Sevilla

Tercer tiroteo en Los Pajaritos en una semana

  • El origen de estos enfrentamientos armados puede estar en un robo entre narcotraficantes

  • Uno de los pistoleros abrió fuego contra tres menores la semana pasada

La calle Mirlo, escenario de los últimos tiroteos.

La calle Mirlo, escenario de los últimos tiroteos. / Antonio Pizarro

Un robo entre narcotraficantes ha provocado el tercer enfrentamiento a tiros ocurrido en Los Pajaritos en una semana. Este tiroteo se produjo sobre la medianoche del domingo al lunes en la zona de la calle Mirlo más próxima al barrio de la Candelaria, un tramo de la calle en el que se concentran varias viviendas dedicadas a la venta y consumo de estupefacientes.

La Policía Nacional recibió una llamada alertando del tiroteo y estuvo haciendo una inspección ocular. Se recogieron numerosas vainas de diferentes armas de fuego. Ninguna persona resultó herida ni tampoco ha habido detenidos por el momento. Es el tercer incidente similar que ocurre en la misma zona del barrio en los últimos siete días.

El origen de estos enfrentamientos armados estaría en un robo entre narcotraficantes, según explicaron a este periódico fuentes del barrio. Uno de los implicados habría traicionado al otro, con el que tiene vínculos familiares a través de su mujer, para pasarle información a una banda rival de otro barrio. Así, se habría producido un robo o intento de robo en una finca propiedad de este traficante, donde se guardaban una determinada cantidad de dinero.

En ese asalto, los miembros de la banda rival habrían propinado una paliza a las personas que se encargaban de la vigilancia de la parcela, así como causado destrozos en la misma. El dueño de la finca, en venganza, habría mandado también asaltar otra propiedad de su enemigo. El primer tiroteo se produjo hace justo una semana, la noche del 10 al 11 de octubre, y el segundo la madrugada siguiente, la del 12 de octubre. 

En uno de estos episodios, uno de los contendientes llegó a disparar a tres menores de edad, asegurando que se estaban riendo de él. Los vecinos de la zona aseguran que se trata de una persona que tiene atemorizada a buena parte del barrio, y que regenta un punto de venta de droga que funciona las 24 horas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios