Contenido Patrocinado

¿Por qué hay un gran auge de casas prefabricadas?

¿Por qué hay un gran auge de casas prefabricadas?

¿Por qué hay un gran auge de casas prefabricadas?

Las casas prefabricadas están en pleno auge, y eso hace que hayan surgido incluso herramientas como Facilhouse, una web que nos permite encontrar la casa prefabricada que necesitamos totalmente online.

Este auge tiene varias causas, una serie de ventajas que vamos a ver a continuación y que hacen que estas casas sean la mejor opción para muchas personas.

El Covid nos ha hecho ver que es mejor vivir en una casa

El Covid tiene buena parte de “culpa” en el aumento de ventas de las casas prefabricadas, debido a que muchas personas se han dado cuenta de que vivir en un piso no siempre es la mejor idea, sobre todo en estos tiempos en los que hay restricciones de movilidad.

Las casas prefabricadas siempre se ponen sobre un terreno más o menos amplio, lo que quiere decir que vamos a tener un espacio propio en el que hacer deporte y respirar aire puro, aunque no se pueda salir a la calle.

Los tiempos de ejecución de la obra se reducen

¿Cuánto tiempo se puede tardar en construir una casa tradicional desde cero? Nos vamos a muchos meses y con los retrasos que siempre ocurren siempre se pasa de un año, cuando no llegamos al año y medio.

Esto no ocurre con las casas prefabricadas, que se llevan en piezas al terreno y que, una vez preparado, este se pueden montar en unas semanas.

En ese periodo de tiempo se dejan preparadas para entrar a vivir, en especial si la compramos ya completa, es decir, con los muebles, la instalación eléctrica, de fontanería, etc.

Con este tipo de casas ya completadas, solo hay que montarlas y “enchufarlas” a la red eléctrica, a la de agua potable y al alcantarillado, dejando la vivienda lista en muy poco tiempo para poder entrar a disfrutarla.

Son mucho más económicas que las tradicionales

Quizá, el motivo principal del auge de las casas prefabricadas es su precio. Hay muchos precios dependiendo de la calidad, del montaje, de lo que nos incluyen al comprarla, pero lo cierto es que una casa de este tipo es mucho más económica que la tradicional.

Siempre se dice que el ahorro es de alrededor de un 40 %, pero es que incluso siendo menos la cantidad de dinero que ahorramos es muy alta, lo que nos puede servir para comprar un terreno más grande o uno mejor situado.

Además, muchas casas prefabricadas son modulares, es decir, que nos permiten ir acoplando habitaciones con la misma estética conforme los vayamos necesitando, como cuando viene un miembro nuevo a la familia o simplemente comenzamos a trabajar en casa y nos hace falta un despacho.

Esta modularidad casi siempre es imposible en una casa de toda la vida y cuando lo es nos resulta carísima. Aquí solo hay que llamar a la empresa que nos hizo la casa para que nos haga una habitación con los mismos materiales y montarla. La casa crecerá en poco tiempo, sin obras y sin que se note que hay un añadido extraño como ocurre cuando hay que hacer lo mismo en una casa tradicional.

De esta manera, el auge de este tipo de viviendas está más que justificado, pues presenta muchas ventajas sobre la construcción tradicional. Si os interesa ver los tipos de casas que hay, los metros cuadrados que tienen y los precios, los podéis ver en la web de Facilhouse.