Transporte

La dársena para autobuses junto al rascacielos se estrena en julio

  • El intercambiador conecta 21 líneas del Aljarafe con seis de Tussam y cuenta con una marquesina textil para los usuarios

Los operarios ultiman algunos detalles en la zona más cercana a la Torre Sevilla. Los operarios ultiman algunos detalles en la zona más cercana a la Torre Sevilla.

Los operarios ultiman algunos detalles en la zona más cercana a la Torre Sevilla. / José Ángel García

Comentarios 1

Un vecino de Valencina de la Concepción que se monte en la línea M-174 para llegar a Sevilla se bajará del autobús en la nueva dársena construida junto a la Torre Sevilla a partir de julio. La junta de gobierno aprobó ayer recibir el acta de recepción de la obras sufragadas por Caixabank que han consistido en la reordenación peatonal y de transporte público en el entorno del rascacielos del arquitecto César Pelli. Ahora toca el turno de que el Consorcio Metropolitano de Transporte termine los últimos detalles de las nuevas paradas que cuentan con un poste señalizador y marquesinas. Estos trabajos estarán terminados en un par de semanas.

Desde el comienzo de la reurbanización el pasado octubre quedaron suprimidas todas las paradas de líneas metropolitanas denominadas por el Consorcio de Tranporte como Chapina, ya que se encontraban ubicadas en la calle Gonzalo Jiménez de Quesada, a la bajada del Puente del Cristo de la Expiración. La nueva asignación de líneas se ha efectuado por agrupación de destinos y en función del tipo de autobuses adscritos a las líneas. Así, por ejemplo, todas las líneas que disponen de autobuses articulados se han situado en esa misma calle. El resto de paradas quedan colocadas en la Avenida Expo 92.

La reurbanización del camino entre el puente y la Torre Sevilla sirve para ganar sombra

Estos nuevos trabajos de reordenación y reurbanización en el entorno de la Torre Sevilla tienen la intención de mejorar considerablemente la movilidad ante la gran afluencia de público prevista. La obra de mayor envergadura ha sido la creación de una nueva parada para los autobuses metropolitanos construida en la isleta ajardinada ubicada a pocos metros del rascacielos. La dársena (similar a la que existe junto a la Torre de los Perdigones) tiene una capacidad para que operen las 21 líneas de los buses del Aljarafe en sus rutas de salida de la ciudad. Esta isleta está dotada de arbolado para separar los vehículos de los autobuses, y cuenta con una marquesina que proteja a los usuarios. Dispone de iluminación y bancos. Otra medida para mejorar el transporte público ha sido la reordenación de seis paradas de Tussam, que han quedado situadas junto a los itinerarios peatonales. También se habilitó una nueva parada de taxis.

La calzada de Gonzalo Jiménez de Quesada (frente a la Torre Sevilla) ha sido reordenada con la implantación de una zona reservada para carga y descarga de los inquilinos del rascacielos. El carril bici entre Inca Garcilaso y el Camino de los Descubrimientos está conectado, y se han eliminado todas las barreras arquitectónicas para garantizar la movilidad peatonal. Esa zona cuenta con nuevo arbolado y elementos de mobiliario urbano, como unos bancos jardineras.

La nueva dársena luce con marquesina textil y postes con las paradas de las líneas. La nueva dársena luce con marquesina textil y postes con las paradas de las líneas.

La nueva dársena luce con marquesina textil y postes con las paradas de las líneas. / José Ángel García

El segundo proyecto, que complementa a la apertura hace unas semanas del parque de Fernando de Magallanes, consiste en la reurbanización del camino que une el puente con la torre. Se han creado dos hileras nuevas de árboles. La inversión total ha rondado los 900.000 euros. La promotora será responsable durante un año de los desperfectos que puedan apreciarse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios