salud | pérdida de especialistas

La fuga de médicos de Sevilla se ha duplicado en la última década

  • El Colegio de Médicos vincula la emigración al alza con los ajustes adoptados por el Gobierno central y por la Junta de Andalucía, que han afectado a las plantillas del SAS durante la crisis

Un trabajador del SAS accede al Hospital Virgen del Rocío. Un trabajador del SAS accede al Hospital Virgen del Rocío.

Un trabajador del SAS accede al Hospital Virgen del Rocío. / josé ángel garcía

Comentarios 3

La fuga de médicos de Sevilla durante la última década se ha duplicado, un fenómeno que tiene un fuerte impacto en el déficit de especialistas que hoy afecta a las consultas. Durante el pasado año 2017 hasta 105 médicos se dieron de baja como colegiados en Sevilla: 79 de ellos por traslados (no transitorios) a otras comunidades autónomas y 26 de ellos para emigrar a otros países. Estas cifras son muy superiores a las registradas hace justo una década: en 2008 se contabilizaron 47 bajas en el Colegio de Médicos de Sevilla; 40 por traslados a otras comunidades autónomas; y sólo siete se marcharon a otros países.

La fuga de especialistas se ha disparado en los últimos años y muy especialmente a partir de 2012, según datos facilitados por el Colegio de Médicos de Sevilla. "Podemos apreciar que la cifra de traslados fuera de nuestra comunidad tiene un claro ascenso a partir del año 2012, que puede relacionarse claramente con el deterioro de las condiciones económicas y laborales de los médicos en el sistema público de salud", asevera el doctor Carlos Velázquez, vicesecretario del Colegio de Médicos de Sevilla. La precariedad laboral generó, primero, "un aumento de las diferencias laborales del médico con respecto de otros países europeos, en perjuicio del médico que ejerce en nuestra comunidad autónoma, lo que favoreció la emigración a otros países", explica el doctor Velázquez. Este fenómeno se vincula a las limitaciones que estableció el Gobierno central en las tasas de reposición a causa de los ajustes presupuestarios durante la crisis.

Los traslados a otras comunidades autónomas también han crecido de manera exponencial: 35 médicos se trasladaron en 2014 a otras comunidades autónomas, desde Sevilla; mientras que en 2017 se contabilizaron 79 traslados en busca de mejores condiciones laborales y de más oportunidades a otros puntos de España.

"Es evidente que no son sólo las medidas del Gobierno central las responsables del descontento de la profesión médica, sino que hay decisiones de nuestro Gobierno autonómico que perjudican el desarrollo profesional del médico", argumenta el vicesecretario del Colegio de Médicos de Sevilla. A los traslados se suma una tendencia creciente de los galenos a mirar hacia la sanidad privada. "Es un hecho constatado, si bien carecemos de registros históricos, el aumento progresivo de profesionales que ejercen en exclusiva en el sector privado", añade este doctor. El Colegio de Médicos de Sevilla achaca esta tendencia a varios factores, entre los que destaca "la precariedad de los contratos en el SAS y su bajo salario"; además de "la penalización económica adicional que supone el complemento de exclusividad para el médico del SAS", que quiere desempeñar también actividad en firmas privadas. El vicesecretario de los médicos sevillanos recuerda que el complemento de exclusividad, "que ha desaparecido desde hace años en la mayoría de las comunidades autónoma es, por su cuantía, el mayor de la nómina del médico que trabaja en el SAS". Otros factores que los galenos achacan a la fuga: la limitación para ocupar cargos de responsabilidad en la medicina pública para cualquier profesional que ejerce en la privada; el aumento y ampliación de hospitales privados en Sevilla; y el aumento de la actividad en la medicina privada asociado a los recortes en la sanidad pública. Otro factor más: "La priorización de la docilidad a la Administración frente a los méritos asistenciales, docentes e investigadores para ocupar puestos de jefe de sección o jefe de servicio. Esto hace que los profesionales que priorizan la calidad asistencial frente a los intereses de la Administración, en ocasiones, busquen su desarrollo fuera del sector público", asevera Velázquez.

FUENTE: Colegio de Médicos de Sevilla. GRÁFICO: Dpto. de Infografía. FUENTE: Colegio de Médicos de Sevilla. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

FUENTE: Colegio de Médicos de Sevilla. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

La fuga de médicos, tanto a otros países, como a otras comunidades autónomas como a la sanidad privada, "está generando una carencia de médicos dispuestos a aceptar contratos ofrecidos desde el SAS. Esta carencia se debe más a las malas condiciones ofrecidas que a la falta de médicos, pero la Administración no lo quiere admitir", considera el especialista.

Los traslados a otros países parece que se han estancado en los últimos años y tienden a bajar ligeramente: en 2015 emigraron 29; en 2016, se fueron 28; y en 2017, emigraron 26. Este cambio de tendencia se asocia al anuncio de la nueva oferta de empleo público. Esta convocatoria permitirá, en opinión del citado médico, "al menos, paliar la precariedad de cientos de médicos que llevan más de 10 ó 15 años ocupando una plaza que no pueden consolidar porque no sale concurso y oposición. ¿Nos imaginamos una empresa privada con cientos de empleados cualificados a los que no contrata como indefinidos tras 10-15 años?"

Las recientes incorporaciones tecnológicas a los centros sanitarios pueden "confundir a la población", considera el vicepresidente de los galenos, al destacar que "si un estudio de imagen (TAC, resonancia magnética, etcétera) no es bien interpretado, da igual que se realice o no".

Velázquez incide en que "el nivel asistencial de la atención médica depende de la correcta cualificación de los profesionales". Ante los problemas generados por la falta de médicos, el doctor Velázquez concluye: "El sistema sanitario andaluz está sustentado sobre la profesionalidad y compromiso asistencial del médico hacia los pacientes a pesar de los malos salarios y maltrato de su empresa. Seguir deteriorando su retribución económica o su desarrollo profesional acabará dinamitando el sistema por hastío de sus profesionales".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios