Sevilla

Cuatro muertos y dos heridos graves en el accidente del A400M

  • El avión iba a ser vendido a la Fuerza Aérea de Turquía. Los fallecidos son Jaime de Gandarillas, Manu Regueiro, Jesualdo Martínez y Gabriel García Prieto. Los supervivientes, que están estables dentro de la gravedad, se llaman José Luis de Augusto y Joaquín Anaya.

Comentarios 38

Un avión Airbus A400M se estrelló al mediodía de ayer a dos kilómetros al norte del Aeropuerto de San Pablo, desde donde acababa de despegar en un vuelo de prueba. En el aparato viajaban seis personas, cuatro de las cuales murieron y las otras dos resultaron heridas graves. Todas las víctimas son españolas y pertenecen a la plantilla de Airbus Military, en cuya fábrica de Sevilla se ensamblan estas aeronaves. El aparato estrellado era el número 23 que salía de la compañía e iba a ser adquirido por el Ejército de Turquía. El de ayer era el primer vuelo de prueba que hacía este avión, cuya entrega al cliente estaba prevista para junio. Era el tercer A400M que iba a comprar Turquía. 

El accidente ocurrió sobre la una de la tarde, según indicaron fuentes del servicio de emergencias 112, que recibió varias llamadas alertando de la caída del avión y cientos de avisos más sobre la existencia de una enorme columna de humo visible desde el centro de Sevilla. El aparato se estrelló en el término municipal de La Rinconada, concretamente en una finca llamada La Florida, en un terreno agrícola situado unos cientos de metros a la espalda de la fábrica de Coca-Cola y muy cerca del centro comercial Factory, que a esa hora estaba repleto de público. 

Una comisión mixta de los ministerios de Fomento y Defensa se ha puesto en marcha para investigar las causas del siniestro. También hay una investigación abierta por la Guardia Civil, que dirige el juzgado de Instrucción 13 de Sevilla. A la espera de los resultados de estas investigaciones, lo único que se puede dar por hecho es que el avión chocó contra unos cables de alta tensión y derribó una de las torres del tendido eléctrico, lo que generó un incendio que provocó que toda la red de semáforos y de alumbrado público del norte y este de Sevilla se apagaran durante una hora, además de dejar sin luz a parte del municipio de Carmona. 

La aeronave había despegado a la una menos cuarto desde las instalaciones que Airbus tiene en el aeropuerto de San Pablo. Unos minutos después, el piloto mandó un mensaje avisando de que había problemas en el avión. Todo apunta a que intentó hacer un aterrizaje de emergencia en el campo y chocó contra los cables de la luz y la torre eléctrica. Algunas fuentes aseguran que antes se le había incendiado uno de los motores del lado derecho.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se desplazó a Sevilla desde Tenerife, donde participaba en un acto electoral, pero no desveló las causas del accidente. "No podemos decir exactamente qué ha sucedido, yo en estos momentos no estoy en condiciones", dijo Rajoy a los periodistas en las inmediaciones del lugar del siniestro. 

En la nave viajaban el piloto, el copiloto, un mecánico de vuelo y tres ingenieros de Airbus. Los muertos son los dos pilotos, Jaime Gandarillas y Manu Regueiro, y dos ingenieros, Jesualdo Martínez y Gabriel García Prieto. Los dos supervivientes son el mecánico, Joaquín Muñoz Anaya, y el ingeniero José Luis de Augusto. Los dos lograron saltar del avión en llamas una vez estrellado y allí fueron rescatados por unos trabajadores y los dueños de una finca cercana, que presenciaron el accidente. Las víctimas mortales son un teniente coronel y dos comandantes del Ejército del Aire, que trabajaban para Airbus en régimen de servicios especiales, y un civil. Todos ellos tenían una amplia experiencia. Los heridos son otro civil y un suboficial, también en excedencia.

Tras ser rescatados, los supervivientes fueron atendidos por el servicio de emergencias sanitarias del 061, que desplazó tres equipos de emergencias, el helicóptero, un puesto de mando avanzado, un equipo de soporte vital básico y un vehículo de apoyo logístico, además de montar en la zona un hospital de campaña. Según el parte del 061, uno de los dos heridos, de 49 años, sufre un traumatismo torácico-abdominal, mientras que el otro padece un traumatismo craneoencefálico, quemaduras en la cara y fracturas en las piernas. Fueron trasladados por el 061 al Hospital Macarena y al Hospital de Traumatología del Virgen del Rocío. Ambos fueron intervenidos de sus lesiones y anoche permanecían estables dentro de la gravedad. 

Policías nacionales y guardias civiles llegaron en cuestión de minutos tras las primeras llamadas y acotaron toda la zona del accidente. El avión estaba completamente en llamas y se registraron varias explosiones, ya que iba cargado de queroseno. La aeronave ardió durante más de una hora hasta que los Bomberos apagaron el fuego.

 

En un principio la información era muy confusa y se desconocía la cifra de personas que viajaban en el avión. De hecho, las primeras informaciones hablaban de entre ocho y diez muertos. Sobre las tres de la tarde, dos horas después del accidente, el 112 y el 061 confirmaban que había tres muertos y una persona desaparecida, cuyo cadáver se halló aproximadamente una hora después. 

Además de Rajoy, también se desplazó a Sevilla la ministra de Fomento, Ana Pastor. La presidenta en funciones de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y los alcaldes de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, y de La Rinconada, Javier Fernández, acudieron a las inmediaciones del accidente y hablaron con compañeros de las víctimas, los bomberos y las personas que atendieron a los heridos, a los que felicitó personalmente el presidente del Gobierno. 

Todos los partidos suspendieron sus actos electorales de ayer y de hoy en señal de duelo por las víctimas de este accidente aéreo.

   

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios