La conservación de la antigua Fábrica de Tabacos

Patrimonio autoriza las obras en el patio del ajedrez del Rectorado

  • Las pinturas del retablo mayor de San Martín serán intervenidas tras el informe favorable.

Patrimonio autoriza las obras en el patio del ajedrez del Rectorado. Patrimonio autoriza las obras en el patio del ajedrez del Rectorado.

Patrimonio autoriza las obras en el patio del ajedrez del Rectorado. / José Ángel García

La Comisión Provincial de Patrimonio Histórico aprobó ayer dos intervenciones en la facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Sevilla, situada en la antigua Fábrica de Tabacos. Por un lado, se realizarán obras de sustitución de la carpintería y acristalamiento en los ventanales y vanos existentes en las cuatro fachadas del patio oeste, conocido como “del ajedrez” por el color de su solería. La intervención, que fue avanzada por este periódico, tiene un coste superior a los 200.000 euros y se acometerá por fases. “La actuación pretende dotar de una mayor homogeneidad al conjunto de los huecos en lo que a perfilería se refiere, eliminando todos aquellos elementos que, tras las sucesivas y pequeñas modificaciones que han ido sufriendo a lo largo de los años, han terminado por perder el sentido unitario del conjunto”, informó la Junta en una nota.

Patrimonio también aprobó el proyecto de restauración de la portada de la fachada de la misma Facultad, cuya línea general de actuación será de carácter conservativo y preventivo. Los trabajos consistirán en frenar los procesos de deterioro actuales, limitándose a las necesidades reales que demande la obra y buscando el más alto nivel de reversibilidad en los tratamientos propuestos. “Esta línea de actuación no resulta incompatible con la realización de operaciones de restauración cuando sean necesarias, como reintegraciones de volúmenes de piedra que contribuyan a la presentación estética de la obra y que a su vez no impliquen la aportación de una nueva interpretación crítica, es decir, cuando se mantengan dentro de los límites de la conservación”.

En su reunión de ayer, la Comisión de Patrimonio también informó favorablemente sobre el proyecto de conservación y restauración de cuatro pinturas del retablo mayor de la iglesia de San Martín, una obra fechada en 1602 y llevada a cabo por los escultores Diego López Bueno y Andrés de Ocampo. La mayoría de los daños que presentan están motivados por la falta de mantenimiento que han sufrido durante muchos años, por el envejecimiento de los materiales y por manipulaciones incorrectas, accidentes con velas e intervenciones o “restauraciones” desafortunadas. Estos daños, que se encuentran sobre todo en las cuatro obras, se hacen notar considerablemente en las dos pinturas situadas en la zona superior porque tienen un sistema de sujeción al reverso del retablo formado por dos bisagras en un lateral y una aldaba en el otro, para poderlas abatir y cubrirlas con telas durante la cuaresma. La propuesta de intervención pretende determinar el tipo de actuación de conservación y/o restauración más conveniente para estas pinturas, encaminada a lograr la unificación, restitución y equilibrio de los valores formales y estéticos, evaluando las diversas posibilidades que plantean una intervención adaptada a las necesidades de las obras para conseguir disfrutar de ellas desde la sensibilidad y la aceptación de los principios vigentes en conservación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios