Idental: las víctimas “Idental me ha destrozado la vida”

  • La sevillana Inmaculada Senovilla relata cómo ha perdido audición en un oído, entre otras graves secuelas, tras acudir a la clínica Idental en Nervión, donde recibió un trato negligente

Inmaculada Senovilla en la puerta de Urgencias del Hospital Virgen del Rocío muestra uno de sus informes médicos. Inmaculada Senovilla en la puerta de Urgencias del Hospital Virgen del Rocío muestra uno de sus informes médicos.

Inmaculada Senovilla en la puerta de Urgencias del Hospital Virgen del Rocío muestra uno de sus informes médicos. / M. A.

“No puedo comer ni dormir. Necesito 24 medicamentos diarios. Los últimos me los han recetado por las llagas. No puedo cerrar la boca. Sale pus de mis labios. He perdido el oído izquierdo y tuve miedo de perder un ojo... por la infección. Sufro ansiedad y depresión. Idental me ha destrozado la vida. No puedo trabajar. No tengo fuerzas para hacer siquiera las tareas de casa. Me han provocado una contractura en la mandíbula. Tengo tres hijos”. El desgarrador relato de Inmaculada Senovilla, sevillana de 48 años, se encuentra entre las miles de historias que forman parte del macroproceso contra Idental que el juez José de la Mata afronta, desde el pasado mes de julio, en la Audiencia Nacional.

La historia clínica de Inmaculada desvela una sucesión de presuntas negligencias cometidas en las consultas de Idental, que estaban ubicadas en la sede que esta cadena de odontología mantenía Nervión, hasta que cerró, de facto y sin previo aviso, a finales de mayo.

Inmaculada Senovilla sufre graves secuelas, víctima de una cadena de actuaciones negligentes: infecciones continuadas durante año y medio; pérdida de audición en el oído izquierdo; llagas; ausencia de pruebas diagnósticas necesarias; desgarros de tejidos; pérdida de piezas dentales; tratamientos mal planificados y fracaso precoz de implantes, entre otros problemas denunciados en los juzgados. Su situación ya ha sido revisada recientemente por médicos forenses y, en estos momentos, Inmaculada espera que le asignen un nuevo abogado de oficio, en Madrid.

Mientras su situación se resuelve en los tribunales, esta mujer se pregunta: “¿cuánto tiempo voy a tener que soportar así?”. En su centro de salud, en los servicios de Urgencias del Hospital Virgen del Rocío, y en el centro comunitario de salud mental, Inmaculada es ya una paciente conocida. Son muchas las idas y venidas a los servicios sanitarios que esta mujer ha tenido que realizar desde que confió su salud bucodental, hace dos años, a Idental.

La ‘tortura’ dental

La tortura de Inmaculada Senovilla comenzó el 16 de noviembre de 2015 cuando acudió a la primera consulta del centro Idental que se ubicaba, hasta finales del pasado mayo, en la calle Villegas y Marmolejo de la capital.

Tras someterse a una exploración le comunicaron un tratamiento, que incluía varios implantes. Uno de sus hijos, que se encargó de financiar el tratamiento, ha abonado las cuotas hasta hace seis meses. Senovilla solicitó por escrito a la financiera (EVO Finance) que dejara de cobrar las cuotas ya que, entre otras razones, la clínica cerró en mayo. A fecha de hoy la financiera continúa presionando a su hijo para que pague las cuotas. El tratamiento quedó presupuestado en 1.048 euros.

Sufre contractura de mandíbula, infecciones continuas y ansiedad, entre otras secuelas

Más allá de estas presiones de la financiera, los graves problemas de Senovilla afectan a su salud. “Ya no quiero ni salir de casa. Tengo que tomar entre seis y cuatro valium al día. No puedo comer, pese a las 24 pastillas que estoy tomando para las infecciones, el dolor, las llagas, la ansiedad. Sólo puedo tomar sorbos de agua. Sigo perdiendo kilos, ya peso apenas 54”, relata con una voz quebrada por la angustia contenida. Su historia está descrita en numerosas denuncias y reclamaciones presentadas ante Idental, ante la Junta de Andalucía, en el Colegio de Dentistas, ante la financiera, y en los juzgados. Inmaculada continúa esperando respuestas a su precaria situación de salud.

Cadena de ‘mala praxis’

Tras someterse a dos cirugías, la última el 9 de septiembre de 2016, Inmaculada tuvo que acudir, poco después, a Urgencias en tres ocasiones por fuertes molestias. El cirujano de Idental que la atendió reflejó en su historia clínica que no había TAC previo a la intervención.

Pese a la ausencia de esta prueba diagnóstica necesaria, y pese la sospecha de una infección por la presencia de mucosidad en la zona a intervenir, el cirujano sometió a Inmaculada a la operación (elevación de seno) y le colocó injertos de hueso. Tras esta intervención, Inmaculada acudió a Idental, de nuevo, de urgencias el 26 de octubre: “Supura en la parte de la intervención. Está desgarrado”, se refleja en su historia. Comienzan para ella tratamientos con antibióticos, que se alargarán durante año y medio. Inmaculada es alérgica a la penicilina, de modo que no puede recibir determinados antibióticos. Pese a este factor de riesgo, los odontólogos que la atendieron apuntaron en su historia clínica “tratamiento con antibióticos”, sin especificar qué antibiótico ni qué dosis.

Inmaculada Senovilla. Inmaculada Senovilla.

Inmaculada Senovilla. / M. A.

En menos de un mes se vio obligada a acudir de nuevo de urgencia a la clínica Idental. Ante la persistencia de sus problemas bucodentales y la ausencia de un tratamiento eficaz, Inmaculada decidió ir a las Urgencias del Hospital Virgen del Rocío. En esta consulta hospitalaria se aprecia: “dehiscencia de sutura, con sobreinfección de los puntos de sutura con esfacelos y salida de material de osteogénesis a través de la herida”. Es decir: en el hospital se constata que la paciente sufre una complicación quirúrgica en la herida que se abre repentinamente con supuración, a través de la cual está expulsando el injerto de hueso, que le habían colocado en Idental. Una nueva consulta a Urgencias, el 28 de octubre de 2016, por rechazo del material osteogénico provocó un nuevo tratamiento.

Le colocaron injertos óseos, pese a la presencia de infección y la ausencia de TAC

Otro informe del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Virgen del Rocío (19 de julio de 2017) refleja que esta mujer presenta: “cuadro de disminución de audición, acúfenos y mareos. Este cuadro es coexistente en el tiempo con episodio de infección odontógena severa tras injerto óseo”.

Tras estos episodios, Inmaculada se sometió, en octubre de 2017, a un nuevo estudio de su situación a cargo de dos odontólogos independientes (peritaje) vinculados al Servicio Andaluz de Salud (SAS). Según el estudio de estos especialistas independientes: “La intervención de la elevación de seno sin el apoyo de pruebas de imagen y sin reflejar si se ha limpiado previamente el lecho, que presentaba signos de inflamación local, puso en riesgo a la paciente, de hecho tuvo complicaciones de carácter infeccioso y tratadas de urgencia”.

En el apartado de conclusiones: los especialistas independientes destacan que Inmaculada Senovilla recibió un “tratamiento mal planificado y realizado sin tener en cuenta las pruebas mínimas necesarias para realizarlo por lo que se puso en riesgo la seguridad de la paciente”.

MARZO DE 2017: Alerta del Colegio Oficial de Dentistas

La estafa y el posible delito de salud pública de Idental saltaron hace año y medio, en marzo de 2017, en la sede del Colegio Oficial de Dentistas de Sevilla, ante el desmesurado incremento de las quejas y reclamaciones por los tratamientos que se realizaban en las dos clínicas de esta cadena de odontología en Sevilla, que estaban ubicadas en La Cartuja y en Nervión.

Protesta de afectados en el Parlamento. Protesta de afectados en el Parlamento.

Protesta de afectados en el Parlamento. / Juan Carlos Vázquez

Durante los tres primeros meses del año 2017 la institución profesional que integra a los dentistas de Sevilla recibió 43 quejas y reclamaciones de pacientes afectados; y en los últimos seis meses de 2016 se contaron otras 49. Estas cifras de denuncias contra tratamientos odontológicos no tenían precedentes en un periodo de nueve meses. En un escrito remitido desde el Colegio Oficial de Dentistas a la Delegación Territorial de Salud se advirtió del elevado volumen de quejas y reclamaciones tramitadas por los pacientes.

Tras un primer análisis de la situación en las clínicas Idental, en el Colegio de Dentistas se detectó una absoluta anormalidad de funcionamiento de esas clínicas ocasionando graves perjuicios a los pacientes. Ante esta realidad, el Colegio de Dentistas rogó a la Junta de Andalucía la adopción de medidas oportunas para evitar mayores daños y perjuicios a la población. En marzo de 2017 no existían indicios de solución posible por parte de la empresa propietaria de Idental. A estas advertencias del Colegio Oficial de Dentistas, siguieron en 2017 dos informes emitidos por la Inspección Provincial de Servicios Sanitarios en los que, de nuevo, se advirtió en la Junta de Andalucía de una cadena de irregularidades con graves repercusiones en la salud de los pacientes de Idental.

El Consejo General tilda el caso como “el mayor escándalo sanitario dental”

Desde marzo de 2017, cuando saltaron las alertas, y hasta febrero de 2018, la clínica de Idental en Nervión (la sede en La Cartuja cerró y derivó a los pacientes a la sede de Nervión) continuó recibiendo a nuevos pacientes, mientras las quejas comenzaron a contarse por cientos. El cierre de facto de la clínica de Nervión llegó a finales de mayo, sin previo aviso a los pacientes, muchos con citas pendientes y tratamientos a medias. Las denuncias aumentaron de manera exponencial en el Colegio de Dentistas, en la Junta de Andalucía y en los juzgados.

El Consejo General de Dentistas de España emitió un comunicado, con fecha de 25 de junio, en el que califica el cierre de Idental en España –sin un comunicado oficial por parte de la empresa– como “el mayor escándalo sanitario dental mundial conocido hasta el momento”. Asimismo, esta institución profesional de ámbito nacional ha aclarado recientemente: “La Organización Colegial no tiene ninguna competencia ni responsabilidad en cuanto al control de las clínicas dentales. Son las Consejerías de Sanidad o sus Departamentos de Inspección los organismos competentes para ello”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios