Sevilla

En libertad los nueve Biris detenidos por la paliza a un aficionado bético

  • El juez impone a siete de los arrestados una orden de alejamiento de 300 metros de la víctima y de los estadios de la ciudad

Un grupo de Biris espera la salida de sus compañeros de los juzgados. Un grupo de Biris espera la salida de sus compañeros de los juzgados.

Un grupo de Biris espera la salida de sus compañeros de los juzgados. / Víctor Rodríguez

Comentarios 6

Los nueve ultras del Sevilla detenidos por la agresión a un aficionado bétido durante la tarde del martes quedaron este viernes en libertad con cargos. Dos de los arrestados fueron puestos en libertad por la misma Policía tras su detención, mientras que los otros siete fueron puestos a disposición judicial a lo largo de la tarde de este viernes. El Juzgado de Instrucción número 10 de Sevilla, en funciones de guardia de detenidos, decretó la libertad provisional para los siete detenidos y les impuso una orden de alejamiento de 300 metros respecto de la víctima y los estadios de fútbol del Betis y del Sevilla, según indicaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

Los hechos ocurrieron en las inmediaciones del estadio Benito Villamarín, concretamente junto a la tienda oficial del club. La víctima, de 19 años, se dirigía a preparar una pancarta para el partido que enfrenta a ambos equipos esta tarde, cuando fue abordada por varios aficionados radicales del conjunto rival. El joven tuvo que ser trasladado al hospital Virgen del Rocío, donde fue asistido de las lesiones sufridas. Resultó herido leve.

La Policía identificó rápidamente a los presuntos autores de la agresión. Son nuevo miembros del grupo ultra Biris Norte. Los sospechosos fueron citados en comisaría este viernes por la mañana y quedaron detenidos. Dos de ellos fueron puestos en libertad por la Policía y los siete restantes permanecieron en los calabozos hasta que, a las cuatro y media de la tarde, fueron llevados a los juzgados.

En una nota de prensa emitida este viernes, la Policía informó de las detenciones de estos ultras, que tienen edades comprendidas entre los 18 y los 30 años. La Policía recuerda que los jóvenes iban ataviados con pasamontañas y armados con objetos contundentes, y que se desplazaron hasta el estadio Benito Villamarín con el objetivo de buscar a aficionados radicales del Betis.

El juez impone a siete de los arrestados una orden de alejamiento de 300 metros de la víctima y de los estadios de la ciudad

A media tarde, con la zona bastante concurrida, los agresores encontraron a un joven vinculado al grupo Supporters Gol Sur, que caminaba solo y que acababa de salir del estadio, donde estaba preparando con otros hinchas el tifo que se exhibirá en el derbi. La reyerta se desarrolló en unos minutos y se disolvió de inmediato. Los agresores huyeron a pie por las calles aledañas. La Policía inició la investigación de los hechos nada más tener conocimiento de los mismos e identificó rápidamente a los autores de la agresión, cuatro de los cuales tenían ya antecedentes.

Los sospechosos robaron la camiseta al ultra del Betis y le hicieron después una fotografía para exhibirla a modo de trofeo en las redes sociales. Sin embargo, en esa fotografía se veía una parte del coche en la que aparecía la pegatina con el distintivo ambiental del vehículo, y en la que se leía perfectamente la matrícula del mismo. Los investigadores citaron a los nueve identificados este viernes por la mañana en comisaría, donde les tomaron declaración en calidad de detenidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios