Distrito Norte

Vuelven a robar el cerramiento del Parque Norte

  • Las denuncias vecinales caen en saco roto ante el constante saqueo de este vallado perimetral del parque que linda con el asentamiento del Vacie y con el tanatorio de la Ronda Urbana Norte

No queda en pie un solo tramo de vallado del parque en la fachada que da a la Ronda Urbana Norte. No queda en pie un solo tramo de vallado del parque en la fachada que da a la Ronda Urbana Norte.

No queda en pie un solo tramo de vallado del parque en la fachada que da a la Ronda Urbana Norte. / R.S. (Sevilla)

El Parque Norte junto al asentamiento chabolista de El Vacie que se construyó con fondos europeos durante el mandato de Soledad Becerril (PP) no deja de dar quebraderos de cabeza al Ayuntamiento de Sevilla por los continuos robos de su cerramiento metálico. Cada vez que se repone, que han sido al menos tres veces según los vecinos, el gobierno de la ciudad se gasta 700.000 euros, una cantidad nada despreciable.

Se ha repuesto varias veces y cada vez el Ayuntamiento se gasta 700.000 euros

A día de hoy, los tramos del vallado han desaparecido por completo en la fachada del parque que da a la Ronda Urbana Norte y sólo quedan en pie las decenas de bloques de hormigón que sostenían el material de hierro. Estos bloques están pintados con grafitis. Hasta el mes de marzo quedaba algún tramo metálico vivo en este punto, pero ya no.

El lateral del vallado que da al carrefour Macarena conserva algo de hierro, pero es cuestión de días o semanas que desaparezca, a juzgar por lo sucedido en todo el perímetro de este espacio verde.

Parte de la valla que sobrevive en el lateral del carrefour Macarena, en una imagen tomada esta semana. Parte de la valla que sobrevive en el lateral del carrefour Macarena, en una imagen tomada esta semana.

Parte de la valla que sobrevive en el lateral del carrefour Macarena, en una imagen tomada esta semana. / Víctor Rodríguez (Sevilla)

A base de destrozarlos a golpes se han ido llevando uno a uno cada tramo de valla sin que nada haya sucedido. Se han llevado en la mayor parte de esta zona hasta el marco que sujetaba la reja. El material metálico sustraído se ha vendido en las chararrerías cercanas para lograr una sustanciosa cantidad de dinero.

Los vecinos de los barrios del entorno están cansados de la cantidad de veces que los diferentes gobiernos locales que han ido llegando reponen este vallado y poco tiempo después vuelve a ser robado. El primero en reponer la valla fue Monteseirín en el año 2010.

Jesús Gil, de la Asociación de Vecinos Nuevas Estrellas de Pino Montano, ha puesto varias denuncias sobre estos robos, la última de ellas ante la Policía Local y ante el distrito Norte a finales del primer mandato de Juan Espadas.

Otra de las cuestiones que ha denunciado este vecino es el peligro del tendido eléctrico que pasa por esta zona verde, sobre todo para los más pequeños del asentamiento, que se suben en todos lados sin advertir el riesgo que corren.

Los anclajes metálicos donde iban las vallas. Los anclajes metálicos donde iban las vallas.

Los anclajes metálicos donde iban las vallas. / Víctor Rodríguez (Sevilla)

El problema del Vacie

La cercanía del Vacie, un histórico núcleo de delincuencia muy complicado de erradicar, parece incompatible con esta zona verde que se construyó en lo que hasta entonces era un solar degradado. Iniciativas similares se hicieron en aquellos años por toda la ciudad, como en el Parque Alcosa con el Parque Tamarguillo, que sí lo disfrutan sus vecinos.

Sobre el terreno bautizado como Parque Norte se plantaron árboles que ofrecen algo de sombra al espacio, pero no se dotó el lugar con ningún tipo de equipamiento, ni con bancos ni con zonas de esparcimiento.

El resultado es que este lugar verde nadie lo disfruta. Los vecinos consultados de Pino Montano y de otros barrios del entorno explican que sólo pasa por esta acera del parque quien tiene que desplazarse al tanatorio que da a la Ronda Urbana Norte, y en general se evita por temor a sufrir robos.

El Ayuntamiento asegura que tiene planes para este enclave dentro de la operación global para desmantelar el asentamiento de El Vacie. Ese plan se llama Sevilla Futura y es un ambicioso proyecto con cofinanciación europea que contempla la creación de un gran centro tecnológico y el desmantelamiento del núcleo chabolista más antiguo de Europa. Cuenta con 15 millones de euros de la Unión Europea (UE) y otros tres millones de financiación local.

El concejal socialista Juan Manuel Flores, médico de profesión, ha trabajado duro desde el primer gobierno de Espadas para erradicar el asentamiento El Vacie. Este trabajo ha tenido sus frutos: el núcleo está reducido a la mitad de lo que fue antaño gracias a una política municipal por la que con cada familia que sale se destruye la chabola y enormes bloques de hormigón impiden volver a ocupar esa zona. Habrá que ver si en este mandato se logra el sueño de los vecinos y de la ciudad de borrar del mapa El Vacie.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios