Universidad

El emprendimiento en Sevilla esquiva la pandemia

  • Un informe de la Diputación refleja tasas superiores a la andaluza y la española en esta actividad

  • La crisis sanitarias sí reduce las expectativas para montar un negocio

Jóvenes en un taller sobre emprendimiento.

Jóvenes en un taller sobre emprendimiento. / D. S.

Las universidades públicas sevillanas, representadas por la vicerrectora de Análisis y Planificación Estratégica, Carmen Barroso, en el caso de la Universidad de Sevilla (US); y por el delegado del rector para el Plan Estratégico, José Luis Barbero, en el caso de la Universidad Pablo de Olavide (UPO), han presentado este lunes una nueva edición del Informe GEM (Global Entrepeneurship Monitor) en la provincia de Sevilla, que anualmente patrocina la Diputación a través de Prodetur.

En dicho informe se constata que la población involucrada en actividades emprendedoras (TEA) en la provincia de Sevilla alcanzó un nivel del 6,6% en 2020, por encima de la media andaluza (4,9%) y de la española (5,2%).

Se trata de un indicador que incluye tanto la fase de nacimiento de la empresa como la de su consideración como compañía nueva. Ahí, en cuanto a los emprendedores nacientes, el 2,7% de los sevillanos adultos puso un negocio en marcha en 2020.

Mientras, para los emprendedores nuevos, el 3,9% de la población sevillana posee y gestiona negocios nuevos. En concreto, por cada 10 emprendedores nacientes hay 14 emprendedores nuevos, aproximadamente, lo que supone el paso a la acción de aquellos que en años anteriores eran emprendedores potenciales.

Tras conocer estos datos, el presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, se ha congratulado de que "el ecosistema emprendedor en Sevilla no se haya resentido tanto en 2020 como lo ha hecho la media de Andalucía o de España".

Los emprendedores potenciales

disminuye levemente el porcentaje de emprendedores potenciales en la provincia, situándose en el 6,6% en 2020, cuatro décimas por debajo de las cifras española y andaluza, derivada de las peores perspectivas causadas por la pandemia. No obstante, el propio informe adelanta que no se puede asegurar que sea un cambio de la tendencia creciente observada en 2019, ya que es probable que una vez se retome definitivamente la senda de la recuperación también se recuperen los niveles de potencial emprendedor.

En cuanto a los empresarios consolidados, estos representan un 5,5% para la provincia de Sevilla en 2020, por debajo de la media andaluza y española.

En este caso, se refleja que las nuevas empresas creadas en Sevilla en el pasado tienen una vida media relativamente corta, ya que los abandonos empresariales han afectado al 0,8% de los adultos sevillanos. La explicación -según dicho informe- hay que buscarla en la paralización de la actividad empresarial causada por la Covid-19.

Aun así, el equipo de elaboración de GEM Sevilla puntualiza que "los datos aquí presentados muestran una imagen de Sevilla como provincia emprendedora y dinámica, con unos niveles muy considerables de actividad en todas las fases del proceso emprendedor", por lo que "se puede afirmar, si bien con la precaución propia de trabajar con datos limitados, que Sevilla se encuentra en un lugar destacado dentro del panorama del emprendimiento en Andalucía (y probablemente en España)".

En esa línea, GEM Sevilla constata que en un contexto de crisis sanitaria y económica como la que se ha vivido en 2020, Sevilla se ha situado prácticamente en la media en la mayoría de los indicadores relativos a las percepciones y aptitudes favorables para el emprendimiento analizadas nivel nacional a través del filtro de la pandemia.

Bajan las expectativas

De esta manera, se ha pasado del 42,5% de los encuestados que consideraban en 2019 que existían buenas oportunidades de negocio para emprender, al 17% en 2020. Y desde un punto de vista de género, la pandemia ha frenado la evolución favorable que mostraba el emprendimiento femenino. En este contexto socioeconómico de crisis, se vuelve al perfil más activo del hombre o, si se prefiere, al perfil más conservador de las mujeres en el emprendimiento.

En cuanto al principal obstáculo para emprender en la provincia, según el informe, éste sigue siendo la falta de apoyo financiero, aunque la situación de la provincia en relación con esta condición del entorno emprendedor no difiere mucho de lo que ocurre en los contextos andaluz, nacional y europeo.

Frente a estos datos de aminoramiento en actividad emprendedora, Villalobos se ha mostrado "seguro de que tenemos el carácter y los mimbres para recuperar esa vocación nata de emprendimiento que nos ha venido caracterizando en los últimos años y, para que así sea, desde una administración como la Diputación venimos poniendo toda la carne en el asador".

Se ha referido concretamente el presidente a que "para apoyar al tejido empresarial y favorecer el emprendimiento, esta entidad ha puesto encima de la mesa 130 millones del Plan Contigo para el programa de Empleo y Apoyo Empresarial. Un paquete de medidas que inicialmente contempló 12 líneas, entre las que figuraban algunas en las que adoptar iniciativas relacionadas con el emprendimiento".

En relación con la desaceleración del fenómeno emprendedor en el territorio sevillano, el diputado de Cultura, Alejandro Moyano, se ha mostrado "seguro de que tenemos el carácter y los mimbres para recuperar esa vocación nata de emprendimiento que nos ha venido caracterizando en los últimos años y, además, para que así sea, desde una administración como la Diputación venimos poniendo toda la carne en el asador", en referencia también a las iniciativas y programas del Plan Contigo.

Las "fortalezas" de la provincia

Las fortalezas de la provincia, no obstante, son muchas para el entorno emprendedor, según de desprende del GEM 2020-2021. Así, son notables las ventajas que suponen los servicios de comunicación y los servicios básicos, que se obtienen en un plazo corto y a un buen precio. También las infraestructuras físicas (carreteras, telecomunicaciones, etc) y la disponibilidad de espacios para oficinas están a la altura.

Destacable es el hecho de que el informe enfatiza que el desarrollo de la ciencia y la tecnología en este momento permitiría la creación de empresas de base tecnológica con la posibilidad de competir a nivel mundial. 

Territorialmente, el informe divide la provincia en cinco tramos de municipios y analiza los principales indicadores sobre actividad, percepciones personales y cultura emprendedoras, para concluir que existen diferencias notables entrelos distintos territorios.

Ahí, GEM Sevilla destaca la existencia de notables diferencias en cuanto a la dinámica emprendedora entre la ciudad de Sevilla y los municipios medianos (más de 20.000 habitantes), por un lado; y los más pequeños (hasta 10.000 habitantes), por otro. Los municipios intermedios (de 10.000 a 20.000 habitantes), por su parte, se encuentran a caballo entre ambos extremos.

La atracción del área metropolitana

También constata el informe que en los municipios medianos (20.000 a 150.000 habitantes) situados en gran medida en la zona metropolitana de Sevilla, sus habitantes perciben unas condiciones para emprender algo más favorables que la media y que Sevilla capital, por lo que esos municipios deben destacarse como una fuente de emprendimiento de primer orden en la provincia.

En el extremo contrario, los municipios de hasta 5.000 habitantes y los de 5.000 a 10.000 habitantes presentan unas características bastante similares, con niveles de actividad emprendedora bajos. La única diferencia apreciable en este sentido es que en los más pequeños existen proporcionalmente más emprendedores potenciales, mientras que en los mayores hay mayor tasa de abandonos.

Por último, los municipios de 10.000 a 20.000 habitantes se sitúan en la media de la provincia en cuanto a actividad emprendedora total (TEA), y también en lo que se refiere a sus percepciones sobre las condiciones para emprender. No obstante, es el grupo de municipios en el que la tasa de emprendedores potenciales es la más baja, por lo que parece necesario reforzar la formación y los servicios de apoyo, así como el acceso a los recursos necesarios para el emprendimiento.