Sevilla

"El paisaje en Portugal es desolador"

  • Un equipo del 061 de Sevilla describe la situación en Góins, donde se trasladó el martes para asistir a los 71 profesionales del Infoca que colaboran en la extinción de las llamas

"El paisaje es desolador. 51.000 hectáreas quemadas y 180 personas permanecen evacuadas en esta zona, sin poder regresar a sus casas". La enfermera de Emergencias-061 María José Pino describe, con estas palabras, la situación en la comarca de Góins, en Coimbra, donde un equipo andaluz del Infoca se ha sumado a las tareas de extinción del devastador incendio. "Las llamas parecen controladas pero aún hay focos", explica el doctor José Luis Lozano, desde la ambulancia de apoyo a los profesionales del Plan Infoca. La comunicación por teléfono se interrumpe unos instantes. "En algunos momentos los profesionales se han visto obligados a parar las tareas por el riesgo de la zona", añade María José, tras destacar la labor elogiable de los bomberos voluntarios portugueses. "Es impactante ver cómo estos bomberos, que no son profesionales, trabajan 24 horas seguidas, descansan donde pueden, para seguir. Muchos apenas superan los veinte años", añade.

El equipo sevillano del 061 integrado por la enfermera María José Pino, el médico José Luis Lozano y el técnico en emergencias Francisco Javier Paramio, se trasladó el pasado martes a Góins como apoyo sanitario al operativo del Infoca desplegado en esta comarca afectada por las llamas. "Nuestra labor se centra en atender a los profesionales del Infoca, pero nos hemos puesto a disposición de los mandos sanitarios portugueses por si necesitan ayuda", añade Lozano. Expertos en el manejo de emergencias y catástrofes, estos profesionales de Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES-061) se han ocupado, afortunadamente, de atender cuadros banales. "Hasta el momento -ayer a primera hora de la tarde- hemos atendido problemas oculares, dolores de cabeza, cuadros banales, y esperamos que siga así", comentó ayer la enfermera.

El equipo del Infoca que colabora en las tareas de extinción del incendio forestal lo integran 71 profesionales (62 bomberos forestales, cinco mandos técnicos y cuatro de logística ). Entre los recursos materiales cuentan con cuatro vehículos autobomba de 4.000 litros, una nodriza con capacidad de 11.000 litros y seis grupos de especialistas con vehículos todoterreno. "Su labor consiste en asegurar la zona que ya ha sido quemada por las llamas", concreta María José. La situación de catástrofe "ya está perfectamente superada, los equipos están coordinados; nosotros hemos llegado a una situación controlada", añade Lozano.

Como en toda catástrofe, en los momentos iniciales, los equipos portugueses se vieron desbordados; son momentos definidos como picos de catástrofe. En este operativo también participan efectivos del Grupo de Emergencias de Andalucía (GREA), dependiente de la Consejería de Justicia e Interior, que colaboran en tareas de apoyo logístico, gestión de información y comunicaciones, con seis técnicos y vehículos todoterrenos y de primera intervención.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios