Cuarta ola del coronavirus en Sevilla

Las vacunas 'funcionan' en Sevilla: los contagios entre los grupos inmunizados se reducen al mínimo

Imágenes de la vacunación de mayores en el Estadio de la Cartuja

Imágenes de la vacunación de mayores en el Estadio de la Cartuja / Juan Carlos Muñoz (Sevilla)

Las vacunas funcionan. Las estadísticas sobre los contagios de Covid-19 así lo confirman. La vacunación está haciendo caer en picado los contagios entre los colectivos inmunizados. Las residencias, los tramos de edades más avanzadas y las profesiones de riesgo –los tres colectivos donde se concentran las personas inoculadas– experimentan un evidente descenso de casos. Basta con echar un vistazo a estos tres parámetros para comprobar que, aunque sólo el 8% de la población sevillana tiene las dos dosis, la vacunación ya está surtiendo sus efectos de cara a atajar la propagación del virus.

Obviamente también contribuyen a ese objetivo las restricciones a la movilidad y las medidas de protección, como la mascarilla o la higiene. Pero la inmunización está consiguiendo que progresivamente se vaya venciendo al virus.

Las residencias, por ejemplo, que fueron el sitio por el que comenzó la inoculación el 27 de diciembre pasado. Tanto los ancianos como los trabajadores ya tienen las dos dosis. Pues bien, en los últimos 14 días no registran ningún caso. Los geriátricos notificaron en toda la pandemia en la provincia 2.025 infectados y 375 fallecidos. Se estima que son más dado que, sobre todo al principio de la crisis sanitaria, no se detectaban todos los positivos. Algunos mayores morían sin que se les hiciera una PCR y por lo tanto su deceso no constaba como víctima mortal del Covid. O si eran asintomáticos, tampoco rezaban en las estadísticas como contagiados.

En el caso de otro tipo de instituciones sociosanitarias –como los centros para personas con discapacidad, que también se han beneficiado de la pronta inmunización– también ha caído abruptamente el número de afectados. En las últimas dos semanas tampoco se han notificado nuevas infecciones. Estas instituciones han notificado en toda la pandemia 320 positivos y 21 fallecidos.

Otro indicador para comprobar el efecto positivo de las vacunas: los profesionales de riesgo. Entre ellos, se han ido inoculando trabajadores de centros sanitarios, efectivos de fuerzas de seguridad, personal de ayuda a domicilio o empleados de farmacias. La inmunización comenzó con los que estaban en primera línea de lucha contra el Covid. Por ello se inició por las plantillas de las UCI y las Urgencias. Poco a poco se fueron sumando colectivos. Todos estos profesionales han registrado 4.291 contagiados desde marzo de 2020. De estos, la peor parte se la han llevado los trabajadores sanitarios, que han sumado 2.966 positivos; el 69% de los afectados de las profesiones de riesgo en la provincia. Pues bien en los últimos 14 días, apenas se han notificado entre estos grupos 46 infectados. Pero incluso si se tiene en cuenta la última semana, sólo se notifican 13 contagiados.

El tercer indicador que confirma el papel de la vacuna a la hora de atajar el virus es el análisis de los positivos por tramos de edad. Hay que tener en cuenta que la inoculación se ha centrado hasta ahora en las personas de más edad y que entre los menores de 65 años, salvo que pertenezcan a colectivos de riesgo, hay muy pocos vacunados.

Pues bien, en el grupo de mayores de 85 años, que es la franja etaria con más porcentaje de inmunización, se registra la menor tasa de positivos por Covid. Exactamente, de 62,9 casos por 100.000 habitantes. Por el contrario, el tramo de 15 a 29 años –en el que exceptuando casos puntuales no hay vacunados– tiene la mayor incidencia de infectados de la provincia: 370, según los datos de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios