Sevilla

Los nuevos apartamentos turísticos de Lumbreras no tienen licencia de obra

  • Urbanismo ya paralizó en 2017 otra obra en el polémico edificio de viviendas vacías

Material de obra junto a la fachada del edificio vacío de la calle Lumbreras. Material de obra junto a la fachada del edificio vacío de la calle Lumbreras.

Material de obra junto a la fachada del edificio vacío de la calle Lumbreras. / nerea Martínez.

Comentarios 1

Los nuevos apartamentos turísticos ideados en el edificio de viviendas vacías de la calle Lumbreras, que entre 2012 y 2013 habitaron sin permiso unas 18 familias sin recursos, no disponen de licencia de obra y la empresa propietaria del inmueble tiene abierto un expediente disciplinario en la Gerencia de Urbanismo por una obra anterior en este mismo lugar, según confirmó ayer el Ayuntamiento de Sevilla.

El pasado sábado, un cartel azul con las iniciales AT en la fachada del portal 13-15 de la calle Lumbreras anunciaba que uno de los edificios icono del movimiento social de las corralas, un fenómeno que se expandió por la provincia entre los años 2012 y 2013, se convertiría en apartamentos turísticos, sumándose así a la larga lista de edificios vacíos del centro que pasan a formar parte del negocio de moda, de la nueva burbuja capitalista, como ayer adelantó este periódico.

Varios albañiles han estado trabajando esta semana en la planta baja del inmueble para transformar las viviendas en cuatro apartamentos turísticos, pero, según confirmó el Consistorio hispalense, los trabajos no cuentan con licencia de obra, ésta se encuentra en trámite aún.

El propietario del inmueble, la empresa inmobiliaria Eppsum 70 S.L., presentó en mayo de 2017 una declaración responsable sin técnico donde describía los trabajos que se querían realizar en el inmueble de la calle Lumbreras, ninguno de gran envergadura, y que estos estaban dentro de la legalidad. Un mes después, la Gerencia de Urbanismo inspeccionó la obra y detectó que los trabajos se excedían de lo declarado por la empresa inicialmente, le abrió un expediente disciplinario que a fecha de hoy aún continúa vigente y decretó la paralización de las obras.

De forma paralela al expediente disciplinario, el pasado 16 de febrero, la empresa solicitó "una licencia de obra y actividad por procedimiento ordinario para la adecuación de locales para cuatro apartamentos turísticos", según indicó el Ayuntamiento. Esta licencia aún está en trámite, ya que está pendiente la elaboración del informe técnico por parte de la Gerencia de Urbanismo de Sevilla y de la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico. Este periódico intentó ayer sin éxito conocer la versión de la empresa Eppsum 70 S.L.

Este edificio de la calle Lumbreras cuenta con un largo y polémico historial de embargos, quiebras empresariales y ocupación ilegal. El estallido de la burbuja inmobiliaria cogió de pleno a este edificio de viviendas que, tras su construcción, no se consiguieron vender.

En noviembre de 2012, varias familias sin recursos ocuparon este bloque de viviendas vacías, formando la Corrala La Ilusión, un fenómeno social respaldado por el movimiento 15-M. La ocupación, consumada como colofón de una manifestación para reclamar el acceso de la ciudadanía a la vivienda, estuvo marcada por una polémica actuación de la Policía Nacional y unos violentos altercados saldados con cinco detenidos -entre ellos, una periodista- y ocho policías lesionados. Las más de 30 personas que llegaron a vivir aquí, entre ellas nueve menores de edad, abandonaron el inmueble en mayo de 2013 a raíz de una orden emitida por el Juzgado de Instrucción número 3 de Sevilla tras una denuncia de su entonces propietario, la empresa Parque Inmobiliario Costa del Sol.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios