Sevilla

La banda de los concesionarios asalta una sede de Porsche y roba dos Cayennes

  • Los ladrones acceden al establecimiento de la firma alemana en Camas mediante un butrón. Es el quinto negocio de coches de alta gama desvalijado en Sevilla en dos meses.

Comentarios 7

Una banda de delincuentes asaltó el pasado domingo un concesionario de Porsche en Camas y se llevó dos todoterrenos del modelo Cayenne. La Policía cree que los autores pueden ser los mismos que han asaltado otros concesionarios de marcas de alta gama en las últimas semanas en Sevilla y su área metropolitana. El de Porsche es el quinto concesionario desvalijado en menos de dos meses.

Los hechos ocurrieron sobre las ocho y media de la tarde del domingo en el concesionario de la marca alemana en el polígono industrial Parque Plata, en Camas, según refleja la grabación de las cámaras de videovigilancia del establecimiento. Los delincuentes accedieron al interior del mismo forzando una puerta de seguridad mediante un butrón. Una vez dentro, rompieron a golpes la central de alarmas y algunas de las cámaras de seguridad, si bien otros equipos siguieron grabando la escena. Para ello utilizaron un pico.

La filmación está siendo analizada por los agentes de la Policía Nacional encargados de la investigación. En ella se muestra a tres personas en el interior del local. Los ladrones revolvieron los despachos y causaron algunos destrozos, como el de una puerta de cristal para poder salir con los coches. Finalmente se marcharon con dos Porsche Cayenne, uno de color verde claro y el otro negro. Los dos coches estaban matriculados, uno era nuevo y estaba dispuesto para la venta y el otro era un vehículo de cortesía del que disponía el concesionario, según explicaron este lunes a este periódico fuentes de la empresa víctima de este robo.

Un vigilante de seguridad del polígono vio los dos coches salir del concesionario a toda velocidad y avisó a la Policía Nacional. Los agentes de este cuerpo intentaron perseguir a los ladrones, que continuaron la fuga por la carretera de Brenes. Ahí se les perdió la pista y la última información es de una gasolinera de la provincia en la que los delincuentes repostaron a las 21:35. El coche fue grabado por la cámara de seguridad de la estación de servicio a esta hora.

Los investigadores están analizando tanto esta grabación como la de las cámaras del concesionario para tratar de identificar a los autores del robo. Durante la mañana de este lunes, un equipo de Policía Científica se desplazó al concesionario para tomar muestras y tratar de encontrar alguna prueba que ayude a localizar a los ladrones. En el concesionario había en el momento del robo más de veinte Cayennes. El hecho de que sólo se llevaran dos avala la teoría de que los robos puedan ser por encargo.

La Policía busca ahora naves o lugares en los que puedan estar siendo almacenados estos coches durante un tiempo hasta que se relaje la vigilancia. El destino de estos vehículos podría ser el norte de África. Al menos tres de los últimos cinco robos cometidos en concesionarios de Sevilla tienen un patrón muy parecido y podrían ser obra de los mismos ladrones. Estos tres delitos se han cometido durante el mes de enero.

El primero de ellos fue el 2 de este mes en el concesionario Concesur de Mercedes en la calle Arjona, en Sevilla capital, frente a las naves del Barranco. De allí, los ladrones se llevaron dos 4x4 después de que forzaran la puerta principal del negocio. Uno de los vehículos era de un cliente y el otro estaba en exposición y, por tanto, sin matricular. Tuvieron que mover algunos de los coches del interior del local para poder sacar los todoterrenos por la puerta que da a la calle Reyes Católicos.

El siguiente robo se produjo la noche del viernes 10 de enero en un concesionario BMW de Tomares. Los ladrones se llevaron un todoterreno -un X5 de color negro-, y dos vehículos de la Serie 5. En esta ocasión los ladrones entraron el concesionario fracturando una de las lunas mediante el método del alunizaje. La investigación de este asalto la lleva la Guardia Civil, ya que Tomares es demarcación de este cuerpo.

Antes de estos asaltos se produjeron otros dos en el mes de noviembre. Uno de ellos fue en un concesionario de Fiat en la avenida de Montesierra, de donde se robaron un Freemont y tres Abarth. Los cuatro coches sustraídos fueron recuperados días más tardes en distintos puntos de la ciudad y en Alcalá de Guadaíra. Otro robo más se cometió el 21 de noviembre en un taller de Iveco en Utrera, de donde fueron sustraídos un Alfa Romeo, dos furgonetas y la caja fuerte del negocio, que pesaba 3.000 kilos. El Alfa Romeo fue recuperado al día siguiente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios