Sevilla

Un manifiesto a favor de Vázquez Consuegra pide más dinero para las Atarazanas

  • Más de treinta profesionales del mundo de la cultura demandan a La Caixa y a la Junta que amplíen su compromiso económico para recuperar el edificio en su "totalidad".

Comentarios 5

Un manifiesto a favor del arquitecto Guillermo Vázquez Consuegra firmado por más de treinta profesionales del mundo de la cultura en la ciudad reclama a La Caixa y a la Junta de Andalucía que amplíen su compromiso económico para recuperar en su "totalidad" las Reales Atarazanas. En el escrito difundido por el estudio arquitectónico del autor del proyecto se solicita a ambas instituciones que el edificio cuente con una programación cultural ambiciosa y estable en beneficio de los intereses generales de los sevillanos. Una tercera reclamación consiste en que los trabajos se inicien sin demora, ya que la Gerencia de Urbanismo aprobó la licencia para comenzar las obras en febrero.

El manifiesto está respaldado, entre otros, por artistas como Luis Gordillo, premio Nacional de Artes Plásticas; o Carmen Laffón, premio Nacional de Pintura y académica de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando; además de arquitectos como Víctor Pérez Escolano, productores audiovisuales como Antonio Pérez, científicos como Guillermo Antiñolo, premio Nacional de Investigación, o artistas como el pintor Miki Leal y el fotógrafo multidisciplinar Dionisio González.

Estas tres peticiones se producen sólo un día después de que la entidad bancaria y el Gobierno andaluz, promotores de la rehabilitación, acordaran recuperar el mirador arqueológico que el arquitecto había incluido en el proyecto original del Caixafórum y que en este segundo se había suprimido como consecuencia de la reducción de la inversión a diez millones de euros. Se trata de una excavación parcial del relleno hasta alcanzar la cota original del edificio, pero sólo en la banda más cercana a la antigua muralla, de manera que ésta y algunos de los arcos quedarían a la vista del público en toda su altura.

La Consejería de Cultura señaló que la modificación del proyecto se produce tras las recomendaciones del equipo técnico del arquitecto, "lo que permitirá sacar a la luz aquellos elementos que hoy están enterrados, tales como el arranque de la barbacana o la puerta almohade". Vázquez Consuegra apuntó en la inauguración de la exposición de la rehabilitación su deseo de realizar la excavación arqueológica. 

El mirador se situará delante de los restos de la antigua muralla, la única zona donde puede excavarse seis metros sin reforzar la estructura del edificio, ya que el propio lienzo de muralla hace de muro de contención y permite contener el terreno. Los trabajos deben arrancar de manera inminente y durarán año y medio, con ocho meses para la labor de campo y el estudio de los materiales obtenidos. Un millón de euros. Éste es el coste que supone llegar al nivel con el que fue concebido el antiguo astillero por Alfonso X.

La ampliación del proyecto no contenta a las asociaciones conservacionistas. La Asociación para la Defensa del Patrimonio de Andalucía (Adepa) apuntó que la recuperación de la cota original de la antigua muralla almohade "no es el tema fundamental", incidiendo en que el proyecto contempla "una cafetería y un salón de actos sobre los áticos superpuestos a las bóvedas" de las arcadas de las Atarazanas medievales, lo que a su vez implica la incorporación de "micropilonos de hormigón" a los pilares originales. "Se trata de hormigón inyectado en una base de ladrillo. Es algo irreversible, un problema técnico y una locura", señaló su presidente, Joaquín Egea.

"Nosotros partimos de la base de que en el proyecto hay elementos ilegales, siete entidades nacionales así lo dicen", aseguró Egea, quien consideró que lo que está sobre la mesa es la legalidad o ilegalidad de la rehabilitación. La estructura de las tres naves superiores del edificio, que ya no forman parte de las Atarazanas medievales, sino que son añadidos del XVIII, tampoco se tocará, pero una nave se convertirá en sala de exposiciones de 400 metros cuadrados, la nave central en talleres y salas polivalentes y la nave más próxima a Dos de Mayo será un restaurante con terraza a esa calle y vistas a la Catedral y la Giralda.

Desde otra perspectiva lo ve Juan Espadas. El alcalde socialista señaló que la ampliación de la rehabilitación demuestra la "voluntad de hacer el mejor proyecto posible escuchando opiniones, pero defendiendo el proyecto que hay sobre la mesa". Recordó que el Pleno municipal apoyó "que se escuchara y se mejorara si era posible, especialmente incorporando un testigo de la cota original". Por ello, agradeció a La Caixa y a la Junta "su sensibilidad" para mejorar el proyecto "sin que nadie se lo ordene o exija, sino por la convicción de que es un proyecto muy importante para la ciudad". Espadas mencionó que en las próximas semanas el Gobierno andaluz tendrá que plantear el calendario. "Este tema se ha movido entre quienes lo critican todo sin plantear alternativa y los que queremos buscar la mejor solución posible con garantías técnicas y jurídicas, con criterios validos y transparentes sobre la mesa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios