Sevilla

Los imanes decorativos se imponen como 'souvenir'

  • Los comerciantes de tiendas de recuerdos han visto aumentar la venta de imanes y de llaveros por la crisis

Comentarios 2

Las vacaciones suponen un momento de tranquilidad y paz para los afortunados turistas hasta que se aproxima el momento de volver a casa, aunque antes de ese momento no hay que olvidar comprar todos los recuerdos o souvenirs necesarios para familia y amigos.

La variedad de recuerdos disponibles es tan grande que cada cual puede encontrar lo que busca. Las camisetas con frases ingeniosas son las más demandadas por los jóvenes. Para las abuelas se recurre a los dedales de cerámica, aunque los comerciantes coinciden en que casi cualquier objeto resultará apetecible a los foráneos siempre y cuando reproduzca la imagen tópica de Andalucía y, más concretamente, de Sevilla: la flamenca, el toro y el torero.

"Lo último que nos ha llegado es un muñeco cabezón y, aunque lo hay de diferentes formas, el que más sale es el que va vestido de torero o de flamenca", comenta Isabel Valenzuela, joven empleada de la tienda de recuerdos Sevilla Antigua, de la calle Sierpes.

La crisis actual está afectando al sector turístico y, dentro de éste, a los vendedores de recuerdos: "Antes vendíamos más camisetas, ahora la gente no se complica tanto y tira más de llaveros o imanes decorativos, que son más baratos", explica Isabel Valenzuela. De la misma opinión son los vendedores de otras tiendas de recuerdos como Zadi o Sombreros Padilla Crespo.

La crisis ha hecho que los turistas busquen recuerdos más asequibles con los que sorprender a sus amistades. "La gente no deja de regalar, ya sea porque aprecian a la otra persona o ya sea por quedar bien, por compromiso la gente regala mucho", concluye.

Los souvenirs más demandados, no sólo por su pequeño tamaño sino por su precio asequible y su variedad, son los llaveros y cada vez más los imanes.

Estos imanes son principalmente usados para decorar la puerta de la nevera; pequeños, baratos, de diversas formas y motivos son el regalo ideal. Además de decorativos, los imanes pueden ser también útiles, son una excelente manera de colocar, sobre superficies metálicas, notas, fotografías, direcciones o teléfonos, algunos incluyen hasta sacacorchos entre otras cosas. Estos objetos magnéticos también han sido usados como soporte publicitario.

"Aquí, en Sevilla Antigua, los imanes que más estamos vendiendo son unos de cerámica artesanal con la frase I love Sevilla", explica Isabel Valenzuela. Estos imanes de cerámica están hechos a mano por un joven artesano de Triana y su precio de cinco euros es superior al del resto de imanes que se pueden adquirir, pero los turistas aprecian el trabajo que conlleva y que sea un producto único. Además de estos artesanos se pueden encontrar una gran variedad de imanes de goma, que rondan los dos o tres euros.

Hay viajeros que no sólo los regalan, sino que ellos mismos los coleccionan. Es el caso del francés Pierre Morel, quien se ha comprado un imán que representa la Giralda. Es común que estos imanes del souvenir representen los monumentos más destacados de la ciudad. En el caso de Sevilla; la Giralda, la Torre del Oro o La Maestranza pueden estar en la nevera de cualquier turista.

Hay muchos coleccionistas de imanes que tienen en esta afición la manera de recordar los diferentes destinos que han conocido. Por internet, en algunos foros, hay personas que intercambian distintos modelos de sus ciudades para completar su colección.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios