Salir al teatro

Un lienzo que pintar con pasos de danza

  • La Torre de Don Fadrique acoge hasta el 28 de julio el espectáculo 'Los niños de Murillo'

La pieza está pensada para cuatro bailarines. La pieza está pensada para cuatro bailarines.

La pieza está pensada para cuatro bailarines. / D. S.

Luz, música, mapping y danza conforman Los niños de Murillo, un montaje dirigido por José María Roca en el que los protagonistas de la pintura del maestro cobran vida sobre la fachada de la torre del Espacio Santa Clara. Este murillesco sueño de verano interpretado por cuatro bailarines permitirá al público seguir descubriendo una Sevilla patrimonial menos conocida a través de la mirada innovadora del pintor.

La propuesta convierte la emblemática torre, todavía una gran desconocida para los sevillanos, en una pantalla sobre la que aparecen los pícaros que con tanta vida y realismo retrató Murillo. Pero ahora, por vez primera, el espectador podrá verlos jugar, trepar, trapichear, asomarse o esconderse por sus ventanas y puertas. Mientras toda esa acción se produce sobre la fachada, convertida aquí en un lienzo gigante, cuatro bailarines danzan y juegan con las imágenes sobre el escenario. El director, José María Roca, afirma que “la fuerza del realismo de Murillo en sus pinturas de calle les ha facilitado la tarea de imaginar a esos niños en movimiento”. “El montaje tiene tantos lugares a los que mirar que es probable que muchos quieran disfrutarlo en más de una ocasión, una opción que permite su precio, 6 euros, y su duración, en torno a los 35 minutos”, añade.

Éste puede disfrutarse de miércoles a sábado hasta el 28 de julio excepto los días 21 y 22 de junio. Los pases son los miércoles y jueves a las 22:30, viernes y sábados a las 22:30 y 23:30. También este domingo y el 1 de julio a las 22.30.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios