Sevilla

Las estaciones de Olavide y la Salud dependen del 20-N

  • Adif promete licitar la redacción de los proyectos a finales de este año.

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) anunció ayer que sacará a licitación antes de finales de este año la redacción de los proyectos de construcción de otras dos estaciones de Cercanías de Sevilla que sufrían un retraso histórico, el mismo que sufría la recuperación y ampliación de la línea C2 a la Cartuja.

El problema es que este anuncio se hace cuando faltan dos meses para las elecciones nacionales del 20 de noviembre y justo el día antes del comienzo oficial del periodo de la campaña electoral que se publica hoy en el BOE.

Las dos estaciones cuyos proyectos quiere licitar ahora el Gobierno central son la de Guadaíra, que conectará con el Metro y dará servicio a la Universidad Pablo de Olavide, y la de La Salud que esperan como agua de mayo los vecinos de las nuevas urbanizaciones de Bellavista, sin ir más lejos los habitantes de los Jardines de Hércules.

La redacción de proyectos está muy lejos del inicio de obra. De hecho, el presidente de Adif Antonio González admitió ayer que no sabe el plazo en que podrían estar listos los proyectos ni el tiempo que se prevé que puedan durar las obras si algún día hay presupuesto suficiente para iniciar ambas construcciones.

Para encargar la redacción de proyectos no hacía falta esperar tantos años como se ha tardado. La estación de Guadaíra lleva esperando una licitación de Cercanías desde que se inauguró la línea 1 del Metro de Sevilla a principios de 2009 (2 de abril). Sin esta conexión el Metro no tiene sentido en esta parada, situada en el viaducto del mismo nombre entre las estaciones de Cocheras y Olavide.

La estación de Cercanías de la Salud era una vieja reivindicación de las familias que llegaron a las nuevas urbanizaciones de Bellavista después del desmantelamiento de la antigua fábrica de Uralita, cuyos terrenos se han transformado en miles de viviendas. El apeadero de la Salud existe en el mapa de Cercanías de Sevilla, pero quedó sin uso hace ya varios años y no paran allí los trenes que se dirigen a Bellavista. Los vecinos reclamaban su recuperación y adaptación como estación. El delegado del Gobierno Luis García Garrido saludó ayer con euforia este anuncio del presidente de Adif, Antonio González, quien defendió que en esta empresa del Ministerio de Fomento "no paramos y seguimos trabajando para Sevilla".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios