Sevilla

Los jardines del Guadalquivir se abren 18 años después de la Expo'92

  • El proyecto ha contado con el presupuesto de 8,5 millones para regenerar 26 kilómetros de terreno en los que se han plantado más de 30.000 plantas.

Comentarios 14

Los jardines del Guadalquivir se reabrirán al público antes de final de año, 18 años después de su apertura para la Exposición Universal de 1992, según ha anunciado este jueves la consejera de Administración y Hacienda Pública, Carmen Martínez Aguayo.

Durante la visita a estos jardines, patrimonio de la Junta de Andalucía, la consejera ha explicado que las obras de recuperación de este enclave están finalizadas, y ha señalado que la apertura está supeditada a la espera de adjudicar la gestión del espacio, para reabrirlo a disposición de los usuarios, y que se hará en consonancia con el Ayuntamiento.

La actuación realizada en los jardines del Guadalquivir está encuadrada en el convenio suscrito con la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), que ha contemplado igualmente la adecuación del Jardín Americano y del Paseo de Ribera, y que ha contado con un presupuesto total de 8,5 millones de euros procedentes en un setenta por ciento de los fondos FEDER de la Unión Europea.

El responsable de las obras ejecutadas en estos tres espacios, Antonio Carrasco, ha informado de que en total se han regenerado 26 kilómetros, que van desde el Pabellón de la Navegación hasta el Puente del Alamillo, en los que se han plantado más de 30.000 plantas y 8.500 árboles nuevos.

En cuanto a los Jardines del Guadalquivir, Carrasco ha manifestado que la vegetación original se ha mantenido en su mayor parte, como los rosales plantados hace 25 años o los plataneros, aunque ha matizado que se han incluido diez palmeras nuevas en la avenida principal.

El técnico ha sostenido que los jardines guardan el diseño de planta romana y están distribuidos en varias "secuencias" que se relacionan con los usos del suelo y del agua durante la historia, y que están "cargados de simbología".

Entre los diferentes espacios se encuentran grandes pedruscos junto con un estanque de agua "que simbolizan la conversión de la roca madre en suelo fértil", la zona de plantas aromáticas y medicinales, "propias del medievo o el renacimiento", o el jardín de rosáceas de estilo "versallesco".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios