Sevilla

Sevilla perderá otros cien policías locales a partir de enero

Policías locales, en el dispositivo de la Esperanza de Triana. Policías locales, en el dispositivo de la Esperanza de Triana.

Policías locales, en el dispositivo de la Esperanza de Triana. / Víctor Rodríguez

Comentarios 11

La Policía Local de Sevilla perderá aproximadamente cien agentes más en enero de 2019, cuando se apruebe la jubilación anticipada de los policías locales. Sin ellos, el déficit de la plantilla de la fuerza municipal rondará el de 400 efectivos, una situación que empieza a afectar demasiado a la hora de planificar los servicios y atender con ciertas garantías a la ciudadanía.

La merma de este centenar de agentes responde a la entrada en vigor del decreto del Gobierno central que aprueba la jubilación anticipada de los policías locales a los 59 años.

La plantilla de Sevilla está compuesta actualmente por unos 1.100 agentes y padece un déficit de más de 300 plazas para poder cubrir la ratio que marca la directiva europea, que indica que debe haber dos policías locales por cada mil habitantes. Para ello habría que contar con unos 1.400 agentes, como el propio gobierno municipal ha reconocido a la hora de elaborar la Relación de Puestos de Trabajo (RPT).

En este documento, el Ayuntamiento admite que se precisan 363 agentes para poder cubrir todas las plazas previstas en el rediseño del cuerpo elaborado por la delegación municipal de Seguridad.

Sin embargo, el gobierno municipal sólo ha podido convocar cincuenta nuevas plazas de policías locales a lo largo de todo el mandato. Estas cincuenta plazas no servirán ni siquiera para compensar la avalancha de jubilaciones que se presentan en enero de 2019, coincidiendo con la aprobación de la jubilación anticipada para los policías locales de toda España.

Además, los 50 nuevos policías no podrán acceder a sus puestos en lo que queda de mandato, puesto que han de pasarse un año de formación en la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía (ESPA), y todavía no se han hecho los exámenes, previstos para este mes de noviembre. Es decir, puede que transcurran varios meses en los que se hayan dado de baja los policías que hayan cumplido los 59 años y todavía no haya entrado ninguno de los nuevos.

En Sevilla no ha accedido ningún agente desde las oposiciones de principios de la década, que actualmente están siendo enjuiciadas por un juzgado de Sevilla por una presunta filtración del examen a al menos 37 de los opositores.

La carencia de personal en el cuerpo municipal es “insostenible”. Así la califica el presidente del Sindicato de la Policía Local de Sevilla (SPLS), Roberto Echevarría, en un escrito dirigido al alcalde, Juan Espadas.

Este dirigente sindical expone que desde el año 2012 no se cubre ninguna plaza vacante por jubilación y que la plantilla de Sevilla presenta una edad media muy elevada, próxima a los 50 años. Además, indica que hay 250 funcionarios en situación de segunda actividad, esto es, con 55 años cumplidos y a un paso de la jubilación.

Para el SPLS, estos datos son “muy alarmantes” y recuerda que el déficit puede seguir aumentando hasta los 600 policías en los siguientes cinco años. El presidente de este sindicato precisa que el gobierno local ya reconoció en el año 2017 que faltaban 300 efectivos en plantilla.

Fue cuando reclamó al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, entonces dirigido por el PP, que levantara las restricciones en materia de contratación impuestas por la Ley de Estabilidad Presupuestaria, que impiden la cobertura de las plazas vacantes en la Policía Local. "Sin embargo, durante sus más de tres años de gobierno ha sido incapaz de agilizar la promoción de 50 plazas disponibles de la oferta de empleo público de 2013, 2014 y 2016".

En los barrios

El problema de la falta de personal se está notando especialmente en la calle, donde apenas quedan en ocasiones un patrullero para atender a todo un distrito. O hay turnos sin ningún mando. La mayoría de las unidades están a la mitad de su dotación y se han abierto comisarías sin el personal suficiente, como es la de Bellavista.

En el caso de los dispositivos de barrios como el de Pino Montano, donde se ha reforzado la seguridad tras una serie de robos violentos, estos controles se han montado restando efectivos a otros barrios.

"Esta carencia de efectivos está causando un grave perjuicio entre los policías, que deben multiplicar esfuerzos para cubrir los servicios mínimos. Cada vez son más frecuentes la eliminación de descansos o negación de los días de permiso, generando graves problemas de conciliación familiar. Todo esto se suma al paulatino aumento de la inseguridad que supone prestar servicio en la calle, en muchas ocasiones sin mandos y sin indicativos de apoyo disponibles", denuncia el SPLS en su escrito enviado al alcalde.

Para paliar el problema de la falta de mandos, el sindicato también pide la “urgente gestión de fórmulas necesarias” para aumentar los concursos de promoción interna, pues hasta 2020 podrían jubilarse dos superintendentes, cuatro intendentes, seis inspectores y 22 oficiales, lo que deja a la Policía Local con una grave escasez de mandos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios