patrimonio | nuevos usos en un bien de interés cultural

Urbanismo autoriza apartamentos en el conjunto de la Casa de la Moneda

  • Una promotora edificará tres viviendas turísticas en la finca que linda con la reforma paralizada desde hace seis años en la entrada principal

  • Patrimonio decidirá si permite que se reinicie la obra

La Gerencia de Urbanismo ha concedido a una promotora la licencia de obras necesaria para cambiar el uso de local a hotelero con el objetivo de construir tres apartamentos turísticos en el inmueble de la Casa de la Moneda que linda con la obra paralizada desde el 20 de enero de 2011. El motivo fue la querella presentada por la Fiscalía de Urbanismo y Patrimonio Histórico contra el arquitecto y el promotor de unos pisos, al entender que se levantó un ático inexistente y se destruyeron unos muros de valor histórico de los siglos XVIII y XIX.

La autorización solicitada por Apartamentos Turísticos Casa de la Moneda ha estado un año a la espera de que los técnicos de la Gerencia otorgaran la correspondiente calificación ambiental previa a la actividad. El resto de los informes preceptivos son favorables, incluido el de la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía. Tras analizar la documentación presentada por la promotora, sus miembros acordaron por unanimidad informar favorablemente sobre el proyecto para levantar tres viviendas para turistas en los números 4, 6 y 8 de la calle Joaquín Hazañas.

El Plan General de Ordenación Urbana de Sevilla otorga un nivel de protección C (protección parcial en grado 1) al inmueble, que se encuentra incluido en el ámbito de la Casa de la Moneda (declarada Monumento Histórico Artístico y Bien de Interés Cultural) y dentro del Planeamiento Especial de Protección del Conjunto Histórico de Sevilla.

Los elementos a proteger en esta vivienda singular que cuenta con tres plantas más ático son la fachada, las primeras crujías completas y las cubiertas. Las obras planteadas por los arquitectos consistirán en la distribución interior de los apartamentos, de manera que todos los espacios (salones y dormitorios) dispongan al menos de una ventana hacia el exterior. Asimismo, la idea es aprovechar los salientes más profundos del local para ubicar en esos espacios las cocinas. En el espacio en el que se edificarán las viviendas ha estado abierta en los últimos años una lavandería y ha servido de almacén para uno de los establecimientos de hostelería cercanos. Las plantas superiores se encuentran utilizadas como pisos.

Pegado a este inmueble se encuentra la obra paralizada desde hace más de seis años por una querella presentada contra el arquitecto autor del proyecto, un técnico y la empresa promotora, a quienes la Fiscalía imputó delitos contra el patrimonio y contra la ordenación del territorio. En la demanda se argumentó que se levantó un ático inexistente con anterioridad, se destruyeron unos muros de valor histórico de los siglos XVIII y XIX, los trabajos se realizaron aportando en el proyecto datos que eran falsos y el arquitecto infló la superficie construida para favorecer al promotor.

El proyecto bloqueado contempla ejecutar diez viviendas y dos locales comerciales

La Justicia absolvió a los acusados del delito contra la ordenación del territorio, pero los condenó a seis meses de cárcel por un delito contra el patrimonio (la Fiscalía solicitaba dos años de cárcel). Además, fueron multados con 7.200 euros por un delito contra el patrimonio, imponiéndoles la inhabilitación para profesión u oficio relacionado con la construcción por un tiempo de un año, y con una indemnización de 94.676 euros a la Consejería de Cultura.

El proyecto de diez viviendas y dos locales comerciales en el edificio de entrada no se encuentra en el olvido.

La Sociedad Patio del Tesorero está a la espera de un informe favorable de la Comisión Provincial de Patrimonio que permita reiniciar los trabajos, ya que la sentencia no anuló la licencia de obra concedida.

Si la Junta de Andalucía otorga su visto bueno, la Gerencia de Urbanismo podrá autorizar el reinicio de las obras. La portada y su entorno son la única zona del recinto que aún no ha sido rehabilitada. El resto de las viviendas fueron ya restauradas y rehabilitadas a lo largo de la década de los 90. En ellas hay tanto casas particulares como sedes de organismos oficiales.

La fachada principal, actualmente muy ennegrecida por la acción del paso del tiempo y por la polución que genera el tráfico rodado, es una obra artística que atribuida al ingeniero militar Van der Borcht. Fue concluida en el año 1763, es de estilo clasicista y durante muchos años ha estado considerada, dadas sus características singulares, como de autor desconocido.

La antigua fábrica fue objeto de numerosas reformas durante el siglo XVIII. La actividad constructiva en el recinto continuaría hasta los años treinta del siglo XX. A partir de entonces entró en el abandono y la degradación, que seguiría agravándose durante la posguerra y en los años 60 y 70. En los 80 estaba prácticamente en ruinas y las autoridades locales pusieron en marcha un plan especial para su rehabilitación.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios