Mejora de los Jardines de Murillo Una puesta a punto de 50.000 euros

  • La restauración consistirá en la reposición de las piezas cerámicas, la reforma de la glorieta de García Ramos y la instalación de una nueva red de circulación del agua para las fuentes

Un operario interviene en un banco cerámico de los Jardines de Murillo. Un operario interviene en un banco cerámico de los Jardines de Murillo.

Un operario interviene en un banco cerámico de los Jardines de Murillo. / D. S.

Una puesta a punto de casi 50.000 euros. Los Jardines de Murillo están siendo sometidos a un proceso de restauración que comenzó a principios de este mes y concluirá en noviembre. Se trata de una actuación centrada, principalmente, en sus elementos cerámicos y en la red de circulación del agua con la que se surten las fuentes que lo colmatan. Se mejora, de esta forma, el aspecto de un espacio histórico cuyo deterioro había provocado los últimos años las quejas de sevillanos y turistas.

Desde que empezó agosto los Jardines de Murillo ofrecen una imagen bastante distinta a la habitual. No sólo hay auctóctonos y foráneos en sus glorietas y caminos. Varios operarios trabajan para resanar distintos elementos que se colocaron cuando este espacio fue diseñado a principios del siglo XX. Se trata de un jardín cedido a la ciudad en 1911. Hasta entonces formaban parte de los jardines del Alcázar, la zona conocida como Huerta del Retiro. A petición del Conde de Halcón, alcalde hispalense, Alfonso XIII los entregó a Sevilla.

Por aquel entonces Juan Talavera y Heredia –uno de los referentes del regionalismo– ostentaba el cargo de arquitecto municipal, por lo que a él le correspondió el diseño paisajístico de estos jardines, para los que usó elementos propios del referido estilo, entre ellos, la cerámica. Los trabajos concluyeron en 1917. A partir de aquel año a esta zona verde –uno de los pulmones más importantes de la ciudad– se le conoció como Jardines de Talavera, en honor a su autor.

Un año después, a propuesta de José Laguillo, director del diario El Liberal, cambiaron de nombre. Serían conocidos desde entonces como Jardines de Murillo, debido a la cercanía de este conjunto con la casa del pintor sevillano, del que se cumplen este año cuatro siglos de su nacimiento. Una efeméride que ha coincidido con el remozado de estos jardines. Trabajos que cuentan con una inversión de 48.228,74 euros y que ayer fueron supervisados por el concejal de Parques y Jardines, David Guevara; el director de dicha área, Adolfo Fernández; y el director del Casco Antiguo, Luis Duarte. La empresa a la que se le ha adjudicado este proyecto es Estuco y Decoración Marve, S.L.

Reparación de la cerámica. Reparación de la cerámica.

Reparación de la cerámica. / D. S.

Las labores en los elementos ornamentales se dividen en dos grupos. Por un lado, la reparación de desperfectos en los revestimientos de las piezas cerámicas, bancos, muretes y fuentes. Por otro, en la limpieza de estos elementos.

A estos trabajos se unen la adecuación de las instalaciones eléctricas e hidraúlicas de las cuatro fuentes que componen los jardines y la restauración integral de la glorieta dedicada al pintor costumbrista José García Ramos.

Dicho espacio está delimitado por arcos de entrada y muretes en los que existen paños de azulejos que recrean obras famosas del artista, realizados en su día por otros pintores coetáneos de García Ramos, entre ellos, Miguel Ángel del Pino, Santiago Martínez, Alfonso Grosso, Manuel Vigil, Diego López y Francisco Palomino.

Como recuerda Julio Domínguez Arjona en su web La Sevilla que no vemos, esta glorieta surgió de una propuesta de varios artistas de la ciudad. Se empezó a construir en 1917 y no se concluyó hasta mayo de 1923. Además de intervenir en las piezas cerámicas, se restaurarán las pinturas murales.

Los Jardines de Murillo atesoran uno de los mayores patrimonios botánicos de la ciudad. En 2002 fueron declarados Bien de Interés Cultural, con la tipología de jardín histórico, de ahí que con anterioridad se haya criticado su estado de abandono.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios