Sevilla

Unos ladrones aprovechan una obra para robar tres veces en una casa de Nervión

  • La propietaria, de 75 años, asegura que está indefensa y que el asunto le está afectando a la salud

  • Los asaltantes cogen una escalera de la obra colindante para acceder a la vivienda

La casa en obras por la que entran los ladrones. La casa en obras por la que entran los ladrones.

La casa en obras por la que entran los ladrones. / M. G.

Comentarios 2

Una vecina del barrio de Nervión ha sufrido tres robos en su domicilio en un corto periodo de tiempo. En las tres ocasiones los ladrones han entrado en la vivienda aprovechando unas obras que se están realizando en la casa colindante. Esta obra, según denuncia la afectada, no tiene ninguna medida de seguridad y los delincuentes pueden acceder con facilidad a su domicilio desde este edificio.

La mujer tiene 75 años y vive sola. Ha denunciado los robos ante la Policía Nacional y ha enviado una carta exponiendo la situación al delegado de Gobernación en el Ayuntamiento de Sevilla, Juan Carlos Cabrera. En ella, cuenta que está sufriendo "graves trastornos de salud" y se siente "totalmente indefensa" al no ver que la empresa que ejecuta las obras toma medidas para solucionar el problema. En la misiva, asegura que se encuentra "valorando la posibilidad de tener que buscar una alternativa para residir segura", al menos hasta que finalicen las obras.

El primero de los robos ocurrió la madrugada del 29 de junio, mientras la vecina se encontraba en el interior de su vivienda. Dos desconocidos entraron en la casa por la azotea desde el edificio en obras. Para ello utilizaron una escalera de los obreros. Varios vecinos se dieron cuenta y los delincuentes se dieron a la fuga.

Interior de la vivienda revuelto tras un robo. Interior de la vivienda revuelto tras un robo.

Interior de la vivienda revuelto tras un robo. / M. G.

La mujer fue a avisar a la constructora y el responsable de la obra le dijo que la escalera "se deja quitada una vez que no está en uso y que habrán sido los ladrones los que la colocaron para acceder", así como que ellos también eran víctimas de los robos. Además, le admitió que carecían de medidas de seguridad, y sólo ponían una cadena que los ladrones cortaban para robar en la propia obra.

Ante esta situación, viendo que nada se hacía, decidió instalar cámaras de videovigilancia y contratar a una empresa de seguridad. Esto le permitió detectar una segunda intrusión, el pasado 7 de julio, por el mismo sitio que la primera. El 8 de julio, la mujer tuvo que ser atendida en un centro médico de urgencias por un cuadro de ansiedad. Menos de un mes después del segundo intento de robo, el 5 de agosto, volvió a ser víctima de un asalto a su casa. La Policía Nacional, cuya comisaría de distrito se encuentra cerca de la casa, investiga los tres casos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios