Mano dura contra los incumplidores

Urbanismo deniega dar licencia a los apartamentos del Corral de San José

  • El juzgado mantiene que el arquitecto no era competente para redactar el proyecto que adecuaba el inmueble BIC al uso hotelero

Patio central típico de los antiguos corrales sevillanos en el inmueble de Jimios 22. Patio central típico de los antiguos corrales sevillanos en el inmueble de Jimios 22.

Patio central típico de los antiguos corrales sevillanos en el inmueble de Jimios 22. / Víctor Rodríguez

Urbanismo deniega dar licencia a los apartamentos turísticos del Corral de San José. Los técnicos han quedado enterados de una sentencia favorable a los intereses de la Gerencia dictada por el juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 10 de Sevilla (con fecha del 8 de marzo de 2019) que desestima el recurso interpuesto por la empresa contra un acuerdo del consejo de gobierno que declaró no competente a un arquitecto técnico para la redacción de un proyecto para adecuar el inmueble enclavado en el número 22 de la calle Jimios al uso hotelero.

El primer expediente sobre estos apartamentos turísticos que existen en el antiguo convento y hospital situado a escasos metros de la Catedral fue abierto hace seis años. La novedad más importante tuvo lugar tres años después de que una resolución declarase no competente a un arquitecto encargado del proyecto para construir 15 apartamentos en este Bien de Interés Cultural (BIC) distribuidos entorno a un patio central típico de los antiguos corrales sevillanos. La sentencia del juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 10 de Sevilla no es firme, por lo que la empresa podrá recurrir lo que estime oportuno dentro del plazo.

En el portal de los apartamentos son descritos como “una estancia fabulosa con decoraciones diferentes, todas equipadas con cocina con frigorífico y placa de cocina. Con televisor de pantalla plana y conexión a internet wifi gratis”.

El primer expediente sobre este alojamiento turístico fue abierto hace seis años

El Corral de San José está inscrito por la Consejería de Cultura en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz como lugar de interés etnológico. Los orígenes del inmueble se remontan al siglo XVIII, época en la que se construyó en el solar que había ocupado primero un convento y luego un hospital del gremio de los carpinteros de ribera a cuyo patrón, San José, debe su nombre. El edificio mantiene una estructura de corral, con la ubicación de habitaciones entorno a un patrio central, aunque en este caso destaca por ser uno de los escasos ejemplos que aún perviven del modelo de colmatación u ocupación del solar residual o interior de una manzana. Como casa de vecinos, conserva además el modo de vida tradicional asociado a estas.

En su declaración como lugar de interés etnológico, la Junta resaltó su valor testimonial como exponente de un tipo de construcción que se caracterizó por su relación entre lo público y lo privado, donde hubo talleres, comercios y viviendas. El patio mantiene la fuente, suelo y naranjo originarios. Estos días se encuentra decorado con farolillos de Feria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios