Sevilla

La UE evaluará en Sevilla uno de sus mayores proyectos de drones

  • La Universidad de Sevilla señala que servirá para eliminar accidentes en trabajos en altura

Demostración del uso de un dron durante la celebración de un salón internacional de Seguridad. Demostración del uso de un dron durante la celebración de un salón internacional de Seguridad.

Demostración del uso de un dron durante la celebración de un salón internacional de Seguridad. / M. G.

Los próximos 19 y 20 de septiembre varios expertos de la Comisión Europea (CE) en el área de robótica comprobarán en el Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales (Catec) el avance de uno de los mayores proyectos europeos de robots aéreos de uso civil, Aeroarms. En este proyecto, que terminará en 2019, y que está dotado con un presupuesto de más de 5,7 millones de euros participan cinco países, Alemania, Francia, Italia, Suiza y España, según una nota de la Comisión Europea.

Además de la Universidad de Sevilla, la entidad coordinadora del proyecto, el Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales (FADA-Catec) y la Universidad Politécnica de Cataluña, en Aeroarms participan los centros de referencia aeroespacial de Alemania, Italia y Francia: el Centro Aeroespacial Alemán, el Centre National de la RechercheScientifique francés, el Consorcio de Universidades italianas Create así como cuatro empresas de reconocido prestigio como las alemanas TÜV Nord Systems y Elektra UAS, y las suizas General Electric Inspection Robotics y Sensima.

En esta ocasión los expertos de la Comisión Europea validarán los avances del proyecto Aeroarms desde la ultima revisión en Toulouse en 2017 en la que las pruebas resultaron un éxito demostrando por primera vez como un robot aéreo con un brazo y un sensor de corrientes de defecto integrado en el brazo realizaba medidas en una tubería. Se realizarán demostraciones tanto en exteriores, en el municipio de Alcalá del Río, como en interiores, en el testbed del Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales.

Los métodos y tecnologías desarrollados en Aeroarms son muy relevantes a la hora de realizar tareas de inspección por contacto y mantenimiento industrial, tales como inspeccionar grietas y determinar el espesor de las paredes de una tubería elevada. Estas actividades involucran cada año miles de millones de euros de coste y trabajos en altura peligrosos para los trabajadores.

El coordinador del proyecto, el catedrático de robótica de la Universidad de Sevilla, Aníbal Ollero, ha señalado que “con esta tecnología se eliminan accidentes en trabajos en altura y se pueden ahorrar 700.000 euros al año solo en una refinería, 600 millones de euros en Europa o 1.200 millones en todo el mundo”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios