El envejecimiento de la población

Las nuevas familias rejuvenecen el cinturón de Sevilla

  • Dos Hermanas es la segunda ciudad más joven de España

  • Por el contrario, la población de los municipios de la sierra es cada vez más mayor

  • El 38% de los vecinos de El Madroño superan los 65 años

Un grupo de pensionistas juegan al dominó. Un grupo de pensionistas juegan al dominó.

Un grupo de pensionistas juegan al dominó. / d. s.

Comentarios 2

Las jóvenes parejas con proyectos familiares están rejuveneciendo el cinturón de Sevilla. Esto ha hecho que Dos Hermanas sea el segundo municipio español de más de 100.000 habitantes con mayor porcentaje de niños entre sus vecinos. Sólo lo supera el municipio madrileño de Parla. Además, la localidad nazarena es la tercera ciudad española con una menor tasa de jubilados, según los últimos datos del padrón publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), con fecha de 1 de enero de 2017.

La población de los municipios de la provincia según edad. La población de los municipios de la provincia según edad.

La población de los municipios de la provincia según edad. / FUENTE: INE. GRÁFICO: Dpto. de Infografía

La provincia de Sevilla es una de las provincias españolas con menor porcentaje de vecinos mayores de 65 años (15,85%), junto con Huelva, Cádiz y Almería. "Las cifras muestran cómo, de forma general, en la provincia de Sevilla el envejecimiento demográfico no es especialmente significativo con respecto a otras provincias españolas. Sin embargo, territorialmente, el proceso es muy heterogéneo, lo que provoca que encontremos algunas zonas con niveles de envejecimiento muchos más altos que la media provincial", explica Carolina del Valle, profesora del departamento de Geografía Humana de la Universidad de Sevilla.

Es el ámbito serrano, en especial la comarca de la Sierra Norte, el que presenta los valores más altos de envejecimiento. "Aunque dentro de esta comarca hay algunos municipios donde la diversificación de su economía ha generado ciertos descensos, lo cierto es que la Sierra Norte es la comarca con mayor porcentaje de mayores de 65 años", aclara la profesora Del Valle. Le siguen la Sierra Sur y Los Alcores.

Si se analiza de forma individual cada municipio sevillano, la localidad serrana de El Madroño, en el Corredor de la Plata, lidera la lista de los más envejecidos. En concreto, su tasa es del 38%, la mayor, con gran diferencia con respecto a la segunda, de toda la provincia. El Madroño cuenta con una población total de 248 habitantes, de los cuales 108 tienen más de 65 años. Aquí sólo hay 19 niños menores de 14 años. En 2012 y 2010 sólo se registró un único nacimiento en cada uno de estos años, y en 2011, 2014 y 2014, ninguno.

Le sigue Coripe, en la Sierra Sur, con un índice de jubilados del 27%, y, en tercera posición, Villanueva de San Juan, también en la Sierra Sur, con una tasa del 26%.

Pirámide de población de los municipios más poblados en Sevilla. Pirámide de población de los municipios más poblados en Sevilla.

Pirámide de población de los municipios más poblados en Sevilla. / FUENTE: INE. GRÁFICO: Dpto. de Infografía

En el lado opuesto de la lista, los municipios más jóvenesse encuentran en el área metropolitana, "sobre todo en su segunda y tercera corona", puntualiza Del Valle. "Uno de los municipios menos envejecidos es Dos Hermanas. Esto se explica en gran medida por la expansión y creación de nuevas zonas residenciales de atracción de población joven, como son el núcleo de Olivar de Quintos y Entrenúcleos".

Los tres municipios sevillanos con mayor porcentaje de niños menores de 14 años se encuentran en el Aljarafe. Espartinas encabeza la lista, con una tasa de envejecimiento del 8,6% y una tasa de menores de 14 años del 23,30%. Le sigue en segundo lugar Bormujos, donde los niños representan el 23% de la población; y, en tercer lugar, Castilleja de Guzmán (22,7%).

España sigue una tendencia al alza de envejecimiento de la población, algo que comparte con la mayor parte de los países desarrollados. Sin embargo, la situación de la provincia de Sevilla y de Andalucía en general no es tan crítica como la del resto del país. En España hay más de mil pueblos en los que no hay censado en el padrón ningún niño menor de 5 años. Eso significa que en el 13% de los municipios españoles no se ha registrado ningún nacimiento desde el 1 de enero de 2012.

"Que España envejece es un hecho que ningún demógrafo cuestiona", aunque países como Alemania e Italia presentan un índice de envejecimiento mayor que España, según admite la docente Carolina del Valle. "En la actualidad, el hecho que socialmente más preocupa de este proceso está relacionado con un aspecto económico, que no es otro que encontrar la fórmula para que se sostenga el sistema de pensiones y el sistema sanitario, teniendo en cuenta, además, que son las personas mayores los máximos beneficiarios de ello".

Para la profesora de la Hispalense, "envejecer es un síntoma de progreso social en todos los sentidos" y, "lo importante es saber administrar y gestionar este proceso de envejecimiento", ya que, "no todas las consecuencias de este proceso son negativas".

Las últimas proyecciones realizadas por el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA) para la región y sus provincias (2016-2070) confirman que el proceso de envejecimiento en Andalucía va a continuar. "En las próximas décadas entrarán cohortes demográficas muy numerosas en el conjunto de la población mayor de 65 años -consecuencia del fenómeno del baby boom de los años 60 y 70-, lo que incrementará el índice de envejecimiento. No obstante, la provincia de Sevilla va a seguir siendo de las que menor grado de envejecimiento presente con respecto al resto de España", indica la experta de la Universidad de Sevilla.

La edad media en Sevilla es actualmente de 40,6 años, diez años más que en 1978, y casi dos años más que hace una década. Ésta es más baja que la edad media nacional actual, que se sitúa en casi 43 años.

El proceso de envejecimiento es especialmente acusado en los pueblos de interior de España, donde los jóvenes emigran a la ciudad. Madrid, por ejemplo, actúa como un polo de atracción, sobre todo para las dos Castillas. La capital y las poblaciones adyacentes llevan años ganando población a costa de otras comunidades, especialmente las limítrofes.

Entre los municipios de toda España mayores de 100.000 habitantes, Salamanca, León y Valladolid son los que tienen un porcentaje más elevado de población mayor de 65 años. Junto a Castilla y León, Galicia y Asturias son otras dos comunidades donde el envejecimiento de la población es más intenso.

Sevilla se sitúa en una zona intermedia de la lista nacional, con una edad media de 40,6 años. Orense y Zamora son las provincias españolas con la edad media más alta, 50,27 y 50,13 años respectivamente. Le sigue Asturias, cuya población tiene una edad media de 47,75 años. En el lado opuesto de la tabla está Melilla, donde la población tiene una envidiable edad media de 35 años.

Aumenta el número de jubilados. Aumenta el número de jubilados.

Aumenta el número de jubilados. / FUENTE: INE. GRÁFICO: Dpto. de Infografía

En Andalucía, las provincias con la edad media más alta son Jaén (42,7) y Córdoba (42,62); mientras que Almería presenta la cifra más baja (39,7), según datos del INE.

Para la profesora de la Universidad de Sevilla Carolina del Valle, del departamento de Geografía Humana, desde un punto de vista económico, el envejecimiento demográfico se traduce en un aumento del gasto público, no sólo en lo que respecta a las pensiones sino también "a cuestiones como las dotaciones e infraestructuras para dar respuesta a las necesidades de nuestros ancianos". Además, "desde un punto de vista de la institución familiar, se vienen observando cambios en las tipologías de las mismas, y también en lo que respecta a los hogares. Por ejemplo, el número de hogares unipersonales se ha incrementado en ámbitos muy envejecidos. Y desde un punto de vista territorial, la heterogeneidad que presenta dicho proceso está generando que los ámbitos más envejecidos se consoliden como espacios territorialmente más vulnerables frente a los que no están envejecidos".

Del Valle incide también en el hecho de que, durante el último periodo de crisis económica sufrido en España, los mayores han sido "el gran apoyo al que han recurrido muchas familias", ya que las pensiones han servido para mantener a hijos y nietos. Además, en algunos núcleos rurales, los mayores han ayudado a mantener ciertas actividades que de otra manera desaparecerían. "Por todo ello, me gustaría destacar que no todas las consecuencias del proceso de envejecimiento de la población tienen que ser negativas, de hecho no lo son. Sólo es necesario que consigamos gestionar de forma adecuada este proceso", concluye la profesora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios