Sevilla

Vargas LLosa participa en Sevilla en el congreso mundial del español

  • Con motivo del 50º aniversario de 'Conversación en La Catedral', el Nobel forma parte de los actos que se celebrarán en Sevilla del 4 al 8 de noviembre

Mario Vargas Llosa. Mario Vargas Llosa.

Mario Vargas Llosa. / Archivo

Sevilla será la sede de la lengua española del 5 al 8 de noviembre. La ciudad que fuese el gran puerto de expansión del castellano a toda América recibirá a escritores y académicos, leerán sus obras en público, presentarán libros y abordarán la pureza y unidad del idioma. El Nobel Mario Vargas LLosa será no de ellos, conversará con el periodista Juan Cruz sobre el medio siglo de su Conversación en La Catedral, novela grande como un templo y, en su momento, rompedora con los modos de contar.

Las 23 academias del español, incluida la Real (RAE), participarán en este congreso que se celebrará en distintas sedes de la ciudad. Básicamente, en el Ayuntamiento, en la sede de la Fundación Cajasol y en otros edificios singulares, como los Alcázares. El español lo hablan 580 millones de personas, y entre las academias están todas las americanas, algunas africana (Guinea) y asiática (Filipinas). La última en ingresar en esta asociación es la de judeo español, una joya arqueológica de los sefardíes españoles que han conservado el modo de hablar de los tiempos de Isabel de Castilla, la reina que los expulsó.

Las actividades del congreso tienen una agenda técnica, para los académicos de los 23 países, y otra abierta al público, que es de carácter cultural, y contará, entre otros, con el citado Mario Vargas Llosa, Leonardo Padura, Juan Mayorga, Carmen Riera y Arturo Pérez Reverte. En la plaza de San Francisco, por ejemplo, se hará una lectura ininterrumpida de Rayuela, de Cortázar, en el que podrán participar todos quienes quieran. Padura, Fernando Iwasaky y Carmen Riera conversarán el lunes 4, en el preámbulo del congreso, sobre la existencia de una literatura hispanoamericana.

El director de la RAE, Santiago Muñoz Machado, ha explicado esta mañana en Madrid que “la novedad de este congreso, respecto a los anteriores, es el programa cultural, más denso y extenso que los otros”. El último se celebró en México. Fue, precisamente, este país el que creó esta asociación de academias en 1953, cuando el país estaba bajo el mandato de Miguel Alemán. El principal logro histórico de la Real Academia ha sido precisamente hacer del español de España, de Chile o de Guatemala un mismo idioma, con una misma ortografía y una misma gramática.

Los Reyes clausuran el congreso el 8 de noviembre en el Cartuja Center. Ese día se también presentarán las Obras Completas de Cervantes, dirigido por Francisco Rico. Ese mismo día se expondrá un proyecto sobre lengua española e inteligencia artificial. Se trata de definir con varias empresas tecnológicas, las más importantes del sector, cómo hablarán la lengua no ya los humanos, sino las máquinas.

Mario Vargas Llosa reflexionará (7 de noviembre, 20:00 horas, patio de Cajasol) acerca de los cincuenta años de la publicación de Conversación en La Catedral, y Arturo Pérez Reverte (6 de noviembre, 20:00 horas, patio de Cajasol) hablará sobre su último libro, dedicado al Cid. El dramaturgo Juan Mayorga estará a cargo de la representación teatral La lengua en pedazos, a partir del Libro de la Vida de Teresa de Jesús. La obra de Mayorga está interpretada por dos actores.

El congreso también servirá para adelantar la 24º edición del Diccionario de la RAE, tendrá una edición digital. Ahora cuenta con 93.000 entradas. Con el nuevo sostén, se incorporarán muchas más palabras de uso, porque el número no estará constreñido por el formato físico. Muñoz Machado defiende, en contra de la voluntad de algunos académicos, que las siguientes ediciones se sigan imprimiendo en papel. En principio, se había decidido que sería la última edición en libro, pero Muñoz Machado se niega a esta extinción.

Una de las polémicas que se plantea sobre la lengua es el llamado lenguaje inclusivo. El asunto es grave en Argentina, donde comienza a utilizarse la letra e como sustitución de los géneros. Niñes, todes o alumnes, que se han llegado a emplear en debates parlamentarios. La RAE no va a "legislar" sobre el lenguaje inclusivo, aunque si el uso terminase por generaliza algún cambio sí lo integrará.

 

 

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios