Sevilla

El abordaje multidisciplinar de la disfagia reduce complicaciones y mejora la calidad de vida de los pacientes

  • El Hospital Virgen Macarena cuenta desde hace una década con una consulta multidisciplinar dedicada al abordaje de esta patalogía que afecta a más de dos millones de españoles

Pacientes y sanitarios en la entrada al Hospital Virgen Macarena Pacientes y sanitarios en la entrada al Hospital Virgen Macarena

Pacientes y sanitarios en la entrada al Hospital Virgen Macarena / Antonio Pizarro

La apuesta del Hospital Virgen Macarena por la detección precoz de la disfagia, favoreciendo la puesta en marcha de medidas que faciliten el tratamiento adecuado, sobre todo, teniendo en cuenta la prevalencia y la importante morbimortalidad de esta patología, llevó al centro a la creación hace ya diez años del grupo de Manejo Nutricional Integral, Accesible e Integrado (Maniac), compuesto por profesionales pertenecientes a los Servicios de Endocrinología y Nutrición (Unidades de Nutrición Clínica y Dietética), Medicina Física y Rehabilitación (Unidad de Disfagia) y Medicina Interna, que trabajan en esta línea para conseguir una deglución lo más eficaz y segura posible.

La disfagia es la dificultad para la deglución de alimentos sólidos y/o líquidos que afecta a más de 40 millones de personas en Europa. En España se calcula que dos millones de personas padecen disfagia, con cifras de prevalencia entre el 2% y el 16%, y que aproximadamente el 90% de la población que sufre este trastorno no está ni diagnosticada ni correctamente tratada.

Para los integrantes del grupo Maniac, el abordaje multidisciplinar de la disfagia es esencial, trabajando de forma organizada y coordinada con otros servicios médicos muy implicados en la asistencia de estos pacientes como Pediatría, Digestivo, Radiodiagnóstico, ORL o Neurología, entre otros, y por supuesto con la participación del Servicio de Alimentación, dietistas y logopeda, sin cuyo estimable trabajo no sería posible la atención integral de los pacientes hospitalizados y ambulatorios.

En cuanto a la detección precoz, el hospital sevillano va avanzando en la realización de test de cribado al ingreso en pacientes hospitalizados en Medicina Interna, Neurología y en todos aquellos que son valorados por la Unidad de Nutrición. En cuanto al diagnóstico, el Hospital Virgen Macarena es pionero en Andalucía en la puesta en marcha de una Unidad de Disfagia en el Servicio de Medicina física y Rehabilitación, que permite realizar pruebas instrumentales para hacer un diagnóstico preciso sobre tipo de disfagia y tratamiento más adecuado, tanto en pacientes hospitalizados como ambulatorios.

Existen múltiples causas que pueden producir una alteración de la deglución o disfagia. Con importantes consecuencias, nutricionales, infecciosas y de deterioro de la calidad de vida, que pueden llegar a ocasionar la muerte del individuo. Está presente en aproximadamente el 30 por ciento de los ingresos hospitalarios yse asocia a un aumento del 40% de la estancia hospitalaria y del gasto sanitario global.

Los pacientes con disfagia tienen aproximadamente cuatro veces más probabilidades de ser reingresados dentro de los 30 días post alta y trece veces más riesgo de muerte durante la hospitalización en centros de media-largaestancia. Las personas mayores presentan mayor riesgo de disfagia y se asocia con complicaciones nutricionales y respiratorias graves, incluida la neumonía por aspiración, y puede dar lugar a repetidos reingresos hospitalarios y aumento de la mortalidad. 

El abordaje inter y multidisciplinar reduce las complicaciones, la morbilidad y la mortalidad y el gasto sanitario

Es una afección angustiante que tiene además un gran impacto en la calidad de vida del paciente y su entorno. En opinión de los especialistas que integran Maniac, el abordaje inter y multidisciplinar de la disfagia reduce las complicaciones, la morbilidad y la mortalidad, el gasto sanitario y mejora la calidad de vida de los pacientes a nivel bio-psico-social.

En opinión de los expertos, se debería trabajar para alcanzar una mejora en la coordinación de los profesionales del ámbito sanitario, a todos los niveles. En la línea de mejora de los tratamientos, hay que destacar el esfuerzo conjunto del Servicio de Alimentación y las dietistas de la Unidad de Nutrición, que han elaborado diferentes dietas y menús, adaptando la textura de la dieta en función de las necesidades del paciente. Además, el hospital permite mantener una oferta de diferentes alimentos y formulas nutricionales que no solo permiten hidratar y mejorar el aporte nutricional de las dietas, mejorando su eficacia y seguridad, sino que también, mejoran la palatabilidad de la dieta y por tanto las aceptación por parte de los pacientes.

Es importante también la labor que desde las unidades de Nutrición Clínica y Dietética y desde las unidades de Disfagia se está realizando a nivel de Andalucía para aumentar el conocimiento sobre la disfagia entre los profesionales sanitarios, fruto de este esfuerzo se ha elaborado una guía clínica para la atención de pacientes con disfagia orofaríngea, cuyo objetivo ha sido dar recomendaciones para el diagnóstico y manejo de la disfagia orofaríngea, basadas en las mejores pruebas científicas disponibles.

Esta guía ha sido coordinada por las unidades de Nutrición del Hospital Virgen Macarena de Sevilla y Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva con participación de un grupo de expertos, especialistas en Endocrinología y Nutrición y en Medicina Física y Rehabilitación, con amplia experiencia en la atención a personas con disfagia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios