Contenido ofrecido por Clece

Respeto, educación y sensibilización, claves para atajar la violencia de género

  • La empresa Clece ha colaborado, junto a la Oficina del Comisionado para el Polígono Sur, en actividades y acciones conjuntas con los más jóvenes para concienciar sobre la violencia machista

Performance colectiva donde los y las jóvenes realizaron un puzzle con algunas frases de la canción ‘Vete’ de Manuel Carrasco. Performance colectiva donde los y las jóvenes realizaron un puzzle con algunas frases de la canción ‘Vete’ de Manuel Carrasco.

Performance colectiva donde los y las jóvenes realizaron un puzzle con algunas frases de la canción ‘Vete’ de Manuel Carrasco.

En el marco del 25N, Clece participó la semana pasada en las actividades organizadas de manera conjunta por la Oficina del Comisionado para el Polígono Sur, el Ayuntamiento de Sevilla y la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía. En este contexto, el pasado 28 de noviembre, los alumnos de los centros educativos ubicados en el Polígono Sur protagonizaron una marcha reivindicativa con motivo del Día contra la Violencia hacia las Mujeres, repartida en cuatro plazoletas donde sonó la canción 'Vete', de Manuel Carrasco. De manera reivindicativa se formó un puzzle con algunas frases de la letra que el alumnado de los centros educativos participantes habían trabajado previamente en las aulas.

Tanto niños, niñas y jóvenes, asociaciones de mujeres y entidades sociales y vecinales acudieron al evento que reunió a más de 500 asistentes. Durante el mismo se lucieron camisetas con el lema "Mi cuerpo no quiere tu opinión".

En este sentido, Jaime Bretón, comisionado del Polígono Sur, ha destacado que es importante para ellos "la colaboración y el compromiso social de empresas como Clece para contribuir, en este caso, a concienciar a las mujeres del Polígono Sur a no tener miedo a denunciar casos de violencia machista y educar a los más jóvenes en el respeto a las mujeres".

Ha sido positivo, ha enfatizado Bretón, "trabajar con Clece y las distintas entidades de la zona y algunos centros educativos, por lo que esperamos seguir contando con la colaboración de todos para futuros proyectos sociales". Es necesario, ha añadido, "el compromiso social no solo de las administraciones sino, también, del tejido empresarial".

Desde las aulas

Por su parte, Clece también organizó el 3 de diciembre una charla en el IES Antonio Domínguez Ortiz con el objetivo de fomentar la igualdad y romper la brecha que, a día de hoy, sigue existiendo en algunos sectores que se encuentran altamente masculinizados. El alumnado del segundo ciclo de la ESO y de Bachillerato tuvo ocasión de conocer de primera mano la experiencia de dos trabajadoras de Clece que les motivó a continuar sus estudios tras la enseñanza obligatoria.

Se trata de dos mujeres que ocupan un puesto destacado en el área de Seguridad de la empresa, un sector tradicionalmente atribuido a los hombres. Tania González, jefa de Seguridad Delegada de Clece, asume las relaciones con Policía Nacional y Guardia Civil; por su parte, Carmen Gámez, coordinadora de Seguridad, relató a los estudiantes su experiencia tras haber realizado un curso de Vigilante de Seguridad.

Detalle de la camiseta repartida por Clece donde destaca el lema “Mi cuerpo no quiere tu opinión”. Detalle de la camiseta repartida por Clece donde destaca el lema “Mi cuerpo no quiere tu opinión”.

Detalle de la camiseta repartida por Clece donde destaca el lema “Mi cuerpo no quiere tu opinión”.

Ambas insistieron en la importancia de que existan mujeres en este ámbito por su carácter resolutivo y por poseer mayor capacidad de comprensión y empatía en situaciones de alta presión. El mensaje final se basó en normalizar la presencia de mujeres, en aquellos sectores donde no es tan habitual tenerla, con objeto de romper con los estereotipos de género y animar a las chicas y chicos a estudiar siempre aquello que les guste.

La reacción de esta experiencia en los y las jóvenes que asistieron a la charla fue muy positiva. "Ha provocado el entusiasmo y curiosidad, sobre todo, de alumnas que no tenían previsto estudiar siquiera ni grado superior ni carrera", cuenta María de la O Rodríguez Romero, coordinadora del plan de Igualdad del centro educativo.

"Nos ha gustado la dinámica y el producto que Clece ha ofrecido", reconoce Rodríguez. "Se trata de una actividad muy práctica –agradece– que ha hecho reflexionar a los chicos y chicas y sacarles del registro que tienen: la pura adolescencia o el puro absentismo escolar. Es interesante y muy necesario este tipo de acciones que, sin lugar a dudas, volveremos a repetir el próximo año".