Sevilla

Un foso de seguridad protegerá a la Esperanza de Triana por las noches

  • La hermandad aprovecha las obras de ampliación de la capilla de los Marineros para mejorar los sistemas de protección de sus imágenes

Comentarios 12

La Esperanza de Triana quedará protegida todas las noches en un foso de seguridad cuando se inaugure la nueva capilla de los Marineros, tras las obras que se vienen realizando desde hace más de cinco años, y que concluirán a finales de 2009. Ésta es sólo una de las importantes mejoras con las que contará el nuevo templo de la cofradía de la Madrugada, y que permitirá mediante un mecanismo que la Virgen sea bajada, cada día al cierre del templo, a un habitáculo de seguridad -ubicado bajo su camarín- en el que la imagen quedará guardada herméticamente .

Tras la ampliación, la nueva iglesia contará con tres naves, la de la Virgen, la del Señor de las Tres Caídas y la de San Juan, y tendrá un aforo aproximado de 400 personas, una cantidad que casi triplica la anterior capacidad de la capilla. Esta holgura, permitirá a la hermandad celebrar con mucha más comodidad todos los actos, "aunque los cultos seguirán siendo en Santa Ana como hasta ahora", explica el hermano mayor, Adolfo Vela.

Recientemente, fruto de estas obras, la hermandad ha inaugurado unas nuevas dependencias en un inmueble anexo a la capilla "que han venido a mejorar sensiblemente las anteriores que se encontraban en precario", asegura el hermano mayor. Además, la corporación podrá poner en marcha el Aula de Teología y el Centro Infantil gracias a esta remodelación. El tesoro también ganará en amplitud, por lo que la corporación podrá mostrar con más decoro todos sus enseres, con el paso de misterio de las Tres Caídas expuesto de forma permanente.

Actualmente, el periodo de obras se centra en las fases II y III, concretamente se está actuando en los inmuebles de la calle Pureza 51, 51a y 53 (capilla). En estos días se está picando la solería para dejar una plancha de hormigón, que será la que sirva de improvisado suelo para que la hermandad pueda efectuar sin molestias la estación de penitencia la próxima Semana Santa. También se está procediendo a la realización de rellenos y a la excavación y ejecución tanto de encepados como de losa. Las obras se pararán del viernes 20 de marzo al lunes 20 de abril, para poder realizar con total libertad los actos litúrgicos y la salida procesional de la próxima Madrugada.

El retablo de la Virgen, del siglo XVIII, será restaurado bajo la dirección y el control del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH), una obra que será adjudicada en pocos días.

En cuanto a la celebración del XXV Aniversario de la coronación canónica de la Esperanza, motivo por el que la Virgen saldrá en procesión hacia la Catedral el 31 de mayo para volver el 6 de junio, se ha previsto la interrupción de los trabajos en el periodo comprendido entre el lunes 25 de mayo y el martes 9 de junio.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios