio, que les resulta más cómodo", y aclara que el sushi "no pierde calidad con el transporte", por si había dudas.

Con un aforo que ronda las 70 personas, y hasta ocho empleados entre cocineros y camareros los fines de semana, destacan en el Kaede el sushi, evidentemente; el sashimi; su teppanyaki y la tempura. Pero hay más. Y menos trabajo por parte de los camareros para explicar qué es cada cosa. "Ha cambiado mucho la mentalidad. Muchos clientes ya saben lo que les gusta", cuenta Yifan, que confirma que, cuando aterrizó en Sevilla, el desconocimiento de la gastronomía japonesa era supino: "Pero llevamos muchos años y la gente ahora viaja mucho".

Sentados a la mesa, una buena opción puede ser comenzar con unos rollitos fritos, pedir tal vez un sushi variado, seguir con una tempura, con su langostino y su verdura mixta rebozada, y rematar con el yakisoba o el teriyaki, o con los dos, en función del hambre de cada uno. Divertida es la opción de pedir el temaki sushi, rollito con salmón, langostinos y vegetales que cada comensal hace con sus propias manos. Los novatos pueden decantarse también por los diferentes menús, que a razonable precio permiten conocer buena parte de la carta, y dejar peticiones más concretas para posteriores visitas. Que no serán raras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios