Pisos turísticos Urbanismo elaborará una ordenanza para limitar el número de pisos turísticos

  • La superficie de las viviendas será uno de los criterios para legalizarlas

  • Los vecinos tendrán más fácil presentar quejas por las molestias ocasionadas en los alojamientos

Varios bloques de viviendas en la calle Velázquez, una de las zonas más concurridas de la ciudad. Varios bloques de viviendas en la calle Velázquez, una de las zonas más concurridas de la ciudad.

Varios bloques de viviendas en la calle Velázquez, una de las zonas más concurridas de la ciudad. / juan carlos vázquez

Comentarios 36

Una ordenanza para limitar el número de pisos turísticos que proliferan por los distintos barrios de Sevilla. Será elaborada por los técnicos de la Gerencia de Urbanismo a través de una modificación de la normativa urbanística, lo que servirá para reconocer el fenómeno e integrarlo a la ciudad. Esta limitación, que se impondrá desde el mismo momento en que el propietario solicite legalizar su vivienda para alojar turistas, controlará las superficies, plantas o perímetros de los inmuebles. Aún no están definidos cuáles serán los requisitos que deberán cumplir. Esta fue una de las medidas aprobadas ayer por los grupos políticos en sesión plenaria de una moción presentada por Izquierda Unida con el título Respuesta al uso turísticos de viviendas de alquiler, garantizando el derecho a la vivienda y el derecho a la ciudad.

Un segundo acuerdo es que el Ayuntamiento inicie una campaña de colaboración ciudadana para detectar viviendas y facilitar a los vecinos la presentación de quejas por las molestias ocasionadas por estos alojamientos. Durante la modificación de la normativa urbanística se estudiará la posibilidad de reconocer la presunción de uso turístico cuando las viviendas se oferten o comercialicen por cualquier canal de oferta turística. En materia fiscal se pretende que el proyecto de ordenanzas fiscales del año que viene cuente con una tasa por el inicio de la actividad a modo de compensación a la ciudad; la aplicación del tipo diferenciado en los diferentes tributos al tratarse de inmuebles que no tienen un uso residencial; y la aplicación de importes diferenciados en la tasa de basuras.

El acuerdo incluye que los grupos políticos y los representantes de los vecinos de las zonas más afectadas de la ciudad tengan presencia en la Mesa para la Lucha contra la Oferta Ilegal de Alojamientos Turísticos de la Ciudad; que se dote de más medios materiales y personales la labor de inspección con el objetivo de aflorar las viviendas ilegales; poner en marcha una campaña de publicidad para informar a la ciudadanía (visitantes y residentes) de sus derechos y de sus deberes en materia de viviendas con fines turísticos; instar a la Junta de Andalucía a que dote de mayor transparencia al Registro de Turismo Andaluz (RTA) para que los datos de las viviendas con fines turísticos registradas sean accesibles y públicos para cualquier ciudadano; y pedir al gobierno andaluz que dote de medios materiales y personales la labor de inspección turística. Por último, mostraron su apoyo a la proposición de Ley para regular los alquileres abusivos y mejorar las garantías y el acceso a la vivienda en alquiler registrada por el grupo confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea en el Congreso.

Durante el debate político, Daniel Gonzáles Rojas (portavoz de IU) avisó de que la "turistificación" está ocasionando un preocupante aumento en los precios de los alquileres y generando problemas de convivencia en muchas comunidades de vecinos. "No se trata de criminalizar esta actividad, sino de empezar a ponerle coto y aumentar el control municipal y ciudadano", avisando de que un informe recoge la existencia de 1.495 viviendas con fines turísticos registradas en Sevilla frente a las 9.179 "no registradas". En el texto se expone que la proporción entre el número total de viviendas con fines turísticos y las familiares arrojan un índice de presión turística que en el caso del Casco Antiguo es de un 19'7%. Es decir, de cada diez viviendas en el centro dos están destinadas a fines turísticos.

Desde la bancada socialista, Antonio Muñoz (concejal de Hábitat Urbano) reconoció este "problema", aunque precisó que la ciudad "no está saturada de turismo". Tras señalar que las medidas adoptadas no son "suficientes", expuso que el gobierno no ha permanecido "impasible", apostando por actuar sin "satanizar" el turismo. Ciudadanos admitió que Sevilla tiene"un problema" en la materia, y en el caso del Partido Popular, la concejal Carmen Ríos, recordó el peso del sector turístico en la socioeconomía de la ciudad, llamando a tomar medidas para no "morir de éxito". "Tenemos un problema y hay que lograr un equilibrio entre visitantes y residentes", comentó antes de defender que el sector turístico "cumple todos los requisitos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios