Educación

Las guarderías sevillanas sólo abrirán en julio con permiso de los ayuntamientos

  • En caso de apertura, funcionarán como ludotecas

  • La ministra de Educación se reunirá el jueves con las autonomías para preparar el nuevo curso

Una educadora de Infantil atiende a los niños de una guardería. Una educadora de Infantil atiende a los niños de una guardería.

Una educadora de Infantil atiende a los niños de una guardería. / José Ángel García

Las guarderías sólo podrán abrir en julio con permiso de los ayuntamientos. Así lo ha confirmado este viernes el consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, quien ha adelantado que el próximo jueves se reunirá, en conferencia sectorial, con la ministra de Educación, Isabel Celaá, para abordar el nuevo curso escolar. 

Las escuelas infantiles permanecen cerradas desde que se decretó el estado de alarma el 14 de marzo. Lo seguirán estando en la desescalada, como el resto de centros de enseñanza, donde, por ahora, sólo acuden los equipos directivos y el personal de administración y servicios para trámites como el de la escolarización. Las familias con hijos matriculados en el primer ciclo de Infantil (hasta los tres años) confiaban en que este servicio se retomara en julio, cuando la provincia de Sevilla llegue a la "nueva normalidad". 

Será así, pero sólo en parte. Imbroda ha descartado que las guarderías vayan a prestar un servicio educativo en verano, como es habitual durante el curso, que en condiciones normales dura 11 meses. La Junta no dará autorización para ello. Las que abran sólo lo harán con el permiso de los ayuntamientos para hacer las funciones de ludotecas o entretenimiento de los menores que contribuyan a la conciliación laboral y familiar de los padres. Corresponde, por tanto, a las administraciones locales otorgar el visto bueno. 

El consejero adelantó que el próximo jueves se celebrará una conferencia sectorial entre el Ministerio de Educación y las comunidades autónomas para abordar el nuevo curso escolar, para el que se barajan varias opciones. Como ya adelantó el presidente andaluz, Juanma Moreno, hace varias semanas, la intención es que la vuelta al colegio en septiembre se haga "dentro de la normalidad", aunque manteniendo las medidas de seguridad e higiene que se encuentren vigentes en ese momento. 

El escenario que parece más descartable, por ahora, es el de la reducción de ratio a 15 alumnos por aula que ha propuesto la ministra del ramo, la socialista Isabel Celaá. Imbroda apunta a que los exámenes presenciales para la obtención del título en ESO y Bachillerato (que se celebrarán entre finales de junio y julio), la Selectividad y el plan de refuerzo estival servirán de prueba para marcar las directrices en el regreso de los alumnos a las clases presenciales tras las vacaciones de verano. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios