Sevilla

Vecinos de Pino Montano denuncian el repunte de robos en la zona

  • Según el presidente de la asociación de vecinos 'Entreparques', "la novedad" es el robo del cableado de las farolas, provocando numerosos apagones.

Los vecinos de la barriada sevillana de Pino Montano han alertado de que sufren un repunte en los robos callejeros y en establecimientos comerciales que en las últimas semanas ha derivado incluso en apagones durante varios días en la parte más reciente del barrio, como las nuevas promociones de viviendas que se alzan en el entorno de calles como Estrella Rigel, Estrella Proción, Estrella Altair o Estrella Régulo, debido a una nueva modalidad de sustracciones en las farolas de la vía pública.

El presidente de la asociación de vecinos 'Entreparques', Emilio Cubiles, ha expuesto que la "nueva moda" consiste en la apertura de las ventanillas de las farolas y enganchar los cables del suministro a un ciclomotor u otro vehículo similar, para posteriormente ponerlo en marcha y tirar así del cableado hasta sacar "varias decenas de metros que luego venden como cobre".

"El cableado afecta a un montón de farolas, lo que propicia que todo ese sector se quede a oscuras", ha explicado Cubiles, añadiendo que este tipo de robo ha afectado principalmente tanto a las nuevas viviendas ubicadas detrás del Instituto de Educación Secundaria 'Julio Verne', "probablemente porque están en una zona más arrinconada y sin vigilancia", como al entorno de la calle Sembradores. 

El dirigente vecinal ha atribuido tanto estas sustracciones como el aumento de incidentes en negocios de calles comerciales como Corral del Agua o Cortijo de las Casillas,  a la falta de vigilancia policial en las calles, pues "aunque la Nacional se salva un poco, porque se les llama y suelen acudir, la Local brilla por su ausencia". Un ejemplo del repunte de robos es el atraco a una sucursal bancaria acontecido este pasado miércoles en la calle Agricultores.

Y es que, a su juicio, el principal fallo en la labor de la Policía Local consiste en el hecho de que sus patrullas se realizan sin salir del vehículo, con lo que, por una parte, se pierde presencia disuasoria y, por el otro, "hay infracciones de las ordenanzas como los excrementos caninos o el agua de los aires acondicionados que no pueden ver porque no van por la acera".

Ha añadido que esta delincuencia "menor", de "choricillos de poca monta menores de edad", podría erradicarse con patrullas policiales a pie, apostillando que "por dejadez, por no estar a gusto o por la razón que sea vemos que hay policías que no actúan a pesar de ver a jóvenes haciendo 'caballitos' con las motos o sin casco". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios