Última fase del ‘Programa de ayuda alimentaria a las personas más desfavorecidas’

El Gobierno distribuirá 1,38 millones de kilos de alimentos en Sevilla para 65.700 personas

  • Tras esta tercera y última fase del programa se elevan a 3,93 millones los kilos de alimentos repartidos en la provincia y a 195.976 los beneficiarios

  • El programa está cofinanciado en un 85% por el Fondo de Ayuda Europea para las Personas más Desfavorecidas y en un 15% por el presupuesto estatal 

Almacenamiento de comida no perecedera en el Banco de Alimentos de Sevilla. Almacenamiento de comida no perecedera en el Banco de Alimentos de Sevilla.

Almacenamiento de comida no perecedera en el Banco de Alimentos de Sevilla. / Juan Carlos Muñoz

El Gobierno de España distribuirá en la provincia de Sevilla 1.387.849 kilos de alimentos en la tercera y última fase del ‘Programa de ayuda alimentaria a las personas más desfavorecidas 2020’, en el marco de la iniciativa del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación que, a través del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), reparte alimentos de primera necesidad entre familias en situación vulnerable y de pobreza. 

El programa de ayuda alimentaria está cofinanciado en un 85% por el Fondo de Ayuda Europea para las Personas más Desfavorecidas (FEGA) y en un 15% por el presupuesto de la Administración General del Estado.

Se calcula que se beneficiarán de este reparto 65.744 personas en la provincia, como ha indicado el subdelegado del Gobierno en Sevilla, Carlos Toscano, que ha subrayado que “ahora, en el contexto de las consecuencias económicas del Covid-19, esta ayuda es más necesaria que nunca” para atender a la población vulnerable.

Los alimentos que se suministran son de primera necesidad, como arroz blanco, conservas de pescado y carne, pasta alimenticia, tomate frito en conserva, galletas, garbanzos cocidos, leche entera, fruta en conserva, tarritos infantiles, batidos de chocolate y aceite de oliva.

Esta es la tercera y última fase de la que se compone el programa, que ya desarrolló un primer reparto en junio (Fase 1) de 1,028 millones de kilos de alimentos, por un valor de 781.875 euros, y otro más en septiembre del pasado año (Fase 2), con 1,53 millones de kilos, por un valor de 1.529.377 euros. En esta ocasión, los 1,38 millones de kilos de alimentos tienen un valor de 1.261.677 euros.

Las tres fases del programa elevan a 3,93 millones los kilos de alimentos repartidos en la provincia y a 195.976 los beneficiarios.

Todos estos alimentos se entregan a los centros de Almacenamiento y Distribución (CAD) de Cruz Roja y el Banco de Alimentos, que se encargan de repartir los alimentos a las 271 Organizaciones Asociadas de Reparto (OAR), distribuidas por toda la provincia que, a su vez, entregan directamente los alimentos a las personas en riesgo de exclusión social.

El subdelegado ha agradecido la labor que desarrollan estas organizaciones para paliar los efectos de la pandemia y ha recordado que durante los meses de confinamiento han sido “una gran apoyo para muchas personas y familias en situación de necesidad”.

La actuación se desarrolla con el objetivo de cubrir las necesidades de personas, familias, hogares o grupos que se encuentren en situación de pobreza económica, y de personas sin hogar y otras en situación de especial vulnerabilidad social, quienes reciben diferentes lotes de productos o de comidas preparadas para consumo en comedores sociales, casas de acogida, residencias de ancianos, apoyo a menores, guarderías, apoyo contra adicciones y comunidades religiosas.

El FEGA se encarga, entre otras actuaciones, de comprar los alimentos mediante un procedimiento de licitación pública y de designar mediante resolución pública a las organizaciones asociadas de distribución.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios