eva patricia bueno. candidata 'pedrista' a la secretaría general del PSOE de Sevilla

"Nuestra ruta es la que han decidido los militantes de este país"

  • La contrincante de Pérez para dirigir el PSOE de Sevilla tiene dos carreras universitarias, familia numerosa y militó primero en UGT

  • Su faceta personal más desconocida es que baila flamenco

Eva Patricia Bueno, durante la entrevista Eva Patricia Bueno, durante la entrevista

Eva Patricia Bueno, durante la entrevista / José Ángel García

Comentarios 5

La mujer socialista que compite con Verónica Pérez por dirigir el partido a nivel provincial tiene dos carreras universitarias que ha compaginado con su familia numerosa, una sólida formación académica que le falta a su contrincante y una vida laboral de 22 años dedicada en su mayor parte a la enseñanza. Es ingeniera técnico agrícola y licenciada en ciencias ambientales. Ha trabajado sobre todo en formación ocupacional de empleo en municipios con financiación europea y, desde finales de 2015, en educación secundaria de especialidad agraria como interina. Estuvo ocho años de concejal en el Ayuntamiento de Sevilla con Monteseirín y Espadas. Ahora está desempleada y sabe lo que es sellar el paro.

Eva Patricia Bueno (Sevilla 1971) tiene tres hijos (de 5, 11 y 25 años) y lleva toda su vida militando en la izquierda, antes en UGT que en el PSOE. De familia militante de base y con fuertes raíces en la cuenca minera de Huelva, dirige la agrupación socialista de Miraflores, con casi 200 militantes. El histórico alcalde Francisco Toscano, regidor del municipio sevillano más poblado, que supera los 100.000 habitantes, la respalda y elogia sus méritos personales y profesionales.

"Vamos a intentar sacar esos más de 2.100 avales de todos los sitios, hasta del municipio más pequeñito"

Su faceta personal más desconocida es que baila flamenco (ha actuado incluso) y le encantan los conciertos en directo de rock duro (AC/DC y Guns N' Roses). Conoce los problemas de la universidad, de la escuela pública y de las escuelas infantiles.

-¿Cómo piensa conseguir los 2.130 avales que necesita, un 20% de la militancia?

-Vamos a conseguir los avales, ése es el objetivo. Es mucho más complicado que si hubiera sido el 3%, pero espero que nos den esa posibilidad los 10.000 militantes del partido. Vamos a intentar sacar esos avales de todos los sitios, hasta del municipio más pequeñito. Merece la pena. Estamos recorriendo la provincia, hay bastante ilusión y la respuesta es positiva. Nos vamos animando. Ayer estuvimos en la agrupación de Nervión y no se cabía. Empezamos en Miraflores, en la capital. En la provincia hemos estado en Herrera, Alanís, Sierra Norte y Sierra Sur.... En cada agrupación local seguro que habrá quien quiera contribuir a que se pueda expresar la militancia el 1 de octubre y diga qué modelo de partido quiere.

Eva Patricia Bueno, durante la entrevista Eva Patricia Bueno, durante la entrevista

Eva Patricia Bueno, durante la entrevista / José Ángel García

-¿Qué cambios necesita el partido en Sevilla y provincia?

-El modelo de partido elegido con una mayoría amplia y clara de los militantes se tiene que trasladar a los niveles territoriales. Eso es lo que tenemos que trasladar a este congreso provincial: reubicar en la izquierda al partido de donde nunca debió salir y que la militancia sea columna vertebral del partido y claro canal de conexión con la realidad social de los municipios y los barrios. Es evidente que el partido se ha alejado de la realidad social. El 15-M fue el primer aviso. Y cuando se ha reaccionado y se ha construido un nuevo modelo de partido, las encuestas (el CIS) nos están arrojando señales de que por ahí sí vamos bien. Creo que ese es el camino.

-¿Deben pesar más los militantes que el aparato del partido?

-A veces se malinterpreta la propuesta de la militancia como centro de todo. Lo que se pide es que cuando haya decisiones de cierto calado y trascendentes se pregunte a la militancia como forma de legitimar esa decisión.

"Se ha reaccionado y construido un nuevo modelo de partido. Y las encuestas dicen que vamos bien por ahí"

-Su contrincante le recrimina que no tiene propuestas ni ruta

-Es una afirmación simplista. Evidentemente, no nos han escuchado ni leído. La ruta clara es la que nosotros estamos poniendo sobre la mesa y, de hecho, es la ruta que ha decidido el PSOE, pero no Pedro Sánchez ni Eva Patricia Bueno, sino los militantes de este país. Ésa es la ruta que ha decidido el socialismo español mayoritaria y claramente.

-Qué le dice Francisco Toscano

-De él se aprende todo lo que dice. De históricos como él, me gusta esa energía y las ganas de seguir peleando por las causas en las que cree. "Sé tu misma" me dice.

"No voy a juzgar a mi compañera (Verónica), pero es verdad que fui madre en la Universidad y muy activa en el barrio"

-¿Comparte la crítica de Toscano a Verónica Pérez de que dejó los estudios a los 18 años y desde entonces va en coche oficial?

-No voy a juzgar a mi compañera. Pero es verdad que fui madre adolescente en la Universidad y he sido muy activa en los movimientos sociales del barrio. Cuando mis compañeros se iban a Reina Mercedes de barrilada, yo me iba al colegio del barrio a reivindicar mejoras. Tuve que trabajar (de camarera en la Expo92), estudiar y criar a un niño. Y cuando me metí en política seguía estudiando. Mi vida ha sido estudiar y trabajar.

"Quizás he sido minoría. Es necesario que existan y expongan cuestiones para que las cosas cambien"

-Como pedrista, ¿se siente a contracorriente con lo que sucede en el partido en Andalucía?

-Desde que Zapatero tomó decisiones en 2010, poniendo el peso de la crisis en quienes no teníamos la culpa, planteé que las cosas no se estaban haciendo bien. También con el 15-M teníamos que habernos puesto al lado de la gente. Siempre me he manifestado libremente, pero nunca se han tenido en cuenta mis posicionamientos y propuestas que expresé en los órganos del partido. Mi agrupación y yo hemos remado en la misma dirección. Quizás he sido minoría pero creo que es profundamente necesario que existan y expongan las cuestiones para que las cosas cambien.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios