calle rioja

La mujer no se casa con nadie

  • Pionera. Chus Cantero encontró en el Jueves un libro de Josefina Carabias, crónicas de fútbol de la temporada 49-50 en el diario 'Informaciones' cuando regresó del exilio

Partido de fútbol femenino. La mujer pasó de espectadora a protagonista.

Partido de fútbol femenino. La mujer pasó de espectadora a protagonista. / d.s.

En 1931 dedicó su primer reportaje a la mujer en la Universidad. En 1950 publicó el libro La mujer en el fútbol (Editorial Juventud). Josefina Carabias (1908-1980) fue pionera en muchas cosas. Se estrenó como periodista el primer año de la Segunda República en la revista Estampa, en la que entrevistó a Victoria Kent, directora general de Prisiones. Este fin de semana habría hecho el mejor de los reportajes sobre Guadalupe Porras, la antigua soldado del Ejército español que se ha convertido en la primera mujer que formaba parte de un trío arbitral en una final de la Copa del Rey, la disputada en la Cartuja. La Real Sociedad venció al Athletic en un estadio vacío con el rey Felipe VI en el palco. Desde 1927, el año que Sánchez Mejías reunió a los poetas en Sevilla, no se jugaba una final de Copa entre equipos vascos. La Real Unión de Irún venció al Arenas de Guecho. El Rey era Alfonso XIII, bisabuelo del actual Monarca.

Entre rey y rey, estábamos con una periodista que empezó su carrera el año que se proclamó la Segunda República. Su libro La mujer en el fútbol es una serie de crónicas de la temporada 49-50. Crónicas que publicaba en el diario Informaciones, al que se incorporó cuando volvió de su exilio parisino. A la capital francesa se fue con su marido tras la sublevación del general Franco y en París nace la mayor de sus hijas, la también periodista Carmen Rico-Godoy.

Al atlético Ben Barek lo comparaba con Manolete y con Pepe Luis Vázquez

El libro lo encontró el llorado Chus Cantero en el Jueves. El gestor cultural que murió el domingo de pregón sin pregón se lo regaló a Mercedes de Pablos, futbolera platónica. Ella a su vez me lo dejó en un viaje en tren a Cádiz, donde acudimos como parte del jurado del premio Agustín Merello. Galardón que recibió Fernando Santiago, colchonero de pro, a quien le gustará saber que en la temporada que narra Josefina Carabias la Liga la ganó el Atlético de Madrid. El Nobel de Literatura fue para William Faulkner.

En La mujer en el fútbol hay guiños a Enrique Jardiel Poncela, a quien le fusila el titular Como mejor están los árbitros es con patatas, a Ortega y Gasset, a Azorín. En su primera crónica relata su estreno como cronista "y de paso asesorar un poco a nuestro crítico de teatro Eduardo Haro (Eduardo Haro Tecglen), nuevo también en esta plaza y quien, dicho sea ahora que no nos oye, entiende poquísimo de fútbol".

En una crónica primorosa da cuenta del épico triunfo del Sevilla en el Metropolitano. Del Betis hay una referencia tangencial. Una goleada sobre el Oviedo con muchos asturianos en el campo y un lamento: "¿Qué fue de Lángara, de Emilín, de Campanal (el de la fabada) y de tanto y tanto galán internacional como en el Oviedo había?". El equipo asturiano olía a Segunda. "¡Pues otras torres más altas han caído! Coge un periódico y ¡fíjate por dónde anda el Betis!".

Coincide en el estadio con Celia Gámez en una manita (5-1) del Atlético sobre el Real Madrid. La periodista que había alternado con Unamuno, Valle-Inclán, Baroja, Largo Caballero, que retrató a Azaña en el libro Los que le llamábamos don Manuel (recientemente reeditado) o autora del epílogo del libro de Manuel Chaves Nogales Juan Belmonte matador de toros, mostraba tanta soltura hablando de futbolistas que sobre escritores o políticos.

A Ben Barek, el marroquí que jugó en el Atlético de Madrid, lo compara en una crónica con Manolete, en otra con Pepe Luis Vázquez; siente debilidad por el guardameta Marcel Domingo, que entrenaría a los colchoneros, o por la elegancia de Molowny; es notaria de los goles de Gaínza o de Pahíño y de las actuaciones de Telmo Zarra, que esa temporada haría historia. En 1950 se jugó el Mundial de Brasil en el que el delantero vasco, seis veces ganador del Pichichi, le marcó el mítico gol a Inglaterra.

"Un médico amigo mío me ha dicho que este invierno ha aparecido una epidemia extraña, la empatitis", escribe en la crónica de un Madrid-Valencia con reparto de puntos. Hay comentarios muy jugosos sobre la competencia del fútbol con espectáculos como los toros o el cine.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios