Contenido patrocinado

“Es hora de acabar con el problema de aparcamiento en el entorno del Hospital Virgen Macarena”

  • El responsable de CSIF en el Hospital Universitario Virgen Macarena, José Navarro, explica que el sindicato ha puesto en marcha una campaña para solucionar la falta de plazas para estacionar que sufren los profesionales y los vecinos del barrio

“Es hora de acabar con el problema de aparcamiento en el entorno del Hospital Virgen Macarena”

“Es hora de acabar con el problema de aparcamiento en el entorno del Hospital Virgen Macarena”

Pérdida de tiempo y dinero, estrés, coches rayados… Es la realidad a la que se enfrentan a diario los aproximadamente 6.500 profesionales del Hospital Universitario Virgen Macarena. Una situación derivada de un problema que se extiende ya por cuatro décadas: la falta de aparcamiento en el entorno del complejo sanitario. Un asunto ante el que el CSIF ha dicho basta. José Navarro, responsable de la sección sindical de CSIF en el Macarena, lo tiene claro: “Hace falta una solución urgente”.

CSIF denuncia la falta de aparcamientos en el Macarena, ¿qué están haciendo ustedes para solucionarlo?

– Hemos puesto en marcha la campaña ‘Aparcamiento. Solución Ya’ con la intención de acabar de una vez por todas con este problema. Los profesionales del hospital llevan 40 años sufriéndolo y nadie pone remedio. Y no son los únicos. Los vecinos se quedan sin plazas para estacionar por la gran cantidad de coches que acuden a diario al barrio.

- ¿A qué situaciones se enfrenta el personal del centro?

- Las dificultades para aparcar condicionan por completo su día a día. Tienen que acudir con mucha antelación a sus puestos de trabajo y aun así hay riesgo de que haya algún retraso en la hora de entrada. Esto les genera gran estrés y puede repercutir en la calidad asistencial a los usuarios. A esto se le suma la coacción por parte de los ‘gorrillas’ que hay en la zona, la propina que tienen que darles a diario y la inseguridad por los posibles daños en sus coches.

- ¿En qué consiste esa campaña de la que habla? ¿Qué pasos ha dado ya el sindicato?

- Hemos registrado más de 2.000 firmas de trabajadores del hospital. Y seguimos recogiendo. Los compañeros están respondiendo muy bien a la iniciativa que hemos impulsado desde CSIF. También hemos contactado con asociaciones de vecinos y nos hemos reunido desde con el gerente del hospital a la delegada del Distrito. Y, sobre todo, hemos presentado una batería de propuestas para solucionar el problema.

- ¿Cuáles son esas propuestas?

- Este asunto tenemos que abordarlo a medio y a largo plazo. Sin duda para un futuro más lejano la solución pasa por la colaboración público-privada para contar con un parking subterráneo al igual que tiene, por ejemplo, el Hospital Virgen del Rocío. Pero hasta entonces hemos propuesto llegar a un acuerdo con la Facultad de Medicina y la de Enfermería o con el Parlamento para el uso compartido de sus instalaciones, que a menudo cuentan con plazas libres y que incluso están vacías en verano. También hemos propuesto buscar una bolsa de aparcamientos en un lugar cercano y habilitar una lanzadera hasta el hospital.

- ¿Y qué respuestas han recibido a las soluciones que dan?

- El gerente, Miguel Ángel Colmenero, es consciente de que hay que buscar una solución. Por eso ve con buenos ojos la idea de buscar una zona para aparcar, en el Parque del Alamillo, por ejemplo, y ofrecer un servicio de autobús al hospital. Para eso se podría llegar a un acuerdo con TUSSAM para establecer precios reducidos y horarios. En cuanto a los planteamientos a los edificios aledaños, el rector de la Facultad de Medicina se ha negado a recibirnos como representantes sindicales. Algo sorprendente porque nosotros colaboramos en la formación de los estudiantes y para los que queremos estar en las mejores condiciones.

- Dicen que cada vez hay menos plazas para estacionar. ¿A qué se debe que se vayan disminuyendo?

- Si ya eran pocas para un hospital con más de 6.500 profesionales, las obras de larga duración que se están haciendo se traducen en menos plazas. Además, la pandemia por la COVID-19 lo ha agravado con la necesidad de habilitar diferentes estructuras para atender a los usuarios en zonas que antes servían para aparcar.

- Este problema de aparcamientos no solo se da en torno al edificio principal, ¿verdad?

- Exacto, también pasa en el Hospital Provincial San Lázaro, por ejemplo. Allí la zona de aparcamientos se queda pequeña, no cubre ni siquiera la demanda del personal del propio centro. Además no se encuentra bien aprovechada ni en buenas condiciones. CSIF solicitó hace unos años que se habilitase la zona para los profesionales, pero lo único que hicieron fue echar albero. No hace falta tener mucha imaginación para saber que en días de lluvia y viento el resultado es de todo menos práctico. Si a eso le añadimos la falta de mantenimiento, allí tenemos otro gran problema.

- ¿Y qué piden para San Lázaro?

- Sobre todo que se acondicione la zona. Y para ello ya se está trabajando en un proyecto de habilitación que incluye señalización y alquitranado. Se podría empezar en el cuarto trimestre de este 2021.

- ¿Qué pasos van a dar ahora?

- Seguimos trabajando y llamando a todas las puertas posibles. También continuamos sumando firmas, lo que demuestra que la preocupación de los profesionales es grande. Tengamos en cuenta que ya han firmado aproximadamente un 30% de los compañeros. Desde CSIF estamos más que dispuestos a colaborar lo que haga falta y con quien haga falta. Es hora de acabar con este problema que se prolonga ya durante 40 años.