Educación

La Universidad de Sevilla se desmarca de la Junta y crea nuevas titulaciones

Alumnos en uno de los pasillos del edificio del Rectorado. Alumnos en uno de los pasillos del edificio del Rectorado.

Alumnos en uno de los pasillos del edificio del Rectorado. / Belén Vargas

La Universidad de Sevilla mantiene su intención de ampliar su catálogo de títulos y lo hace al margen de la Junta de Andalucía, que trabaja en un nuevo mapa de titulaciones "más realista y coherente". La Hispalense le echa así un pulso al ejecutivo andaluz y se adelanta a su reajuste, al igual que ya está haciendo la Universidad de Granada.

Las críticas sobre duplicidades de grados no han cesado en los últimos años. Ya durante la etapa del exconsejero Antonio Ramírez de Arellano, la Junta tenía la intención de reajustar el mapa de titulaciones actual, vigente desde 2010. Pero siempre ha existido un muro firme, las universidades, que se niegan a perder títulos, y menos aún a favor de las universidades privadas.

El espíritu de la nueva Junta PP-C's es analizar aquellos títulos con escasa demanda y la posibilidad de fusionar estudios. Recientemente, el consejero de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, Rogelio Velasco, aclaró que "a priori" no tiene la intención de suprimir o eliminar grados, pero, sí aboga, a la hora de diseñar este nuevo catálogo, por poner el foco "en su composición y adecuación al entorno", utilizando criterios de "eficacia y calidad". 

Para Velasco, la oferta de grados en Andalucía, que supone el 13,5% de la oferta total de las universidades españolas, no tiene por qué ser excesiva "siempre que responda a criterios de eficiencia" y se evite la "duplicidad de costes" y la "inadecuación de la oferta a la demanda", señaló el consejero.

La oferta de grados de Andalucía supone el 13,5% de la oferta total de las universidades españolas

Antes de que la Junta presente el nuevo mapa, previsto para la próxima primavera, la Universidad de Sevilla ha hecho sus deberes y ha aprobado en consejo de gobierno incluir cuatro nuevas titulaciones a su oferta formativa: un doble grado en Derecho y Filosofía, un doble máster universitario en Ciencias del Trabajo y Gestión y Desarrollo de Recursos Humanos y dos nuevas dobles titulaciones internacionales.

El ejecutivo andaluz tendrá ahora que dar su visto bueno, o no, a esta nueva oferta académica y decidir si estas nuevas titulaciones encajan en su nuevo mapa.

En una situación similar se encuentra la Universidad de Granada, que espera que la Administración de luz verde al grado en Ingeniería de la Energía, que ya fue aprobado por su consejo de gobierno en 2012, así como a otros nuevos estudios en el área tecnológica.

"En los últimos 20 años se ha repetido insistentemente esta idea de las duplicidades de títulos, de la excesiva presencia de instituciones universitarias y la calidad mediocre a nivel internacional de las universidades públicas ¿No es llamativo que seguimos teniendo el mismo número de universidades públicas y se han más que duplicado el número de universidades privadas? Lo público sigue como estaba, no ha crecido, y lo privado sí", indicó recientemente el rector de la US, Miguel Ángel Castro, en una entrevista a Diario de Sevilla. "Cómo es posible que se piense que hay duplicidad de títulos y, al mismo tiempo, se permitan títulos a universidades privadas. Espero que la Junta haga una reflexión y que también tenga un modelo para las universidades privadas a este respecto".

Miguel Ángel Castro, rector de la US: "Cómo es posible que se piense que hay duplicidad de títulos y, al mismo tiempo, se permitan títulos a universidades privadas"

La pasada primavera, la Junta autorizó tres nuevos títulos a la Universidad de Almería (Química, Ciencias Ambientales y Trabajo Social), dos grados a la privada Universidad Loyola, con sede en Sevilla y Córdoba (Gestión y Administración Pública y otro en Ingeniería de las Tecnologías Industriales) y uno a la Pablo de Olavide (Relaciones Internacionales). Esta decisión para universidades como la de Granada supuso "cierta deslealtad" con el resto de instituciones andaluzas.

"En Andalucía hay un interés en este momento importantísimo en las universidades privadas. Hay ciudades que han reservado espacios urbanos para universidades privadas. Cuando encuentre a algunas de las universidades privadas existentes o proyectadas en alguna clasificación de esas que nos dicen que nosotros no estamos, me llama para ir con usted a celebrarlo, porque es bueno que haya un sistema universitario potente, público y privado. A pesar de todo, seguirán atacando al sistema público", continuaba Miguel Ángel Castro.

A Vicente Guzmán, rector de la Universidad Pablo de Olavide, en Sevilla, por el contrario, le preocupa "el enfoque" con el que se lleve a cabo el nuevo mapa: "Creo que este mapa debe funcionar sobre tres ejes. El primero es que no se puede crecer indefinidamente en titulaciones, el crecimiento tiene que estar dimensionado. No podemos pretender que cualquier idea que tengamos se convierta en una titulación nueva e implantar nuevos títulos como si no hubiera un mañana". 

Para Guzmán, el segundo eje sería trabajar con las titulaciones ya existentes. "Muchas de las preguntas que hay que resolver en términos de necesidades sociales, de empleo o productividad podrían responderse modernizando y actualizando los títulos que ya tenemos. Esto siempre es más viable que implantar títulos a pulmón". Y, en tercer lugar, "si planteamos titulaciones nuevas, que sean con una visión generalista. La mayoría de los empleos del futuro no se han creado aún y el problema es que no sabemos cuáles son, no podemos formar en abstracto. Por tanto, la formación no puede ser concreta, tiene que ser abierta y que la especialización llegue a través de los posgrados".

El sistema universitario andaluz cuenta con 11 universidades, 34 campus, 21 sedes universitarias y 159 centros propios y adscritos

Para trazar los límites del mapa universitario andaluz es necesario hacer números. El sistema cuenta con diez universidades públicas, más una de titularidad privada. Se contabilizan 34 campus (de los que 32 son públicos) y 21 sedes universitarias. Hay 159 centros, de los que 143 son propios y el resto figuran como adscritos. Todo esto suma un total de 209.301 estudiantes repartidos en una basta oferta de grados, según los datos del Ministerio de Educación publicados en la última edición de Datos y cifras del sistema universitario español. Lo llamativo de esta última cifra es que más de la mitad de estos estudiantes se concentran sólo en dos universidades: Sevilla y Granada.

Dentro del Distrito Único Andaluz (DUA) se contabilizan 210 grados y dobles grados diferentes, la última apuesta de las universidades andaluzas para destacar en este singular mapa. De esa amplia oferta, el 44% títulos de grado y doble grado se encuentran en más de una universidad.

Hay títulos que se ofertan en un único centro o facultad, mientras que otros destacan precisamente por lo contrario y se han extendido por todo el territorio de forma notable. Un ejemplo de la primera situación es el grado en Veterinaria, que sólo puede cursarse en Córdoba. En el otro extremo, Educación Infantil o Educación Primaria, que se ofertan en 17 campus y centros asociados a lo largo y ancho de la comunidad. 

Enfermería y Educación Primaria se imparten en 17 centros, Derecho en 12 y Administración y Dirección de Empresas en 14

Pero, ¿resulta acorde la oferta de grados con la demanda de los estudiantes? La nota de corte puede dejar entrever que muy posiblemente la creación de otro grado de Veterinaria tendría aceptación. En el último proceso se exigió un 11,120 sobre un máximo de 14. Sin embargo, hay otras variables. En Primaria, que se puede estudiar en un total de 17 centros o facultades andaluzas, la nota de acceso oscila entre el discreto 5 –el mínimo para acceder a la Universidad– y el 8,9. Esta brecha indica que no sólo atrae un determinado grado, sino que la demanda también se concentra en determinados centros. 

Otros ejemplos son Administración y Dirección de Empresas, que puede cursarse en 14 centros y facultades andaluzas; Derecho, que se oferta en doce centros; y Enfermería, en 17.

En los últimos ocho años, la Universidad de Sevilla ha perdido 13.000 alumnos y este curso 2019-2020 arrancó con plazas libres en 24 de los 108 grados que oferta, la mayoría de ellos del área de Humanidades y Ciencias Sociales.

No hay duda de que una Universidad proporciona una inyección económica a la ciudad en la que se encuentra. Pero la pregunta es si era necesario que cada una de las ocho provincias andaluzas tuviera su propia universidad y su propia facultad de Medicina o Derecho, o si bastaba con una buena política de becas de movilidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios