Patrimonio

La fachada regionalista del edificio de San Bernardo debe ser reconstruida

  • Patrimonio exige la recuperación de la parte exterior con el mismo material y dimensiones

El edificio regionalista se encuentra en el número 14 de la calle Eduardo Dato. El edificio regionalista se encuentra en el número 14 de la calle Eduardo Dato.

El edificio regionalista se encuentra en el número 14 de la calle Eduardo Dato. / D. S.

“Se deberá remitir un modificado del proyecto de ejecución que contemple la reconstrucción de las fachadas con la misma consistencia material, dimensiones y geometría que las iniciales”. Ésta es la exigencia que la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico de Sevilla ha trasladado al promotor de la obra del edificio regionalista enclavado en el número 14 de la calle Eduardo Dato.

Tras examinar el expediente debido a que el polémico proyecto contempla la demolición de elementos protegidos, los técnicos de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico acordaron por unanimidad informar favorablemente sobre la solicitud de demolición de los trozos de fachadas que aún se mantienen tras la presentación del segundo reformado del proyecto básico y de ejecución de un inmueble de seis viviendas plurifamiliares entre medianeras.

El edificio del barrio de San Bernardo no se encuentra inscrito en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, aunque forma parte del Bien de Interés Cultural (BIC) Conjunto Histórico de Sevilla, Sector 12 San Bernardo, con Plan Especial de Protección aprobado definitivamente el 26 de junio de1995. Se trata por tanto de un sector convalidado salvo para los inmuebles BIC monumento o sus entornos de protección.

Este expediente de Patrimonio viene precedido de otro elaborado cuatro meses antes en el que se consideró que el promotor debía presentar un proyecto de demolición de la edificación debido a la descomposición de la fábrica, los derrumbes producidos por el pésimo estado del edificio, la situación de colapso de los muros o la inestabilidad generalizada de la estructura. Los técnicos solicitaron que, hasta que no se autorizase el derribo, los dueños tenían que aportar un proyecto que contemplase todas las medidas de seguridad necesarias para garantizar la estabilidad de los restos y de las personas y bienes.

Informa favorablemente sobre la demolición de los trozos de fachada que aún se mantienen

En la documentación presentada en la comisión provincial se evidenciaba la situación de deterioro en el que se encontraban los restos que se han mantenido a partir de su realidad constructiva como elementos de baja calidad y mal intervenidos. En un segundo informe se trasladaba una situación de colapso de los muros de la medianera y las estructuras provisionales de estabilización en relación con el número 3 de la calle San Bernardo, y se proponía la demolición del muro por encima de los dinteles de la planta baja y justo en la zona donde el proyecto contempla ampliar una planta.

Después de ser objeto de unas obras de reforma sobre su fachada, la Asociación para la Defensa del Patrimonio de Andalucía (Adepa) alertó a finales de abril que el edificio estaba siendo derribado cuando el gobierno socialista anunciaba una nueva modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para incluir en su catálogo periférico y por tanto proteger 33 inmuebles regionalistas más ubicados en los distritos Triana, Nervión, Sur, Bellavista-La Palmera y San Pablo.

La Gerencia de Urbanismo negó que se hubiera autorizado el derribo, sino unas obras de rehabilitación avaladas por la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico. Los técnicos detallaron que se mantenía un expediente abierto por problemas de conservación desde 2003. El edificio está inscrito en el Registro Municipal de Solares y Edificaciones Ruinosas, y fue sometido hace años a un procedimiento de venta forzosa ante el incumplimiento del deber de rehabilitar o edificar de sus propietarios por un importe de 106.944 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios