Sevilla

La cirugía aumenta un 65% la supervivencia al cáncer de hueso

  • Los avances en los tratamientos permiten a los afectados superar los tumores óseos en el 80% de los casos · Hace 20 años tan sólo el 10% salía adelante

Los avances en el campo de la cirugía y de la quimioterapia en las últimas dos décadas han permitido aumentar hasta un 65% la supervivencia al tumor de hueso, uno de los más graves y letales tipos de cáncer. La microcirugía y los adelantos en los tratamientos han logrado que hasta el 80% de los casos superen hoy esta enfermedad. Hace apenas 20 años, sólo sobrevivía el 10% de los pacientes.

Otra evolución espectacular en el abordaje quirúrgico del cáncer óseo también se pone de manifiesto en la reducción de las amputaciones. Si en los años 80 del siglo pasado la amputación del brazo o de la pierna afectada por el mal era prácticamente la única solución al tumor óseo (se utilizaba en el 90% de los casos), hoy en día esta terapia sólo se aplica a un 10% de los pacientes.

La mayoría de los enfermos son tratados mediante técnicas quirúrgicas muy precisas que impiden las amputaciones de los miembros. Los especialistas sólo eliminan el tumor en el hueso, mediante microcirugía, y reconstruyen la zona afectada por el cáncer mediante un injerto procedente del propio paciente o, bien se utiliza hueso del banco de donantes o, bien se coloca una prótesis.

La aplicación de una u otra solución, que permite al enfermo conservar la pierna o el brazo afectado, depende de cada caso."Si hace años este tipo de cáncer era una tragedia sin solución, hoy se ha convertido en un problema de salud grave, pero con una esperanza de vida alta y una mortalidad y una morbilidad casi nulas", explica Emilio Sebastián, traumatólogo y responsable de la unidad de tumores músculo-esqueléticos en el Hospital Virgen del Rocío. Son cinco los avances que hacen posible este camino en la lucha contra el cáncer de hueso: nuevos tratamientos de poliquimioterapia, la microcirugía, los bancos de tejidos y huesos de donantes; y el desarrollo de nuevas prótesis por parte de la industria ortoprotésica.

El Hospital Virgen del Rocío atiende a 400 pacientes al año y el 30% de los casos, los más graves, son abordados mediante cirugía reconstructiva. "Consiste en trasplantar hueso de la pierna sana del propio paciente para reconstruir la zona dañada que ha sido extirpada", explica el doctor Sebastián.

En otros casos, se utiliza hueso del banco de donantes o bien una prótesis. El especialista destaca el desarrollo de nuevas prótesis que permiten al paciente hacer una vida prácticamente normal ya que sustituyen a las articulaciones de una manera óptima.

Esta unidad de tumores del Virgen del Rocío funciona desde hace más de treinta años y atiende a pacientes de todos los puntos de Andalucía así como procedentes de otras comunidades autónomas.

Cuando a un paciente le diagnostican sarcoma óseo, la terapia comienza con sesiones de quimioterapia. Los fármacos logran reducir al mínimo el tamaño del tumor. Tres o cuatro meses después de la quimioterapia, los traumatólogos proceden a la intervención quirúrgica. Una vez reconstruido el hueso afectado donde los cirujanos han implantado el injerto, de nuevo el paciente se somete a quimioterapia para eliminar los posible diseminación tumoral en otras zonas del cuerpo. Este tratamiento logra que más del 70% de los enfermos sobrevivan.Un gran avance en menos de veinte años, si se compara con el desarrollo del tratamiento en otro tipo de tumores.

400

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios