Novedad en el mapa de escolarización

Los niños del Polígono Sur de Sevilla podrán optar por primera vez a un colegio concertado

  • El centro Pontífice Pablo VI tendrá doble zona de influencia para cumplir con el nuevo decreto de escolarización

  • Las familias del distrito poseerán las mismas oportunidades que otros hogares para elegir modalidad de colegio

Alumnos del Colegio Pontífice Pablo VI. Alumnos del Colegio Pontífice Pablo VI.

Alumnos del Colegio Pontífice Pablo VI. / D. S.

Por primera vez, los niños del Polígono Sur contarán con la máxima puntuación que otorga la residencia familiar para optar a un colegio concertado. Se trata de la principal novedad que presenta el mapa de escolarización de Sevilla tras la aplicación del nuevo decreto que regula este proceso, el cual comenzará el 1 de marzo. 

Este cambio, que debe ser refrendado por el consejo escolar municipal que se celebrará la próxima semana, supondrá que el Colegio Pontífice Pablo VI, en la barriada de Cerro-Amate, cuente con doble zona de influencia. De esta forma, tanto los menores que vivan en estos barrios como los que residan en el Polígono Sur contarán con 14 puntos para matricularse en dicho centro concertado. 

Se cumple, así, con uno de los objetivos del nuevo decreto de escolarización, fruto del acuerdo entre PP y Ciudadanos, que no es otro que el de garantizar la libertad de elección de centro de todas las familias, con independencia de donde vivan. 

Los otros distritos educativos de Sevilla capital se mantienen como hasta ahora, ya que en todos las familias pueden optar por cercanía a un centro concertado. Según ha podido saber Diario de Sevilla, la intención es que en el proceso de escolarización de 2021 empiecen a entrar en vigor los anillos de influencia, que sustituirán a la actual organización por zonas.

Los anillos de influencia, en 2021

Con este nuevo modelo se pretende evitar que los padres que quieran matricular a sus hijos en un colegio a pocos metros de su vivienda no puedan hacerlo porque la escuela se encuentre en otro distrito. Cada anillo tendrá una puntuación distinta: 14, 12, 10 y sucesivos puntos, en función de la cercanía con el centro solicitado. Para establecer la nueva organización queda por delante un duro año de trabajo en el que se ha de llegar a acuerdos con los distintos participantes en este proceso. 

Fuera de la capital, se cambiará el mapa de la escolarización en ocho localidades: Coria del Río, La Puebla de Cazalla, Lora del Río, Osuna, Tomares, Alcalá de Guadaíra, Camas y Los Palacios. Estos municipios cuentan con centros concertados, que poseerán a partir de marzo zona única de influencia, por lo que todos sus habitantes tendrán la máxima puntuación para solicitar plaza en ellos. 

Zona única para el Bachillerato concertado

Otra novedad en la ciudad hispalense concierne al Bachillerato concertado, que pasará a tener también zona única. Por tanto, todos los vecinos de Sevilla capital dispondrán de 14 puntos para solicitarlo en los seis centros que lo poseen. En este punto conviene recordar la intención anunciada por el consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, de que en próximos cursos se acuerden más conciertos en esta etapa preuniversitaria. 

Además de garantizar la libertad de elección de centro por parte de los padres, el nuevo decreto aumenta la puntuación para las rentas más bajas, las familias numerosas y para quienes hayan escolarizado a los hijos en guarderías que cuentan con autorización de la Junta. Con esta última novedad se intenta acabar con la competencia desleal que provocan las ludotecas, donde muchos de sus trabajadores no están cualificados para atender a los menores y ofertan precios muy bajos respecto a las escuelas infantiles dadas de alta como tales. 

El Cervantes de Dos Hermanas

Por otro lado, el Ayuntamiento de Dos Hermanas ha dado marcha atrás en su propuesta -anunciada por este periódico- de que el CEIP Cervantes no ofertara plazas para alumnos de tres años el próximo curso, una medida que forma parte del proceso de extinción y fusión de este colegio con el CEIP Vicente Aleixandre, a escasos metros, y cuyo solar, una vez liberado, servirá para construir pisos sociales.

La Delegación territorial de Educación, que tiene la última decisión en la oferta educativa que se presenta en la provincia, incluirá, tras esta última petición, el primer curso del segundo ciclo de Infantil en este centro. De este modo, habrá una unidad de tres años en el Cervantes y otra en el Vicente Aleixandre, cuando la intención del Consistorio nazareno era, desde hace un año (y así se lo hizo constar a la delegada de Educación, Marta Escrivá, en tres reuniones), que en el primero desapareciera la única aula existente y el segundo contará con dos. No obstante, la fusión de ambos centros no empezará a "negociarse" hasta octubre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios