Parques y Jardines

Una pérgola de 200 metros cuadrados para la zona infantil de Cavestany

  • Urbanismo justifica la intervención a las altas temperaturas que sufre en verano esa zona del parque frente a Santa Justa

Varias personas en el parque de Juan Antonio Cavestany, en una imagen de archivo.

Varias personas en el parque de Juan Antonio Cavestany, en una imagen de archivo. / José Ángel García

Un remiendo en la primera apuesta que realizó Juan Espadas hace cuatro años contra las plazas duras de la ciudad. La Gerencia de Urbanismo colocará una pérgola de 200 metros cuadrados en la zona infantil del parque situado frente a la estación de trenes de Santa Justa, una zona verde entre las calles Juan Antonio Cavestany, Enrique Marco Dorta y Santa Juana Jugán. El proyecto cuenta con un plazo de ejecución de dos meses y una partida de 71.677 euros (IVA incluido).

La pérgola que se colocará está construida con una combinación de estructura de acero galvanizado y cubrición de paños de madera alternada con paños de malla de acero inoxidable. Los técnicos de la Gerencia detallan que la estructura de los soportes se separa visualmemte de la superficie de sombra, al tener los pilares desplazados. “Estos pilares colocados al tresbolillo, excepto en algún caso, permiten tener siempre dos de los ángulos de la superficie de sombra aéreas sin apoyo. Los paños de malla de alambre electrosoldado sirven de soporte para la vegetación trepadora”. La proporción prevista de sol-sombra es del 50%.

Los trabajos que se realizarán son el levantamiento topográfico de la plaza en la zona de actuación para la definición exacta de la altura de los pilares de la pérgola; la excavación en apertura de pozos de cimentación, incluyendo el desplazamiento de los elementos de juegos; la instalación de armaduras y placas de anclaje en los pozos de cimentación correspondientes; el vertido de hormigón en zonas de cimentación; la colocación de las pérgolas; la protección de los pilares con elementos acolchados de espuma de poliuretano; la excavacion de alcorques demoliendo el pavimento y la solera de hormigón existente; y la plantación de especies trepadoras incluyendo apertura de hoyos y aporte de tierra vegetal.

Las características más reseñables de la zona infantil son que el espacio ocupa una superficie aproximada de 10 por 20 metros; se encuentra acotada y delimitada mediante un bordillo perimetral y pavimento amortiguador; y existen varios elementos de juegos infantiles como un multijuego, un tren compuesto por una locomotora y dos vagones, un columpio cesta y cuatro pequeños elementos. Por último, el pavimento tiene un revestimiento de caucho en colores sobre base de caucho negro y subbase de solera de hormigón. “En general, se puede afirmar que la zona de juegos sobre la que se va a actuar está en perfectas condiciones de conservación, pero está situada alejada de la sombra de los árboles, con lo que en verano queda expuesta a las altas temperaturas”, apuntan los técnicos en la documentación del proyecto.

El proyecto incluye la plantación de especies trepadoras y cuenta con un plazo de dos meses

La explanada vallada, solada en baldosas grises y que conservaba unas estructuras de hormigón construidas para la Exposición Universal de 1992 –y que fue adecentada durante el mandato de Juan Ignacio Zoido– se transformó en una zona habitable con muchos árboles, juegos infantiles y un pavimento ecológico que absorbe el agua.

Una de las plazas duras de la ciudad que aún no han podido ganar sombra es el paseo del Marqués de Contadero tras el varapalo de la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico antes del verano, que tumbó el proyecto del equipo de Juan Espadas para colocar tres pérgolas con velas de quita y pon que doten de sombra una zona que es una gran losa de hormigón desde su inauguración. Los técnicos rechazaron su colocación argumentando que supondría un importante impacto visual desde la calle Betis. Como consecuencia del resultado de estas consultas, Urbanismo decidió detener el expediente y fijar como prioridad la Avenida de la Constitución, que se considera más importante y estratégico.

El proyecto fue planteado por el gobierno socialista como una intervención mínima en una reunión de trabajo entre ambos equipos técnicos. No hubo ningún informe. Por lo tanto, la plaza dura que quedó en Marqués de Contadero tras la reurbanización realizada para construir el Centro Integral de Atención al Visitante mantendrá las altas temperaturas que los sevillanos y turistas sufren cuando transitan por este paseo que se encuentra a escasos metros de la Torre del Oro.

Estado actual de la zona infantil. Estado actual de la zona infantil.

Estado actual de la zona infantil. / M. G.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios