Educación

Rechazo en los colegios de Sevilla a aplicar la norma anti Covid

  • La Junta elaborará un documento que responderá las dudas que los centros plantean

  • La mayoría presenta problemas de personal y espacio para poner en marcha las medidas

Entrada de los alumnos en un colegio. Entrada de los alumnos en un colegio.

Entrada de los alumnos en un colegio. / D. S.

Rechazo generalizado a la normativa anti Covid en los colegios andaluces. La Consejería de Educación y Deporte analizará las dudas que los centros están planteando por las instrucciones del próximo curso y elaborará un documento de respuesta que los equipos directivos tendrán antes de septiembre. Así lo han confirmado fuentes del departamento que dirige Javier Imbroda ante las numerosas quejas recibidas, que consideran "imposible" aplicar tales medidas, bien por falta de personal o por problemas de espacio físico. 

Una auténtica avalancha. Las delegaciones territoriales de Educación están recibiendo un volumen bastante considerable de escritos de colegios e institutos en los que advierten que no pondrán en práctica dichas medidas por las limitaciones que sufren. Algunas de estos escritos vienen firmado a título individual (por un solo centro) o colectiva (por centros agrupados en zonas de escolarización). Éste último caso es el presentado por el casco antiguo de Sevilla o por el distrito educativo de la capital andaluza que abarca desde Pino Montano a la Puerta de Carmona (zona tres). 

En todos ellos las dificultades que se detallan para poner en práctica las instrucciones son comunes: falta de espacio en las aulas para cumplir con el distanciamiento social, insuficientes porteros para habilitar varios accesos en las salidas y entradas, y comedores con escasa superficie o demasiados usuarios para dividirlos en más turnos y permitir la separación. 

Las delegaciones recopilan estos días dicha información que se traslada a Torretriana, sede de la Consejería de Educación. Aquí se analizarán los problemas planteados y se elaborará un documento de respuesta para plantear una solución a cada una de las dificultades comunicadas por los centros. "La mayoría de ellas coincide, por lo que se dará una contestación genérica para que puedan comenzar el curso con estas indicaciones", aseguran fuentes del departamento de Imbroda. 

Un mensaje de calma

Mientras se traslada dicha respuesta, la Consejería de Educación quiere transmitir un mensaje de calma a las familias. "La intención es volver a dar clases de forma presencial. Es el modelo por el que se ha apostado y debe hacerse, además, en un entorno seguro", refieren las mencionadas fuentes, que aluden a las palabras pronunciadas por Javier Imbroda el pasado miércoles, cuando alertó a los padres de que la seguridad no sólo radica en los centros de enseñanza, sino también en las medidas de prevención que se tomen fuera de ellos, ya sea en el ámbito familiar o de ocio. 

Debe recordarse que esta vuelta presencial al aula viene condicionada por la evolución de la pandemia, es decir, el número de rebrotes que para la fecha del inicio de curso se detecten en algunas comarcas. "En el peor de los escenarios, si las autoridades sanitarias lo determinan y vuelven a restringirse ciertas libertades, se optaría por la combinación con la enseñanza telemática, para lo que ya se está dotando a los centros del oportuno equipamiento tecnológico para que no ocurra como al comienzo del estado de alarma", señalan desde la consejería. 

Pasillo de un colegio público. Pasillo de un colegio público.

Pasillo de un colegio público. / D. S.

Uno de los escritos que han llegado a la Delegación territorial de Educación en Sevilla ha sido el firmado por los 16 colegios públicos del referido distrito educativo de la capital andaluza. En ellos exponen las mismas dificultades que los del casco antiguo para poner en práctica las instrucciones. Además, indican que los inspectores de zona carecen de información suficiente para resolverles las dudas, que ninguno de los docentes es experto en riesgos laborales para elaborar el protocolo de actuación que se les exige y que "a día de hoy" no cuentan con los recursos necesarios para que la vuelta al aula se haga en un entorno seguro. 

También piden más aumento de personal para los accesos a los colegios, al menos, dos porteros por cada centro, una dotación que permitiría el uso simultáneo de varias puertas. De igual modo, solicitan que se amplíe el personal de limpieza y que haya una persona encargada de dicha tarea durante el horario lectivo para que se pueda desinfectar continuamente. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios