Sevilla

Más de cuatro de cada diez recién nacidos son de parejas no casadas

  • El número de mujeres que dan a luz solteras se ha multiplicado por tres desde el año 2000

Una imagen de archivo de una clase de preparación al parto. Una imagen de archivo de una clase de preparación al parto.

Una imagen de archivo de una clase de preparación al parto. / M. G.

Comentarios 1

No hay que acudir a las estadísticas para corroborar que los modelos de familia han cambiado y las modificaciones se han sucedido en las últimas décadas. Basta con mirar alrededor para percatarse de ese hecho. Aun así, esos números con los que la realidad se puede traducir en porcentajes siguen siendo llamativos. Entre ellos están los datos sobre el estado civil de las mujeres sevillanas que tienen hijos y que evidencian cómo tiende a equipararse el número de las que optan por ser madres sin estar casadas -las que tienen pareja de hecho y las que no- con el de las que sí han pasado por el altar, el juzgado o el ayuntamiento, según sea el caso.

En concreto, en el año 2016 el número de nacimientos de madres de estado civil solteras residentes en Sevilla supuso el 43,42% del total, 8.185 en números absolutos. Porcentualmente, son 13 puntos de diferencia con el porcentaje de los nacidos de madres casadas, que fueron 10.662 o el 56, 57%, según se desprende de datos recogidos por el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (Ieca), dentro del apartado de movimiento natural de población.

43%Sin contrato matrimonial. Sólo una tercera parte de estas mujeres reconocen tener pareja de hecho

La diferencia es, no obstante, algo mayor de la que se registró un año antes, en 2015, cuando los nacimientos según el estado civil de la progenitora estuvieron todavía más cerca: 46,04% de madres solteras frente a 53,94% de casadas. El número de nacimientos entre estas últimas se incrementó en 1,27% de forma interanual de 2015 a 2016 tras años de caídas, mientras que se contrajo en el caso de las madres solteras, en más de un 8%.

Aun así, la evolución en las últimas décadas -cuando han seguido cayendo prejuicios sobre la maternidad y los tratamientos de fertilidad se han hecho más accesibles- evidencia que es una realidad que viene para quedarse. Porque al inicio el siglo XXI la diferencia entre número de nacimientos en Sevilla según el estado civil de la madre era abismal.

Según los mismos datos del Ieca, en el año 2000 sólo el 14,25% de los partos en Sevilla fueron de madres que no estaban casadas, frente al 85,7% de las que sí tenían anillo. Con respecto a ese año, ahora nacen en Sevilla 666 niños menos, una caída del 3,4%. Pero mientras que los partos de madres solteras casi se ha multiplicado por tres en estos años, el número de nacimientos en familias tradiciones -es decir, con padres casados- ha caído en 36%, en un fenómeno que va más allá de la reducción de la natalidad que se ha producido por la crisis.

Ambos grupos coinciden en la franja de edad más frecuente en la que se tienen hijos: la que va de los 30 a los 34 años. Supone el 40% de los partos entre mujeres casadas en Sevilla y casi el 28% entre las solteras. En edades más jóvenes -hasta los 29 años- se producen muchos más nacimientos en Sevilla de mujeres solteras que de casadas. En parte, ello puede evidenciar una maternidad no planificada de antemano. Por ejemplo, frente a los 10 nacimientos de madres casadas con menos de 20 años, hubo más de 400 de madres solteras. Pero también apunta a que, en ocasiones, se opta por formar una familia primero y luego pensar en un contrato matrimonial.

Dentro de las mujeres que tienen hijos sin estar casadas en Andalucía, el 34% reconoce tener pareja de hecho, el 32% lo descarta y en el resto no consta. En cuanto a las casadas, la abrumadora mayoría (el 97%) tiene hijos en su primer matrimonio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios