Sevilla

El padre de una de las atropelladas en Paseo Colón tacha a la madre del imputado de "encubridora mentirosa"

  • José Alfaro condena a la madre de Fernando Vargas de "responsable" de lo sucedido.

José Alfaro, el padre de la madrileña Patricia Alfaro, una de las dos jóvenes que fueron atropelladas mortalmente por un vehículo el pasado día 4 de abril en el Paseo Colón de Sevilla, ha tachado a la madre del imputado por estos hechos, Fernando Vargas, de "encubridora mentirosa" y "carente de principios", y ha dicho que también es "responsable" de lo que ha sucedido. 

En una carta, el padre de la joven madrileña se ha referido a la decisión adoptada por la Audiencia Provincial en cuanto al sobreseimiento de las actuaciones para la madre, que hasta este momento estaba imputada como cooperadora necesaria de un delito contra la seguridad vial, y ha criticado "la disposición" de la Audiencia "a creer más en los cuentos chinos y en las coartadas preparadas entre el hijo y la madre sobre el robo de las llaves, que en la prueba incuestionable del ADN". 

En este sentido, ha relatado que, de esta prueba, "se deduce que la madre, Carmen Cornello, consentía la conducción del hijo, pues incluso la llevó al pueblo", aseverando que la madre "es una irresponsable y una colaboradora necesaria para el atropello, ya que puede alegar que desconocía la retirada a su hijo del carné de conducir, pero no puede desconocer que, a lo largo de estos años, su hijo tuvo accidentes con siniestro total". 

Al hilo de ello, José Alfaro ha criticado que la madre del imputado "no quiere hacerse cargo de su responsabilidad civil y de la condena que implica la colaboración necesaria, pero ya tiene un castigo, y es el de ser una persona inhumana, incapaz de pedir perdón a las madres de Patricia y Almudena por el atropello de sus hijas". "Toda Sevilla debe saber, también su entorno social y laboral, que es una encubridora mentirosa", ha subrayado. 

El atropello mortal "no fue una imprudencia"

De otro lado, ha reclamado mayores condenas para las personas que cometen delitos contra la seguridad vial como los cometidos por el imputado, "sobre todo cuando concurren agravantes como conducir sin permiso, bebido o con el carné retirado", y se ha referido al hecho de que Fernando V.C. haya sido imputado por dos delitos de homicidio por imprudencia grave, señalando que, "en mi sentir, esta calificación no refleja la gravedad del atropello, ya que no es una imprudencia".

"Este concepto es para un error fortuito o para un fallo no deseado, pero este no es el caso, ya que no fue casualidad el atropello, sino que el hecho de saltarse semáforos reiteradamente tiene la certeza de causar la muerte de personas", según ha proseguido el padre de la víctima, agregando que, "en su loca cacería, el imputado no obedeció los semáforos y se los saltó en rojo". 

Así, y tras señalar que "un coche de 1.300 kilos es un arma de matar, igual que lo es una pistola", José Alfaro también se ha referido al copiloto del vehículo, un hijo del presidente del Sevilla, y ha asegurado que, a su juicio, "tiene una responsabilidad moral sobre los hechos, ya que es un consentidor, pues no impidió al conductor circular, a pesar de que no presentaba el estado adecuado para conducir".

El imputado, en prisión

"De ser una persona normal, no hubiera consentido ni cometido la negligencia de permitir la puesta en circulación del arma mortal del coche, que saltando semáforos y a una velocidad endiablada acabó con la vida de dos almas inocentes en la flor de la vida", ha indicado el padre de Patricia, que ha asegurado que", para mí", este último joven "siempre será responsable por omisión de la actuación y responsable de la omisión del deber de socorro", por lo que la Justicia "debe intervenir para no dejar impune los delitos cometidos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios