Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Solución a un proyecto histórico

El edificio principal de Altadis tendrá uso hotelero y de oficinas

  • La multinacional tabacalera cuenta con seis meses para presentar el proyecto de un inversor para 'El Cubo'

  • Los inmuebles junto a la capilla serán para equipamientos que decidan los vecinos

Imagen del edificio principal de Altadis. Imagen del edificio principal de Altadis.

Imagen del edificio principal de Altadis. / Antonio Pizarro

Arranca la transformación de los suelos de Altadis con el horizonte de empezar las obras antes de que termine el segundo mandato de Juan Espadas. En el acuerdo alcanzado entre el Ayuntamiento y la multinacional tabacalera destaca que el edificio principal tendrá un uso terciario como hotel u oficinas a cambio de que el inversor ponga en funcionamiento los edificios formados por los almacenes primitivos para desarrollar un equipamiento de innovación, emprendimiento o cultural. El resto de los inmuebles junto a la capilla serán para equipamientos de barrio que decidirán los vecinos de Los Remedios tras un proceso de participación. El proyecto podrá incluir la posibilidad de construir una pasarela peatonal y un aparcamiento subterráneo.

La reordenación del complejo de la antigua fábrica de tabacos fue presentada ayer a primera hora a todos los grupos políticos. El acuerdo establece que el 84% del suelo queda como espacio libre o equipamiento, mientras que el resto es el que se reserva para uso terciario que se desarrollará en el edificio central conocido como el Cubo. Los siguientes pasos son su votación en el Consejo de Gobierno de la Gerencia de Urbanismo y en la sesión plenaria de este mes. Tras recibir el visto bueno (PP y Cs se han postulado ya a favor), Altadis cuenta con un plazo de seis meses para presentar al Ayuntamiento el proyecto de un inversor. Después será el turno del gobierno socialista, que cuenta con ese mismo plazo para analizarlo e iniciar una modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) debido a que la superficie de 28.659 metros cuadrados cuenta con una calificación industrial.

“Se trata de un acuerdo histórico que es el resultado de años de trabajo de las dos partes y que consigue compatibilizar el interés general de la ciudad con el interés del titular de estas edificaciones que es Altadis. Estamos ante una gran oportunidad para la ciudad que va a conseguir poner en valor uno de los bienes patrimoniales de mayor relevancia, va a ganar en nuevos equipamientos, tendrá un nuevo proyecto de inversión de referencia como el Museo Guggenheim de Bilbao y, sobre todo, recuperará el margen del río con un gran paseo fluvial”, explicó el primer edil Juan Espadas, quien presentó los términos del acuerdo junto a Rocío Ingelmo, directora de Asuntos Corporativos y Legales de Altadis; Antonio Muñoz, delegado de Hábitat Urbano; y en Encarnación Aguilar, delegada del distrito Los Remedios.

Las líneas fundamentales del acuerdo son el protocolo firmado entre el Ayuntamiento y Altadis en 2018; el estudio del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH) validado posteriormente por la Consejería de Cultura; y el proceso de participación desarrollado en marzo de 2019. El proyecto inversor deberá ejecutar tanto la rehabilitación del Cubo como el equipamiento de nivel ciudad de la zona Sur y la reurbanización de los suelos. Se diseña una reordenación completa del entorno generando la apertura de Los Remedios al río con espacios libres, zonas peatonales y áreas de coexistencia, garantizando además la integración de los Jardines de Manuel Ferrand y Álferez Provisional con los espacios libres y zonas verdes.

El edificio central de oficinas y talleres pasará a ser calificado como terciario para poder desarrollar un proyecto de valor arquitectónico y singular que respete los elementos protegidos. Tendrá una edificabilidad máxima de 26.000 metros cuadrados. De esta forma se garantiza que el Cubo sea el eje central de todo el complejo. Además, al centrar la edificabilidad terciaria sobre una construcción ya realizada se limita y reduce respecto a lo considerado anteriormente. Entre otros usos, el inversor podrá construir un hotel u oficina para albergar la sede de una empresa.

El alcalde plantea la posibilidad de construir una pasarela peatonal y un parking subterráneo

Los edificios de viviendas de ingenieros y personal de mantenimiento se destinarán para uso de equipamientos públicos de nivel de barrio respondiendo a las demandas de los vecinos, que volverán a participar en una consulta popular para elegir los equipamientos más necesarios para Los Remedios. Los inmuebles de la capilla y anexos mantendrán los usos religiosos actuales.

En el conjunto de los edificios formado por los almacenes primitivos se desarrollará un gran equipamiento para la ciudad relacionados con la innovación, el emprendimiento o la cultura. La inversión para la ejecución de este equipamiento estará a cargo del promotor, que analizará un posible aparcamiento bajo rasante complementario al edificio de uso terciario, aunque quedará condicionado por los estudios que se realicen. El proyecto deberá ejecutar todas las obras de urbanización, viales y espacios públicos.

“El actual proyecto generará un valor añadido en la ciudad”, recalcó Ingelmo, dejando claro que la compañía cumplirá con todas las expectativas puestas en ella y destacando su involucramiento con el proyecto. Hubo palo para Juan Ignacio Zoido de la representante de la multinacional, ya que “no fueron las formas que tenían que haberse seguido porque era un acuerdo sólo de ese equipo de gobierno y la compañía”.

Entrada principal del complejo de la antigua fábrica de tabacos. Entrada principal del complejo de la antigua fábrica de tabacos.

Entrada principal del complejo de la antigua fábrica de tabacos. / Juan Carlos Vázquez

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios