Sevilla

La mitad de la flota de Tussam ya funciona con gas natural

  • La empresa inicia el trámite para ampliar a 300 buses la estación de carga rápida

Talleres de Tussam en su sede de la avenida de Andalucía. Talleres de Tussam en su sede de la avenida de Andalucía.

Talleres de Tussam en su sede de la avenida de Andalucía. / tussam

La compra de nuevos autobuses de gas natural comprimido en los últimos años ha permitido que, en la actualidad, Tussam tenga algo más de la mitad de su flota funcionando con este combustible que reduce las emisiones contaminantes y genera una energía limpia y respetuosa con el entorno.

Según datos de la empresa municipal, el 51% de la flota total de autobuses ya es de gas natural comprimido, tras la incorporación de 15 nuevos autobuses el pasado enero. Ese porcentaje supera al 49% de flota con gas natural que se alcanzaba del año 2011.

"Este gobierno tiene el firme compromiso de impulsar la movilidad sostenible"

El repostaje de este combustible limpio se realiza en horario nocturno en una estación en la que caben 200 vehículos cargando combustible a la vez. La empresa pública de transportes urbanos ha iniciado un procedimiento para contratar la ampliación de su estación de carga rápida de gas natural comprimido y así incrementar la capacidad de repostaje nocturno hasta llegar a los 300 autobuses, ya que en la actual se pueden repostar sólo 200 buses.

La ampliación tiene que ver con que Tussam ha decidido incrementar su flota de autobuses de gas natural comprimido en los próximos años hasta llegar a los 300 vehículos totales, lo que supondrá que el 75% de su flota estará propulsada con gas natural.

El presupuesto de esta ampliación de la estación de gas asciende a 2.141.400 euros, una inversión que se divide en dos fases. Así, en una primera se invertirán 1.355.575 euros, lo que permitirá repostar hasta 250 autobuses de gas natural comprimido. En la segunda fase la inversión será de 785.825 euros. Una vez ejecutada la inversión al completo, en un plazo de tres años (36 meses) aproximadamente se podrán repostar hasta 300 autobuses de gas natural comprimido en horario nocturno.

El recorte de emisiones contaminantes de esta flota de los 100 vehículos nuevos que se podrán repostar en un futuro será muy destacada en cuanto a reducción de partículas y a emisión de dióxido de carbono (CO2), que se verá aminorado en 97,02 toneladas al año.

La experiencia de Tussam con los autobuses de gas natural comprimido está siendo muy positiva desde la perspectiva técnica, por tratarse de vehículos muy fiables y seguros, así como desde el punto de vista medioambiental, al tratarse de vehículos de bajas emisiones contaminantes. Lo mismo ocurre desde el punto de vista económico, ya que se produce un ahorro en el importe del consumo de combustible superior al 30% con respecto a un vehículo diésel.

"El actual equipo de gobierno de la ciudad tiene un firme compromiso de impulsar el transporte público y la movilidad sostenible. Eso requiere una apuesta por la renovación y modernización de la flota de Tussam y la adaptación de sus infraestructuras para el repostaje con combustibles que sean más respetuosos con el medio ambiente", señaló ayer el vicepresidente de Tussam y delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Carlos Cabrera.

El concejal delegado recordó que entre los años 2015 y 2016 se renovaron 73 vehículos y hay previstos otros 25 para este año 2017, con más de la mitad de la flota de buses suministrada con gas natural comprimido.

La licitación para ampliar la estación de carga de gas figura entre las medidas del Plan de Acción por el Clima y la Energía de Sevilla (Paces), aprobado el año pasado por el Pleno y uno de los compromisos asumidos por el Consistorio dentro del Pacto de Alcaldes de París.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios